Perú comenzó a probar su vacuna para el COVID-19 en alpacas

La carrera de las vacunas para el coronavirus sigue a marcha acelerada en varios países del mundo y uno de ellos es Perú, donde el comienzo de las pruebas ha sido en animales domésticos.

Tal como informa la agencia Efe, este prototipo se comenzó a colocar con éxito primero en gallinas y ahora sumará alpacas.

La compañía Farvet está a cargo de la investigación y desarrollo de esta vacuna, y es una biofarmacéutica dedicada a la manufactura y comercialización de una amplia gama de productos biológicos y farmacéuticos para la industria animal en el Perú y Latinoamérica.

El gerente general de Farvet, Manolo Fernández, explicó que tres ejemplares de alpacas han recibido una inyección de una proteína sintetizada en laboratorio para que el animal genere los anticuerpos específicos contra el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, causante de la pandemia.

Los estudios en estas alpacas libres de patógenos servirán como complemento a otras pruebas que se realizarán simultáneamente en ratones de similares condiciones, para las que se confía en obtener resultados concluyentes que avalen la efectividad de la vacuna. El siguiente paso será probarla en primates.

Las pruebas con estos camélidos típicos del Altiplano durarán unos 28 días, pero cada semana se irá comprobando cuál es la cinética de producción de anticuerpos. Paralelamente se hará lo mismo con los ratones.

“Recién hemos procedido a vacunar tres alpacas como símbolo nacional y para complementar el proyecto de producción de nanoanticuerpos”, dijo el gerente en relación a las alpacas.

La proteína inyectada en alpacas fue diseñada junto al Laboratorio de Bioinformática y Biología Molecular de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), a cargo del doctor Mirko Zimic, que usó varias secuencias del genoma del virus, entre ellas una de Perú de una cepa aislada por el Instituto Nacional de Salud (INS).

Recomendaciones del editor