Crean pinza robótica inspirada en la trompa de los elefantes

Un equipo de investigadores de Australia desarrolló una pinza robótica inspirada en la trompa de un elefante, con la capacidad de recoger y soltar objetos, incluso cuando están en espacios reducidos.

La idea de los científicos era recrear las habilidades agarre de los elefantes y otros animales, como las serpientes pitones o los pulpos, que son capaces de sujetar objetos usando sus partes del cuerpo enrolladas.

Estos animales son capaces de lograrlo gracias a una combinación de órganos muy sensibles, el sentido del tacto y la fuerza de miles de músculos rígidos sin huesos.

La trompa de un elefante, por ejemplo, tiene hasta 40,000 músculos.

“Los animales como un elefante, una pitón o un pulpo utilizan las estructuras suaves y continuas de sus cuerpos para agarrar los objetos mientras aumentan el contacto y la estabilidad; les resulta fácil explorar, agarrar y manipular objetos”, explicó el investigador Thanh Nho Do, de la Universidad de Nueva Gales del Sur de Australia (UNSW).

Cómo funciona la pinza

Una pinza robot inspirada en elefantes
UNSW

Según New Atlas, La pinza está hecha de tela suave y utiliza un sistema hidráulico miniaturizado para agarrar objetos de diferentes tamaños y pesos.

Se puede usar para recoger objetos más toscos con agujeros, como una taza con asa, pero también es lo suficientemente delgado como para recuperar elementos de espacios reducidos, como un bolígrafo del interior de un tubo hueco.

“Este dispositivo también tiene un sensor de fuerza en tiempo real mejorado que es 15 veces más sensible que los diseños convencionales y detecta la fuerza de agarre necesaria, para evitar daños a los objetos que está manipulando”, explicó Do.

Agregó que también cuenta con un mecanismo término, que permite cavar su estado de flexible a rígido, para agarrar y sostener objetos de diversas formas y pesos hasta 220 veces más pesados ​​que la pinza.

De hecho, en las pruebas, la pinza prototipo tenía un peso de 8.2 gramos (0.3 oz) y fue capaz de levantar un objeto de 1.8 kilos (4 libras).

Los investigadores esperan que la tecnología esté disponible comercialmente en 12 a 16 meses.

Recomendaciones del editor