AstraZeneca reconoce fracaso de su tratamiento contra el COVID-19

La compañía farmacéutica AstraZeneca señaló que un estudio de su tratamiento con anticuerpos monoclonales, AZD7442, no cumple con el objetivo principal de prevenir el COVID-19 sintomático en personas expuestas recientemente al coronavirus.

De acuerdo con la firma, los participantes del ensayo eran adultos no vacunados mayores de 18 años con exposición confirmada a una persona con el virus en los últimos ocho días.

Así, AZD7442, redujo el riesgo de desarrollar COVID-19 sintomático en 33 por ciento en comparación con un placebo, lo que no es estadísticamente significativo de acuerdo según la compañía.

“Si bien este ensayo no alcanzó el criterio de valoración principal contra la enfermedad sintomática, nos alienta la protección observada en los participantes con PCR negativo después del tratamiento con AZD7442”, señaló Mene Pangalos, vicepresidente ejecutivo de AstraZeneca.

El tratamiento, que se encuentra en la fase tres de los ensayos clínicos, la última antes de recibir la autorización comercial, prometía otorgar una inmunidad contra el coronavirus más efectiva incluso que la conferida por las vacunas a personas que no pueden ser vacunadas.

La compañía también estudia el tratamiento en un ensayo de pacientes preexpuestos y para prevenir enfermedades más graves.

La terapia con anticuerpos monoclonales pertenece a una clase de medicamentos que imitan los anticuerpos naturales que produce el cuerpo para combatir la infección.

“Esperamos los resultados de PROVENT, nuestro ensayo de prevención de preexposición, y TACKLE, nuestro ensayo de tratamiento para prevenir enfermedades más graves, para comprender el papel potencial de AZD7442 en la protección contra COVID-19”, precisa Pangalos.

Recomendaciones del editor