Este diseñador revive a emperadores romanos con IA

La inteligencia artificial ofrece múltiples e increíbles usos, desde detectar tumores cerebrales hasta identificar aves o rastrear todas las emisiones de CO2 del mundo. Y también otros más lúdicos pero no por ello menos sorprendentes: es el caso del diseñador Daniel Voshart que, con esta tecnología y la ayuda del Photoshop, reproduce las caras de los emperadores romanos en realistas imágenes.

Aficionado a colorear estatuas antiguas, gracias a este trabajo podemos conocer a estos protagonistas de la Historia de una forma más cercana, como se verían si vivieran actualmente. “Lo que estoy haciendo es una interpretación artística de una interpretación artística”, explica Voshart a The Verge.

recreación de emperadores romanos realizada por el diseñador Daniel Voshart

Con la posibilidad de comprarlos a través de su web, los retratos fotorrealistas lanzados dan vida a 54 gobernadores romanos que vivieron entre el 27 a. C. y el 285 d. C. Para crearlos, el diseñador utiliza principalmente una potente herramienta de red neuronal llamada Artbreeder, la cual permite mezclar imágenes para crear otras nuevas (y con una calidad bastante buena, como se puede comprobar en las de los emperadores).

En concreto para este proyecto, Voshart ha retocado grietas, narices y orejas de 800 imágenes de bustos. Además, de copiar las estatuas de los emperadores, el artista se ha basado en la descripción de ellos recogidas en textos históricos y en los grabados de monedas. Para darle más realismo, no dudó en echar mano de fotos en alta resolución de rostros muy conocidos por todos, como el actor Daniel Craig o el luchador André the Giant.

rostros de dos emperadores romanos, mitad estatua, mitad imagen fotorrealista, del diseñador Daniel Voshart

Cuando Voshart lanzó los primeros 300 carteles, calculó que tardaría un año en venderlos, pero solo le llevó tres semanas. Esto le animó a continuar con más imágenes y despertó su interés por la historia romana y ahora quiere visitar algunos museos para profundizar aún más. El proyecto, como tantos otros, nació por casualidad: como un pasatiempo para entretenerse durante la cuarentena por el coronavirus.

Recomendaciones del editor