Skip to main content

QLED vs. OLED TV: ¿en qué se diferencian? ¿Cuál es mejor?

Si vas a empezar a buscar tu próximo televisor, es seguro que te vas a encontrar con dos acrónimos que siempre aparecen cuando se trata de tipos de televisores: QLED y OLED. Y aunque la tecnología de TV más nueva como QD-OLED de Samsung (más sobre esto a continuación) ha llamado la atención últimamente, por ahora, los televisores QLED y OLED todavía llevan la delantera. Pero ¿cuál es la diferencia entre ellos? ¿Quién gana en la disputa entre QLED vs. OLED?

Empresas como Samsung, TCL y Hisense promocionan el increíble brillo de sus televisores QLED, mientras que LG, Sony, Panasonic y otras se jactan del impresionante contraste y los niveles de negro de sus televisores OLED.

¿Se trata simplemente de un caso en el que las empresas de electrónica utilizan terminología sofisticada para promocionar sus productos, o existen diferencias reales entre los televisores QLED y OLED? ¡Te ayudamos a averiguarlo!

(Spoiler: es OLED TV, pero con algunas advertencias que se deben tener en cuenta).

Revisa también aquí nuestra guía con los mejores televisores que puedes comprar, los mejores altavoces Bluetooth y los mejores refrigeradores del mercado.

Qué son QLED y OLED TV

QLED vs. OLED | Samsung QN90A Neo QLED vs. LG C1 OLED

Lo primero: OLED es similar a QLED en el sentido en que se basa en una pantalla LED, aunque la composición interna es algo diferente: los televisores QLED funcionan con los puntos cuánticos iluminados por un LED brillante que está tras ellos, en circunstancias que los OLED están compuestos por millones de diodos orgánicos y emisores de luz individuales. Dicho esto, ambas tecnologías entregan resultados fantásticos, aunque el QLED sobresale un poco más.

Vamos a analizarlos un poco más en detalle, para que así la próxima vez que entres en una tienda no sientas que el vendedor te está hablando en un idioma desconocido.

¿Qué es QLED?

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

QLED significa diodo emisor de luz cuántico, por sus siglas en inglés. En un lenguaje no geek, eso quiere decir que un televisor QLED es como uno LED normal, salvo que usa pequeñas nanopartículas llamadas puntos cuánticos para el brillo y color. La tecnología fue presentada inicialmente por Sony en 2013, pero poco después, Samsung comenzó a vender sus televisores QLED y estableció una asociación de licencias con otros fabricantes, por lo que ahora vemos varias marcas que los ofrecen como Sony, Vizio, Hisense y TCL.

A pesar de lo geniales que son los puntos cuánticos, un televisor QLED todavía produce luz más o menos de la misma manera que un LED normal, utilizando una luz de fondo compuesta por cientos (o en algunos casos miles) de luces LED, que están detrás de un panel LCD. Son estos LED los que le dan su nombre a los televisores LED (y QLED).

Curiosamente, fue el uso de QLED como término de comercialización lo que empezó una guerra entre LG y Samsung en 2019. En una queja ante la Comisión de Comercio de Corea del Sur, LG aseguró que los llamados televisores QLED de Samsung en realidad no eran televisores QLED. Eso porque de acuerdo a LG, un verdadero televisor QLED utiliza LEDs de puntos cuánticos que emiten su propia luz y no la luz de fondo LED que utiliza Samsung.

Como represalia, Samsung dijo a la comisión que estaba molesta con todos los anuncios que LG estaba transmitiendo, en los que la empresa atacaba a los televisores QLED de Samsung.

Al final la comisión apoyó a Samsung, pero con una estipulación: en el futuro Samsung tenía que aclarar que sus televisores QLED usan una luz de fondo.

