Agencia de espionaje de EEUU: el coronavirus no fue creado

Un enorme desmentido realizó la Oficina del Director de Inteligencia Nacional (ODNI) de Estados Unidos en un comunicado. En el escrito, señaló que el coronavirus no fue creado por el hombre ni tampoco fue manipulado genéticamente.

Esta declaración contradice las teorías conspirativas presentadas por activistas y partidarios del presidente Donald Trump, que han sugerido que el COVID-19 fue desarrollado por científicos chinos en un laboratorio gubernamental de armas biológicas, del que luego escapó.

También descarta las versiones del premio Nobel de Medicina 2008, el francés Luc Montagnier, quien deslizó que, teniendo a la vista un estudio de laboratorios indios, el coronavirus pudo ser manipulado y se le pudieron haber agregado secuencias del VIH.

El conocido virólogo afirmó “no tengo idea de quién lo hizo, pero sabemos que fue un trabajo profesional hecho por biólogos moleculares, que insertaron en un coronavirus genes del VIH-1, el virus del sida”.

¿Qué tan efectivos son los rayos UV contra el coronavirus?

Esto fue parte del texto que entregó la ODNI para desmentir estas versiones: “La Comunidad de Inteligencia (IC) también está de acuerdo con el amplio consenso científico de que el virus COVID-19 no fue creado por el hombre ni modificado genéticamente. El IC continuará examinando rigurosamente la información y la inteligencia emergentes para determinar si el brote comenzó a través del contacto con animales infectados o si fue el resultado de un accidente en un laboratorio en Wuhan”.

Una de las teorías a las que adscribió el presidente de Estados Unidos es que el virus se introdujo naturalmente en un mercado de carne de Wuhan o que podría haberse escapado de uno de los dos laboratorios gubernamentales de la misma ciudad, donde se estarían realizando investigaciones civiles sobre posibles peligros biológicos.

La postura oficial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) al respecto es que el coronavirus se originó en animales en China a fines de 2019 y no fue manipulado ni fabricado en un laboratorio.

De todas maneras, este es un buen desmentido oficial, sobre todo en momentos en que vuelven a circular disparatadas teorías sobre cómo se originó la pandemia y cómo se fue traspasando entre los humanos.

Recomendaciones del editor