Coronavirus: desarrollan un método de detección más barato y eficaz

Un grupo de investigadores del Instituto Karolinska de Suecia ha desarrollado un método más rápido, barato y preciso para detectar el COVID-19, según un artículo de EurekAlert!.

Este hallazgo permitiría ampliar los diagnósticos, pero también incentivaría la aplicación de este método de detección en lugares que cuenten con recursos limitados.

“Empezamos a trabajar en el desarrollo de un método de pruebas fácilmente disponible tan pronto como vimos los avances en Asia y el sur de Europa, y antes de que la situación llegara a un punto de crisis en Suecia”, explica Bjorn Reinius, investigador principal y jefe de investigación del Departamento de Bioquímica Médica y Biofísica del Karolinska.

“Nuestro método ya estaba efectivamente terminado a finales de abril, y entonces pusimos todos los datos a disposición de forma gratuita en línea”, agrega.

El estudio ha sido publicado en Nature Communications.

Método más sencillo y directo

Las pruebas de diagnóstico para COVID-19 se basan en la detección de ARN viral en las muestras de pacientes, ya sea a través de hisopos nasales o de garganta.

Luego, estas moléculas del ARN deben extraerse y purificarse, proceso que requiere de una gran cantidad de equipo y logística, junto con costosos compuestos químicos.

El grupo de investigadores ha desarrollado un método que elude el procedimiento de extracción de ARN.

Así, una vez que la muestra ha sido inactivada a través de un calentamiento que hace que las partículas del virus ya no sean infecciosas, se puede proceder directamente a la reacción de diagnóstico que detecta la presencia del virus.

Getty Images/Digital Trends Graphic

El sistema de inactivación del virus sería una de las claves de este procedimiento junto con una nueva formulación de la solución utilizada para recoger y trasladar el material de muestra tomado en los pacientes.

“Al sustituir el tampón de recogida por formulaciones de tampón simples y baratas, podemos permitir la detección viral con alta sensibilidad directamente de la muestra clínica original, sin pasos intermedios”, agrega Reinius.

Los alcances de este hallazgo entusiasman a los investigadores del estudio.

“Gracias al bajo coste y a la simplicidad del método, se convierte en una opción especialmente atractiva en sitios y situaciones con recursos limitados pero con una necesidad imperiosa de probar para COVID-19”, finaliza.

Recomendaciones del editor