El panel LCD está compuesto, esencialmente, de millones de pequeños obturadores que se abren y cierran rápidamente y que junto a los filtros de color crean la imagen que ves, dejando que la cantidad justa de luz y color lleguen a tus ojos. Es un sistema inteligente, pero se basa en una combinación de atenuación de las luces de fondo LED y el uso de los obturadores para bloquear la luz restante para producir negros en la pantalla.

¿Qué es OLED?

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

OLED significa diodo orgánico emisor de luz, por sus siglas en inglés. Sorprendentemente, la parte del “diodo emisor de luz” no tiene nada que ver con una luz de fondo LED como los televisores QLED y LED. Más bien se refiere a que cada píxel en un televisor OLED es también una pequeña, muy pequeña luz LED, pero increíblemente delgada y capaz de producir luz y color en un solo elemento. En otras palabras, los televisores OLED no necesitan luz de fondo, porque cada píxel produce su propia luz. Si deseas impresionar a tus amigos, puede utilizar un término industrial para este tipo de pantallas: “Emisivo”.

Hay varias ventajas en este diseño, pero la mayoría concordará en que cuando se trata de televisores OLED, la mayor ventaja es el excelente nivel de negro logran. A diferencia de los QLED o LED que atenúan su luz de fondo y bloquean lo que queda para las escenas oscuras, un OLED simplemente apaga el píxel. Cuando el píxel está apagado, no emite luz ni color, lo que lo hace lo suficientemente oscuro. También es más fácil crear una pantalla OLED flexible, razón por la que LG, uno de los pioneros, ha desarrollado varios televisores que se enrollan para desaparecer por completo.

Actualmente, solo una empresa fabrica paneles de TV OLED: LG Display. Los vende a su compañía hermana, LG Electronics, que los usa para construir algunos de los mejores televisores que puedes comprar. Pero LG Display también los comercializa con Sony, Philips y Panasonic, por lo que también verás televisores OLED de estas marcas. Aunque los paneles son esencialmente idénticos, el procesamiento de imágenes varía según la compañía, por lo que notarás diferencias significativas en la calidad de imagen.

¿Qué pasa con mini-LED?

A finales de 2019, TCL comenzó a vender la Serie 8, los primeros televisores QLED alimentados por un sistema de retroiluminación mini-LED. Los mini-LED son pequeños en comparación con los LED normales. Esto significa que un televisor QLED que normalmente solo puede acomodar cientos de LED, ahora puede acomodar decenas de miles de mini-LED. ¿El resultado? Más control sobre la retroiluminación, lo que lleva a niveles de negro que se acercan mucho más a OLED que cualquier otra pantalla.

La tecnología mini-LED todavía está en pañales, pero si TCL y otras compañías continúan mejorando (lo que sin duda harán),  la tecnología tiene el potencial de mejorar la calidad de imagen QLED con un precio que debería ser considerablemente menor que los OLED.

Y no hay que olvidar el micro-LED. Conceptualmente parecido a la tecnología mini-LED, estos son incluso más pequeños que los mini-LEDs. Samsung causó revuelo en el CES del año pasado con el anuncio de The Wall, una pantalla micro-LED casi libre de biseles disponible en múltiples (inmensos) tamaños. Anunciada como parte del CES 2021, la línea The Wall de Samsung recibió un rediseño aún más delgado (24.9mm de ancho) y una multitud de nuevos tamaños que van desde las 32 hasta las 75 pulgadas.

QLED vs. OLED

Comencemos por examinar cómo estas dos tecnologías compiten en términos de contraste, ángulo de visión, brillo y otras consideraciones de rendimiento como tiempo de respuesta y esperanza de vida, todos factores importantes cuando estás desembolsando hasta $6,000 por un televisor de gama alta.

Niveles de negro y contraste

La capacidad de una pantalla para producir negros profundos y oscuros es posiblemente el factor más importante para lograr una calidad de imagen superior. Los negros más profundos permiten un mayor contraste y colores más ricos y, por lo mismo, una imagen más realista y deslumbrante. Cuando se trata de niveles de negro, OLED reina como el campeón indiscutible — debido a su capacidad para volverse completamente negro cuando así lo necesita.

