Samsung y Stanford crean una pantalla ultranítida de 10,000 ppi

Ingenieros de Samsung, en colaboración con investigadores de la Universidad de Stanford, desarrollaron una pantalla OLED ultranítida que admite resoluciones de hasta 10,000 píxeles por pulgada (ppi).

A modo de comparación, las resoluciones de los teléfonos más modernos son de alrededor de 500 ppi.

La nueva tecnología podría usarse en televisores, teléfonos y dispositivos de realidad virtual o aumentada.

El avance se basa en una investigación del científico de materiales de la Universidad de Stanford, Mark Brongersma, que inicialmente quería crear un panel solar ultradelgado.

“El campo de la fotónica a nanoescala sigue trayendo nuevas sorpresas y ahora estamos comenzando a impactar tecnologías reales. Nuestros diseños funcionaron muy bien para las células solares y ahora tenemos la oportunidad de impactar en las pantallas de la próxima generación”, señaló.

Además de tener una densidad de píxeles récord, las nuevas pantallas OLED “metafotónicas” también serían más brillantes y tendrían una mejor precisión de color. Incluso serían mucho más fáciles y rentables de fabricar.

Esta pantalla de ultra resolución podría ser especialmente útil para las tecnologías de realidad virtual y aumentada, porque la alta densidad de píxeles da como resultado imágenes más realistas. Jessica Lewis/Unsplash

Colorida innovación

Hay que recordar que OLED viene de las siglas en inglés Diodos Orgánicos de Emisión de Luz. En el corazón de una pantalla OLED, estos materiales orgánicos emisores de luz están intercalados entre electrodos altamente reflectantes y semitransparentes. Estos electrodos permiten la inyección de corriente en el dispositivo.

Cuando la electricidad fluye a través de un OLED, los emisores emiten luz roja, verde o azul. Además, cada píxel de una pantalla OLED se compone de subpíxeles más pequeños que producen estos colores primarios.

La innovación crucial detrás del panel solar y del nuevo OLED —de Stanford y Samsung— es una base de metal reflectante con corrugaciones a nanoescala (más pequeñas que microscópicas), llamada metasuperficie óptica.

Esta metasuperficie puede manipular las propiedades reflectantes de la luz y así permitir que los diferentes colores resuenen en los píxeles. Estas resonancias son clave para facilitar la extracción de luz efectiva de los OLED. “Esto es similar a la forma en que los instrumentos musicales usan resonancias acústicas para producir tonos hermosos y fácilmente audibles”, aseguró Brongersma.

Recomendaciones del editor