Skip to main content

Cómo cambiarán la educación y el comercio con el coronavirus

Con el 87 por ciento de los estudiantes del mundo afectados por el cierre de colegios por la pandemia, según la Unesco, la cancelación de las clases ha puesto de relieve la desigualdad en el acceso y la manera de poner en práctica la educación online.

Por lo observado en mi entorno, mientras algunos colegios y universidades continúan con el temario con videoclases online con el mismo horario que las presenciales, otros centros educativos únicamente envían ejercicios por correo electrónico y examinan en la propia plataforma del colegio. Aunque es una formación muy diferente, al menos los estudiantes pueden terminar el curso.

Para las familias sin una PC o al menos no para todos los hijos, el teléfono móvil y las tabletas se han convertido en la salvación para continuar con los programas formativos. La inmensa mayoría de los hogares disponen de al menos un smartphone: este dispositivo se ha convertido en el nexo que une a los profesores con los padres o directamente con los alumnos.

Ante esta situación tan dispar e improvisada puesta de manifiesto por el coronavirus, las autoridades educativas necesariamente deberán plantearse y acometer planes integrales para el desarrollo tanto de las infraestructuras tecnológicas como de contenidos adaptados a la enseñanza digitalizada. Una inversión en hardware, software y metodologías didácticas y, a la vez, también en la formación del profesorado y en ayudas a las familias que no dispongan de los medios necesarios para adoptar, más allá del teléfono móvil, esta dinámica virtual en sus hogares.

Y la red 5G, junto con Wi-Fi 6, son los complementos esenciales para abrir este nuevo capítulo en la educación. Estas nuevas generaciones de conectividad sustentarán, impulsarán y revolucionarán esta transformación digital cuando se extiendan, algo que esperamos que suceda antes de la próxima pandemia.

Cómo cambiarán la educación y el comercio con el coronavirus
StartupStockPhotos/ Pixabay

Más comercio electrónico y ajustes en compras análogas

¿El COVID-19 provocará el despegue final del comercio electrónico? Si bien en los últimos dos años se había sentado una en tecnología, infraestructura y experiencia, las cifras disponibles a marzo de 2020 son sorprendentes: un crecimiento estimado de 91 por ciento en las ventas en línea, según datos de la consultora Nielsen. Con millones de compradores confinados en sus hogares, para muchos se ha transformado en la única alternativa para obtener comestibles, comida preparada, artículos de aseo o de entretención y bienestar físico.

Las grandes cadenas del retail y ventas al detalle han sido sometidas a un estrés inédito, con la amenaza constante de paralizaciones de sus empleados. Esta tensión ha favorecido a pequeños comercios, especialmente en América Latina donde la capacidad de respuesta de los minoristas es menos robusta que en Estados Unidos. Aunque los datos más recientes reflejan una estabilización, especialmente en bienes durables como consolas de videojuegos, televisores, artículos de bienestar físico, entre otros, es poco probable que vuelvan al estado anterior al COVID-19. Sin embargo, solo las marcas de comercio electrónico que garanticen experiencias positivas para sus clientes sobrevivirán.

Cómo cambiarán la educación y el comercio con el coronavirus
Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

¿Pero qué otros cambios se anticipan en el comercio? Junto con un menor flujo, las ventas presenciales o análogas deberán adecuarse a los nuevos tiempos. El uso de efectivo será reemplazado por las tarjetas o aplicaciones de pago como Google Pay o Apple Pay. Los tiempos en que podías tocar los artículos también quedarán atrás, por lo que los probadores virtuales o aplicaciones de realidad virtual, como Google Lens, también podrían tener su oportunidad en este proceso.

Shopping - Probador virtual

Una de las grandes incógnitas es qué ocurrirá con los más de 1,200 malls que existen solo en Estados Unidos. Una encuesta de Coresight reveló que este tipo de lugares son algunos de los que las personas simplemente no visitarán si el brote empeora e incluso se estima que los evitarán posemergencia.

Marta Villalba
Marta Villalba, periodista madrileña, se inició en el periodismo tecnológico cuando todavía no existía Google y los…
Sam Altman y el fin del trabajo por la IA: la humanidad debe inventar algo que hacer
sam altam fin del trabajo humanidad debe inventar algo luca bravo 9l 326fiszk unsplash

En el marco de la conferencia Tech Live de The Wall Street Journal el martes 17 de octubre, el CEO de OpenAI, Sam Altman, fue categórico en afirmar que el trabajo terminará tal como lo conocemos actualmente por la IA en 25 años y entregó su receta para que la humanidad continue viviendo en el futuro.

"Realmente vamos a tener que hacer algo con respecto a esta transición", dijo Altman, quien agregó que la sociedad tendrá que enfrentar la velocidad a la que ocurre el cambio. "La gente necesita tener agencia, la capacidad de influir. Tenemos que ser juntos arquitectos del futuro".

Leer más
Coca-Cola Y3000: la bebida creada con IA
coca cola y3000 ia

Con el eslogan "pruebe el futuro ahora", Coca-Cola acaba de lanzar su bebida Y3000, la que dice es la primera hecha con IA.

"Y3000, el primer sabor de Coca-Cola de edición limitada del futuro. Creado para mostrarnos una visión optimista de lo que está por venir, donde la humanidad y la tecnología están más conectadas que nunca. Fue co-creada con inteligencia artificial para ayudar a llevar el sabor del mañana a los fanáticos de Coca-Cola. Pruebe el futuro ahora. Coca-Cola Y3000 estará disponible solo por tiempo limitado", reza el comunicado de la marca.

Leer más
Elon Musk y las disputas con su hija transgénero: la trata de comunista que detesta a los ricos
bill gates elon musk coronavirus polemica

Elon Musk tiene todo lo que un hombre exitoso necesita, es dueño de grandes corporaciones que han cambiado el rumbo de la tecnología, y acapara la atención de los medios con su trabajo, pero también su vida privada. Sin embargo, el magnate tiene un gran talón de Aquiles: Vivian Jenna Wilson, su hija transgénero de 19 años.

La hija biológica de Musk no quiere tener nada que ver con su padre, por eso Vivian usa el apellido ‘Wilson’ de su madre Justine Wilson, que estuvo casada con Elon desde el 2000 al 2008.

Leer más