Un televisor LG 8K muestra una amplia paleta de colores.
Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

En contraste, los televisores QLED son obligados a bajar la intensidad de sus luces de fondo LED y bloquear la luz restante, algo que es muy difícil de hacer a la perfección. Esto puede causar algo llamado “sangrado de luz”, ya que la luz se derrama en la que se supone sería una sección negra de la pantalla.

¿Pero esto se nota? Definitivamente. Si estás viendo una película de acción intensa y dos personajes están corriendo a través de un estacionamiento en la noche, por ejemplo, puedes notar un ligero brillo en las partes de la escena que se supone son completamente negras, o en las franjas en la parte superior e inferior de la pantalla cuando estás viendo una película con una relación de aspecto mayor a 16:9.

Como lo señalamos antes, las luces de fondo de los mini-LEDs son una forma en la que los fabricantes de televisores QLED están tratando de mejorar esta situación. Esto tiene un verdadero potencial, pero pero no estamos completamente listos para declarar que esto vencerá al formato OLED.

Por ahora, OLED sigue en la cima. Si un píxel no está recibiendo electricidad, no produce ninguna luz y por lo tanto permanece completamente negro.

Ganador: OLED

Brillo

Los televisores QLED tienen una ventaja considerable cuando se trata de brillo. Debido a que usan luces de fondo separadas estas luces de fondo LED pueden generar un brillo increíble. Agrega la capacidad de los puntos cuánticos para maximizar esa luz al producir tonalidades más brillantes en el espectro de color sin perder saturación y con esto obtienes una imagen que es más que brillante para ser vista con claridad incluso en las habitaciones más brillantes.

Una mujer muestra un televisor Samsung QLED
Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

Los páneles no pueden competir en base a un brillo puro. Sus píxeles individuales emisores de luz no pueden producir la misma cantidad de luz. En una habitación oscura, este no es un problema. De hecho, argumentaríamos que esto es preferible porque el OLED puede obtener el mismo contraste con menos brillo, haciendo que ver el televisor en una habitación oscura sea una experiencia menos molesta para la retina. Pero en ambientes bien iluminados, o en donde entra mucha luz natural por la ventana, los televisores QLED son más fáciles de ver, especialmente si estás reproduciendo contenido HDR bajo estas condiciones.

Los paneles OLED se han vuelto más brillantes con el paso de los años, pero aún no pueden igualar a los televisores QLED.

Ganador: QLED

Espacio de color

OLED solía dominar esta categoría, pero los puntos cuánticos, al mejorar la pureza de la luz de fondo, han permitido a los televisores QLED aumentar la precisión del color, el brillo y el volumen del color, de acuerdo a Samsung, que asegura que un rango más amplio de colores mejor saturados con niveles de brillo extremo es una ventaja.

Aunque no se puede negar el hecho de que los QLEDs producen colores fantásticos, todavía tenemos que ver que los colores mejor saturados con los niveles de brillo de la noche producen una verdadera ventaja en situaciones de visión normales. por eso por ahora vamos a declarar un empate. Necesitaremos ver una evidencia tangible para declarar al QLED como ganador.

Ganador: empate.

Tiempo de respuesta, retraso en la entrada y tasa de refresco

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

El tiempo de respuesta se refiere al tiempo que necesita un píxel para pasar de un estado a otro. Mientras más rápido sea el tiempo de respuesta, más nítida será la imagen, en especial durante las escenas de acción. Aunque es probable que haya un tiempo de respuesta que el ojo humano no puede notar, sabemos por medidas estandarizadas que los televisores OLED son más rápidos que los QLED.

Los tiempos de respuesta típicos de los QLED varían entre dos y ocho milisegundos, lo que suena muy bien hasta que te das cuenta que el tiempo de respuesta de los OLED es de aproximadamente de 0.1 milisegundos.

