Vacuna de Oxford brinda respuesta inmune contra el COVID-19

Una vacuna experimental contra el coronavirus desarrollada por científicos de la Universidad de Oxford ofreció resultados seguros y brindó una respuesta inmune, según los resultados del ensayo inicial aplicado a más de 1,000 de personas.

Más de 1,077 adultos sanos de 18 a 55 años participaron en el ensayo de la vacuna AZD1222 entre en abril y mayo de 2020, como parte del ensayo clínico fase uno que llevan adelante el laboratorio AstraZeneca y científicos de la Universidad de Oxford.

Los resultados de la investigación, publicados este lunes 20 de julio en la revista The Lancet, mostraron que la vacuna generó respuestas inmunitarias de anticuerpos y células T por hasta 56 días tras la aplicación de las dosis.

Las células T son cruciales para mantener la protección contra el virus durante años, mientras que los anticuerpos neutralizantes son clave para bloquear la infección. Según los científicos, la respuesta podría ser mayor con una segunda, de acuerdo a SkyNews.

Los especialistas aseguraron que la vacuna provoca un nivel comparable de anticuerpos a los producidos por personas que se recuperaron de una infección por COVID-19, pero que la respuesta de las células T podría brindar protección adicional.

La vacuna de AstraZeneca está entre las principales candidatas para enfrentar la pandemia. También han presentado prometedores avances las desarrolladas por las empresas chinas Sinovac Biotech y Sinopharm, y por la firma estadounidense de biotecnología Moderna.

La vacuna de Oxford está diseñada para reducir la enfermedad y la transmisión.  El fabricante AstraZeneca se ha comprometido a producir 2 mil millones de dosis una vez que finalicen las etapas de prueba.

Efectividad y respuesta inmune

Los primeros ensayos están orientados a evaluar la seguridad de la vacuna y su respuesta inmune, pero no permiten determinar si la vacuna efectivamente protege contra la enfermedad.

Según los investigadores, la vacuna causó efectos secundarios menores como fiebre, escalofríos y dolor muscular en las 500 personas que recibieron las dosis, a diferencia de quienes recibieron una vacuna de control contra la meningitis.

“Estamos viendo una buena respuesta inmune en casi todos. Lo que esta vacuna hace particularmente bien es desencadenar ambos brazos del sistema inmune”, afirmó Adrian Hill, director del Instituto Jenner de la Universidad de Oxford.

La efectividad de la vacuna se evaluará con aproximadamente 10,000 personas en el Reino Unido. Además, los científicos también esperan realizar otra prueba con al menos 30,000 personas en Estados Unidos. Los científicos podrán tener certeza de la efectividad de la vacuna a fines de 2020.

Recomendaciones del editor