Dura respuesta a polémico plan español para monitorear redes

Una dura respuesta recibió un plan del gobierno español para combatir la desinformación y las fakenews que, entre otras medidas, considera el monitoreo de lo que se publica en las redes sociales.

Denominado “Procedimiento de actuación contra la desinformación”, la iniciativa considera la posibilidad de pedir el apoyo de empresas privadas para identificar y frenar la difusión de mensajes falsos.

El plan, aprobado por el Consejo de Seguridad Nacional de España y que ha sido publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE),  advierte que dado el avance de los medios digitales “resulta imprescindible” establecer mecanismos dirigidos a evaluar la desinformación.

Entre otros organismos, la iniciativa también considera la participación del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), la agencia gubernamental de inteligencia, para verificar la veracidad de los mensajes difundidos en redes sociales.

“Solo humo”

El polémico plan fue recibido con escepticismo por parte de organizaciones de la sociedad civil, pero descartan que se trate de una iniciativa que pueda traducirse en medidas concretas.

El director legal de Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI), Carlos Sánchez Almeida, derechamente ha calificado de “humo” la iniciativa.

Citado por la agencia Europa Press, Sánchez Almeida que el Poder Judicial español sigue siendo el “el único legitimado para poder retirar una noticia de Internet”.

El especialista agregó que el documento solo establece una estructura. “Cualquier intento de censura habrá que debatirlo en el Congreso  (…) Cuando se toque el derecho de la libertad de expresión seremos los primeros en salir a la palestra”, precisó.

Recomendaciones del editor