Por otra parte, el retraso en la entrada se refiere al retraso entre realizar una acción (como presionar un botón en el control de un juego) y ver el resultado de esa acción en pantalla. De tal manera, el retraso en el tiempo de entrada solo es de interés para los gamers, este no tiene para nada un efecto notable en la visión pasiva del contenido.

Además, la cantidad de retraso de tiempo que experimentas tiene poco que ver con una tecnología de pantalla sobre la otra, pero sí tiene más que ver con cómo el procesamiento de la imagen sucede en tu televisor detrás de las escenas. Tanto los televisores QLED como los OLED pueden logar niveles muy bajos de retraso de tiempo si desactivas todos los procesos de video extra o si usas el Modo Juego del televisor, que logra hacer lo mismo.

La tasa de refresco es otra categoría que importa inherentemente más a los gamers que a los televidentes casuales. La tasa de refresco es el número de veces por segundo que el televisor actualiza lo que está apareciendo en la pantalla. Esto está muy relacionado con la tasa de fotogramas, que es el número de veces que tu programa de televisión, película, o video juego envía una nueva actualización a tu televisor.

Mientras estas dos tasas estén cerca en múltiplos uno del otro, por ejemplo una tasa de fotogramas de 30 FPS y una tasa de refresco del doble de esa cantidad (60 Hz), nunca notarás un problema. Y como el contenido regular de televisión como películas y programas de televisión siempre se transmiten a tasas de fotogramas consistentes, esto difícilmente va a ser un problema.

Pero algunos juegos de consolas o PCs cambiarán su tasa de fotogramas de una escena a otra. Para hacer que todo se vea como debería verse, los televisores necesitan una función llamada Tasa de Refresco Variable (VRR por sus siglas en inglés). Esto permite que tu televisor altere su tasa de refresco nativa para igualar estos cambios en la tasa de fotogramas. Si tu televisor no soporta el VRR, esto puede causar el nada deseado efecto de que la pantalla moleste a tu vista cuando esta se usa con el tipo de juego que requiere VRR.

Puedes encontrar modelos VRR tanto en televisores QLED como OLED y este año verá mucho más saliendo al mercado. En la actualidad, puedes encontrar televisores VRR de Samsung, Sony y LG. Si eres un gamer en PC quien quiere un experiencia de juegos en pantalla gigante, la compatibilidad VRR es una característica clave que hay que buscar.

Dada la superioridad imbatible de los OLED en el tiempo de respuesta y en la tasa de refresco, es el vencedor en esta categoría.

Ganador: OLED

Visión desde ángulos

OLED, de nuevo, es el ganador aquí. Con las pantallas QLED, el mejor ángulo de visión está en el centro muerto, y la calidad de la imagen disminuye —tanto en color como en contraste— cuanto más se mueve uno de lado a lado, o hacia arriba y hacia abajo. LG produce un tipo de panel LCD conocido como IPS que tiene un mejor rendimiento de ángulo descendente que los paneles LCD de tipo VA, pero todavía no es competencia para la tecnología OLED.

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

Las pantallas OLED se pueden ver sin degradación de la luminancia en ángulos de visión drásticos: hasta 84 grados. Algunos televisores QLED han mejorado en términos de ángulo de visión, pero OLED mantiene aún una ventaja considerable.

Ganador: OLED

Tamaño

OLED ha recorrido un largo camino en esta categoría. Cuando la tecnología aún era incipiente, las pantallas OLED alcanzaban un máximo de 55 pulgadas. Hoy, un OLED de 88 pulgadas está disponible, pero solo a un gran costo el precio de $30,000 los pone fuera del alcance de casi todos. La tecnología QLED es más fácil y menos costosa de producir en tamaños más grandes. El televisor Q900TS 8K de 85 pulgadas de Samsung cuesta solo $7,000 dólares, aunque el modelo más grande al consumidor en la actualidad mide 98 pulgadas.

