Mascarillas no afectarían la concentración ni el rendimiento cognitivo

Si bien son un recurso eficiente para reducir el riesgo de contagios por coronavirus, muchas personas pueden sentirse incómodas con las mascarillas, especialmente durante la realización de labores cotidianas.

Para quienes deben trabajar con ellas, una buena noticia.

Un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores del Departamento de Nutrición, Ejercicio y Deporte de la Universidad de Copenhague señaló que el uso prolongado de mascarilla no afecta los indicadores de rendimiento cognitivo.

Los investigadores concluyeron que las mascarillas no perjudican directamente la concentración ni los indicadores de rendimiento cognitivo, pero sí pueden restringir el trabajo físicamente exigente cuando la restricción de la respiración se convierte en un problema.

Sobre el estudio

Los resultados de esta investigación, publicada en el propio sitio de la Universidad de Copenhague, entregan nueva información sobre un campo en el cual no se ha trabajado mucho.

“Utilizamos una configuración experimental, capaz de simular muchas ocupaciones y protocolos utilizados anteriormente para explorar cómo el estrés por calor y la deshidratación deterioran el rendimiento cognitivo y motor”, explica Lars Nybo, profesor de fisiología humana en Copenhague y autor del estudio.

“Aunque el uso prolongado de la máscara en ropa de trabajo normal en un ambiente de estrés por calor aumentó el estrés térmico, no redujo las puntuaciones en ninguna de las tareas cognitivas motoras que completaron los participantes del estudio”, agregó.

Así, entre las medidas fisiológicas, perceptivas y cognitivas, la única que empeoró con el uso de la mascarilla fue la sensación de falta de aire.

Se entiende que muchas personas puedan sentirse incómodas con ellas, especialmente por la sensación de falta de aire asociada a su uso prolongado.

Sin embargo, la mascarilla ha demostrado ser un arma eficiente para combatir el coronavirus y ahora puede seguir siendo utilizada con tranquilidad en el estudio o el trabajo, ya que sabemos que no tendría influencia en la concentración o en nuestro rendimiento cognitivo.

Recomendaciones del editor