Skip to main content

¿Es verdad que el telescopio James Webb descubrió vida extraterrestre?

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

Una ardua polémica existe por estos días en el campo de la investigación astronómica, luego de que  la revista de noticias británica The Spectator publicó un artículo con el sorprendente título «¿Acabamos de descubrir extraterrestres?» argumentando que el Telescopio Espacial James Webb estaría a punto de obtener «pruebas sólidas» de una biofirma en un exoplaneta distante.

La cita más confusa en ese sentido, es la del astronauta británico Tim Peake, quien especuló que el telescopio de la NASA ya había encontrado evidencia de vida extraterrestre y «no quieren publicar o confirmar esos resultados hasta que puedan estar completamente seguros».

El artículo también citó a la astrofísica británica Becky Smethurst, quien predijo en un video de YouTube a fines del año pasado que «vamos a obtener un artículo que afirma tener evidencia sólida de una biofirma en la atmósfera de un exoplaneta muy, muy pronto».

¿Descubrió realmente vida extraterrestre el James Webb?

El artículo y su ola de comentarios y opiniones, dejó muy molesta a la comunidad científica, quien rechazó la idea propuesta.

So turns out something I said in a YouTube video has been jumped on by UFO enthusiasts & then bizarrely the @spectator

I said that in 2024 we could see a claim of a biosignature found in the atmosphere of an exoplanet with JWST. This was just an enthusiastic and hopeful guess. https://t.co/RH3EFR04iK

— Dr Becky Smethurst (@drbecky_) January 17, 2024

La astrofísica Becky Smethurst comentó que, «dije que en 2024 podríamos ver una afirmación de una biofirma encontrada en la atmósfera de un exoplaneta con JWST», agregó. «Esta fue solo una suposición entusiasta y esperanzadora».

«El salto de ‘biofirma potencial’ a ‘alienígenas’ es ridículo», agregó Smethurst en un seguimiento. «Por biofirma, estamos hablando de una molécula diminuta en la atmósfera de un exoplaneta que es lo suficientemente grande como para que el JWST pueda hacer esto. No alienígenas en un planeta rocoso».

El astrofísico Jonathan O’Callaghan estuvo de acuerdo en que las afirmaciones de The Spectator eran «poco probables por varias razones».

«El JWST no está observando ningún planeta rocoso con suficiente detalle como para poder encontrar biofirmas», tuiteó. «Los únicos planetas de este tipo que hemos comenzado a investigar de esta manera son los planetas enanos rojos TRAPPIST-1, pero solo los planetas más internos, que tienen poca o ninguna atmósfera».

«Se anticipa que las observaciones del JWST pueden conducir a la identificación inicial de posibles biofirmas que podrían hacer que la habitabilidad sea más o menos probable para un exoplaneta determinado», dijo el científico adjunto del proyecto James Webb para la ciencia de exoplanetas, Knicole Colón, Ars Technica sobre las afirmaciones de The Spectator. «Se necesitarán misiones futuras para establecer de manera concluyente la habitabilidad de un exoplaneta».

Esto de todas maneras no significa que James Webb no haya encontrado increíbles hallazgos que deben seguir considerándose para futuras investigaciones, como materiales en nubes de exoplanetas, o un océano líquido.

Recomendaciones del editor

Diego Bastarrica
Diego Bastarrica es periodista y docente de la Universidad Diego Portales de Chile. Especialista en redes sociales…
Descubren una súper Tierra ubicada a 137 años luz de nosotros
Una ilustración de cómo luciría el TOI-715.

Un equipo de astrónomos encabezados por Georgina Dransfield, de la Universidad de Birmingham en Reino Unido, descubrió un exoplaneta rocoso similar a la Tierra y que se ubica a unos 137 años luz de nosotros.

El planeta, llamado TOI-715, fue ubicado por la sonda TESS de la NASA, cuyas siglas significan Transiting Exoplanet Survey Satellite, en español Satélite de Vigilancia de Exoplanetas en Tránsito.