Ganador: QLED

Esperanza de vida

LG dice que tendrías que ver los televisores OLED cinco horas al día durante 54 años, antes de que caigan a un 50 por ciento en el brillo. Aún no podemos saber si eso es verdad, ya que recordemos que los televisores OLED apenas salieron al mercado en el 2013. Por ese motivo, y solo por ese motivo, otorgaremos esta categoría a QLED, ya que son los únicos que tienen un historial probado.

Ganador (por ahora): QLED

Pantalla quemada (o Burn-In)

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

Tanto los televisores QLED como OLED ocasionalmente pueden exhibir algo llamado retención de imagen. Esto sucede cuando un televisor temporalmente sigue mostrando una parte de una imagen después de que la original ha desaparecido. Esta se presenta casi siempre como una sombra, si alguna vez se presenta.

Cuando ocurre una retención de imagen, esta es el resultado de tener el mismo elemento visual en pantalla por largos periodos de tiempo. Los logos de los canales de televisión en las esquinas de la pantalla son conocidos por causar esto, igual que los video juegos que presentan los mismos elementos de la interfaz durante el tiempo de juego.

La retención de imagen típicamente desaparece por sí sola una vez que cambias a otro tipo de contenido que no presenta los elementos que causan este problema en la pantalla.

Debido a su naturaleza autoemisora, los televisores OLED también son susceptibles a la más rara versión permanente de retención de imagen, que es conocida como «burn-in» o pantalla quemada. Esto es causado cuando uno o más píxeles OLED tienen su brillantez normal disminuida en forma permanente a un estado más bajo. La única solución para esto es reducir el resto de los píxeles al mismo estado, pero eso con dificultad es una buena solución.

Para una garantía absoluta de que no vas a experimentar una pantalla quemada, tu mejor apuesta es un televisor QLED.

LG, como el mayor fabricante de televisores OLED, reconoce reconoce el potencial de la retención de imagen en sus manuales de usuario de sus televisores OLED, pero dice que bajo condiciones normales esto no debería suceder.

Entonces, ¿cuáles son las condiciones “normales” para ver la televisión? Bueno, para empezar, mantener tu televisor en el mismo canal 10 horas al día, durante dos meses seguidos, no es normal. Uno de nuestros lectores hizo esto viendo el canal MSNBC en su televisor LG C8 OLED, lo que ocasionó lo que él dice es una sombra de pantalla quemada en una porción del logo del pavorreal de MSNBC del gráfico “Live” que confrecuencia acompaña al logo en la esquina inferior derecha de la pantalla.

¿Debería esto hacer que no compres un televisor OLED? Definitivamente no. Pero si vas a elegir un televisor para tenerlo como una pantalla de comerciales en una tienda, o quizá en una sala de espera, o si crees que lo vas a usar para jugar el mismo video juego exclusivamente durante meses, esto en definitiva es algo con lo que hay que tener cuidado.

Para una garantía absoluta de que no vas a experimentar una pantalla quemada, tu mejor apuesta es un televisor QLED.

Ganador: QLED

Consumo de energía

Los paneles OLED son extremadamente delgados, y no requieren luz de fondo. Como tales, los televisores OLED son más ligeros y más delgados que los televisores QLED. También requieren menos energía, haciéndolos más eficientes.

Ganador: OLED

Comodidad para la vista

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

En la era de los televisores de la actualidad, es posible pasar horas viendo las pantallas con solo algunos descansos.. La fatiga visual es un síntoma real de esta acción y casi siempre es causado por la producción excesiva de la luz azul. Los televisores basados en LCD tienden a mostrar una luz azul más intensa que cualquier otro formato y esto es cierto incluso en escenas que que no presentan muchas sombras. Ve demasiado lejos y tus ojos irritables podrían causar insomnio, que por sí mismo puede contribuir una serie de problemas de salud. Es por eso que los fabricantes de televisores OLED, principalmente LG, buscan ahora la certificación Ocular Guard para sus paneles.

