Los científicos organizan una huelga por el racismo en la academia

La comunidad científica en Estados Unidos está comenzando a marcar la pauta para la generación de conciencia sobre el racismo imperante en las carreras STEM (acrónimo para ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas en inglés).

Es por este motivo que han decidido comenzar una huelga para protestar por las malas condiciones laborales de sus colegas de color y a formular planes para mayor inclusión.

“Nuestros colegas, en términos generales, dentro de STEM y la academia no participan en el trabajo que se necesita para erradicar el racismo”, dice la astrofísica Brittany Kamai, una de las organizadoras originales de la paralización. “Parte de ese trabajo incluye educarse sobre el racismo, hablar en contra de la discriminación y contratar a más personas negras. Ignorar el problema es problemático, porque los profesionales y académicos de STEM tienen una gran influencia en la configuración del mundo, desde influir en las políticas científicas hasta escribir libros de texto, hacer recomendaciones al Congreso y decidir quién es “lo suficientemente bueno” para unirse a la academia”.

Los datos de hecho son decidores: de todos los científicos e ingenieros en los EEUU, solo el 3 por ciento son hombres negros y solo el 2 por ciento son mujeres negras, según datos de 2015 compilados por la National Science Foundation. Según un estudio de 2019, los estudiantes negros también son más propensos que los estudiantes blancos a abandonar las carreras de STEM y obtener un título en otro campo.

El llamado SHUTDOWN STEM tiene varios recursos sugeridos para las personas que se quieran interiorizar con la protesta, que incluyen:

Recomendaciones del editor