Leer más
Vea 19 magníficas galaxias espirales sacadas por el James Webb
Galaxia espiral NGC 105 capturada por el telescopio Hubble

Un nuevo e impresionante conjunto de imágenes del telescopio espacial James Webb ilustra la variedad de formas que existen dentro de las galaxias espirales como nuestra Vía Láctea. La colección de 19 imágenes muestra una selección de galaxias espirales vistas de frente en las longitudes de onda del infrarrojo cercano y el infrarrojo medio, destacando las similitudes y diferencias que existen entre estos majestuosos objetos celestes.

"Las nuevas imágenes de Webb son extraordinarias", dijo Janice Lee, del Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial, en un comunicado. "Son alucinantes incluso para los investigadores que han estudiado estas mismas galaxias durante décadas. Las burbujas y los filamentos se resuelven hasta las escalas más pequeñas jamás observadas, y cuentan una historia sobre el ciclo de formación estelar".
Esta colección de 19 galaxias espirales enfrentadas en luz infrarroja cercana y media es a la vez abrumadora e impresionante. La NIRCam (Cámara de Infrarrojo Cercano) del Telescopio Espacial James Webb capturó millones de estrellas en estas imágenes. Las estrellas más viejas aparecen azules aquí, y están agrupadas en los núcleos de las galaxias. Las observaciones MIRI (Mid-Infrared Instrument) del telescopio resaltan el polvo brillante, mostrando dónde existe alrededor y entre las estrellas, y apareciendo en tonos rojos y naranjas. Las estrellas que aún no se han formado por completo y están encerradas en gas y polvo aparecen de color rojo brillante. NASA, ESA, CSA, STScI, J. Lee (STScI), T. Williams (Oxford), PHANGS Team, E. Wheatley (STScI)
Estas imágenes fueron recopiladas como parte del programa Physics at High Angular resolution in Nearby GalaxieS (PHANGS), que incluye datos no solo de Webb, sino también de otros telescopios como el Telescopio Espacial Hubble, el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array y otros. El objetivo del proyecto es estudiar las galaxias cercanas para comprender cómo se forman las estrellas, y los datos de Webb añaden información en la longitud de onda infrarroja a los datos existentes en las longitudes de onda ultravioleta, luz visible y radio.

Leer más
James Webb capta una impresionante guardería estelar
james webb capta impresionante guarderia estelar

Una nueva e impresionante imagen del telescopio espacial James Webb muestra una región de formación estelar en la galaxia cercana de la Gran Nube de Magallanes. Nuestra galaxia, la Vía Láctea, tiene una serie de galaxias satélite, que son galaxias más pequeñas unidas gravitacionalmente a la nuestra, la mayor de las cuales es la Gran Nube de Magallanes o LMC.

La imagen fue tomada utilizando el Instrumento de Infrarrojo Medio (MIRI, por sus siglas en inglés) de Webb, que observa longitudes de onda ligeramente más largas que sus otros tres instrumentos que operan en el infrarrojo cercano. Eso significa que MIRI es muy adecuado para estudiar cosas como el polvo y el gas cálidos que se encuentran en esta región en una nebulosa llamada N79.
Esta imagen del telescopio espacial James Webb de la NASA/ESA/CSA muestra una región H II en la Gran Nube de Magallanes (LMC), una galaxia satélite de nuestra Vía Láctea. Esta nebulosa, conocida como N79, es una región de hidrógeno atómico interestelar ionizada, captada aquí por el Instrumento de Infrarrojo Medio (MIRI) de Webb. ESA/Webb, NASA Y CSA, O. Nayak, M. Meixner
Dentro de esta nebulosa hay tres nubes moleculares gigantes llenas de hidrógeno ionizado. Esta imagen se enfoca en una de estas áreas, llamada N79 Sur. Regiones como esta están llenas de formación estelar, y con su rico entorno de polvo y gas, la LMC alberga varias de estas áreas. Una de las más famosas es la Nebulosa de la Tarántula, que, al igual que N79, también es una zona llena de hidrógeno ionizado donde se están formando nuevas estrellas.

Leer más