Creada por la firma alemana de pruebas de seguridad TÜV Rheinland y anteriormente comercializada bajo el nombre menos interesante “Eye Comfort Display”, la certificación Ocular Guard prueba una variedad de elementos en los televisores para determinar si son demasiado severos con los ojos.

En teoría, los televisores OLED deberían ofrecer más comodidad a los ojos que los QLED y que cualquier otra pantalla basada en LCD, debido a que los televisores OLED producen mucho menos luz azul que los televisores QLED iluminados con luz de fondo LED. Esto no es nada que un par de lentes especiales no pueda controlar, pero si te quieres asegurar de tener la mejor experiencia posible para ver el televisor sin la necesidad de comprar unos lentes nuevos, OLED es tu mejor opción.

Ganador: OLED

Precio

Antes, esta categoría hubiese sido ganada fácilmente por los QLED, pero los televisores OLED han bajado de precio, y ya que estamos hablando de alta una calidad superior, los televisores QLED comparables vienen a costar más o menos lo mismo. El 2021 ha sido un gran año para los televisores. Samsung, Sony y LG tienen nuevos televisores premium llegando a las tiendas, que presentan pantallas OLED más brillantes, procesamiento de imagen mejorado y rediseños estéticos para The Wall TV de Samsung.

Si vas a comprar un televisor y ves los QLED en oferta —y algunos de ellos tienen descuentos increíbles— ten en mente que a diferencia de los televisores OLED, hay una gran variedad en la calidad de imagen en los QLED porque hay muchas más variables en sus diseños, procesamiento de imagen y fabricación. Solo los QLED de la gama más alta son equivalentes a los OLED en calidad de imagen.

Nuestro ganador sigue siendo QLED, porque en función del precio por pulgada de tamaño de pantalla, sigue siendo más asequible, aunque esa brecha se reduce cada año.

Ganador: QLED

En definitiva

Ambas tecnologías son impresionantes a su manera, pero como estamos aquí para elegir un ganador, por el momento nos decantamos por OLED. Con un mejor rendimiento en las categorías que la mayoría notará mientras ve programas de televisión y películas, es la mejor calidad de imagen que puede comprar.

En el papel, QLED aparece en la parte superior, brindando un brillo más alto, una vida útil más larga, tamaños de pantalla más grandes y precios más bajos. OLED, por otro lado, tiene un mejor ángulo de visión, niveles de negro más profundos, usa menos energía y podría ser mejor para tu salud. Sin embargo, ambas tecnologías son fantásticas, por lo que elegir entre ellos puede ser algo más subjetivo: QLED es el mejor en todos los aspectos, pero OLED sobresale si puedes controlar la iluminación de tu habitación.

De todos modos, tampoco te equivocarás… hasta que llegue la próxima generación de tecnología de visualización. La Mini-LED, por ejemplo, parece una forma prometedora para que los televisores QLED ofrezcan mejores niveles de negro.

Samsung también está trabajando en la tecnología de puntos cuánticos incrustados en los panales OLED para crear un nuevo tipo de televisor: QD-OLED, que podría crear un televisor con lo mejor de dos mundos. Pero como eso es probable que llegue dentro de unos cuantos años, todavía tendremos que esperar y ver. Lo que sabemos es que la compañía está trabajando en serio, ya que está duplicando sus planes con una inversión de 11,000 millones de dólares. Observaremos de cerca el desarrollo para ver cómo evoluciona esta tecnología.

Y una última cosa: QD-OLED

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

Y ahora que hemos resaltado las diferencias entre QLED y OLED, hay una cosa más que debes considerar: QD-OLED.

Como sugiere el nombre, QD-OLED es un híbrido de tecnologías OLED y QLED que utiliza material OLED como fuente de luz y, por lo tanto, mantiene todas las ventajas de OLED, pero reemplaza el filtro de color de un televisor OLED convencional con puntos cuánticos. Esto crea una pantalla increíblemente brillante, bellamente colorida y profundamente negra. ¿Tienes curiosidad por saber cómo funciona esto? Aquí te contamos todo lo que necesitas saber.

En términos de disponibilidad, actualmente hay dos televisores QD-OLED increíbles en el mercado, el impresionante S95B de Samsung y el A95K de Sony (ambos disponibles en tamaños de 55 y 65 pulgadas); este último es el mejor televisor que hemos revisado. Punto . Y para los fanáticos de los juegos de nuestros lectores, también está el monitor Dell Alienware QD-OLED de 34 pulgadas.

En pocas palabras, las tres pantallas ofrecen algunas de las mejores capacidades de brillo, color, contraste y movimiento que encontrará en este momento.

Daniel Matus
Ex escritor de Digital Trends en Español
Daniel es un editor-anterior en DTES
LG lanza su televisor OLED inalámbrico M4 para jugadores
lg oled inalambrico m4

LG
LG ha anunciado que la última generación de su televisor OLED inalámbrico, el LG OLED evo M4 (anunciado originalmente en CES), comenzó su lanzamiento oficial el 1 de julio.

El nuevo modelo viene con dos grandes cambios que podrían hacer que encuentre un hogar en los hogares donde los juegos son una gran parte de la mezcla de entretenimiento. La primera es la adición de video 4K a 144Hz. Si bien eso no significará mucho para las personas que ven principalmente películas y programas de televisión, es un cambio significativo para los jugadores que disfrutan de títulos de alta velocidad de fotogramas. Con soporte nativo para una frecuencia de actualización de 144 Hz, estos juegos se verán aún más fluidos que en el OLED evo M3, que alcanzó un máximo de 4K / 120 Hz. Solo ten en cuenta que el M4 más grande, el modelo de 97 pulgadas, todavía está limitado a 4K / 120Hz.

Leer más
¿Tienes una Google TV? Así puedes ver sus casi 800 canales gratis
Televisor montado en una pared amarilla sobre consola de la sala para explicar qué es Android TV.

Hay dos noticias. La buena es que si tienes una Google TV, es decir, una televisión inteligente de marcas como Sony, TCL, Hisense o Philips, o simplemente si tienes un Chromecast con Google TV (los Chromecast con control remoto) puedes tener acceso a la función Live, donde tendrás acceso a unos 800 canales que Google llama FAST, siglas de Free Ad-Supported Television. En pocas palabras, canales gratuitos de televisión con comerciales. Sí, internet descubrió la televisión.

La mala noticia es que, por ahora, esta función solo está disponible en Estados Unidos. No obstante, si te ubicas en algún otro país y tienes una VPN, puedes tener acceso a estos canales.
¿Cómo descargar los canales gratis de Google TV?

Leer más
Amazon revive el Echo Spot con un nuevo look antes del Prime Day
amazon echo spot revive 2024

Amazon
Prime Day está a la vuelta de la esquina el 16 y 17 de julio, pero Amazon está iniciando las festividades de verano con el lanzamiento del Echo Spot, una versión actualizada del antiguo reloj despertador inteligente que está repleto de nuevas funcionalidades. Con una pantalla personalizable, soporte para Alexa y un altavoz incorporado, es el compañero ideal para una mesita de noche. El reloj despertador inteligente ahora está disponible por $ 80, aunque los miembros Prime pueden obtenerlo por solo $ 45 hasta el 17 de julio.

El Echo Spot utiliza un atractivo diseño circular que se divide en dos partes. La mitad superior es la pantalla personalizable, que admite varios colores diferentes y le permite configurar alarmas rápidamente, verificar el clima o acceder a sus muchas otras aplicaciones. La mitad inferior alberga el altavoz de 1,73 pulgadas, lo que le permite reproducir música o responder a sus comandos de voz.

Leer más