Skip to main content

El telescopio James Webb obtiene una vista de la ballena blanca

Estudiar otros planetas es difícil no solo porque están muy lejos, sino también porque pueden tener propiedades que hacen que tomar lecturas sea mucho más difícil. Aquí en nuestro sistema solar, solo tenemos escasa información sobre la superficie de Venus porque su gruesa atmósfera hace que sea difícil de ver. Al estar a 50 años luz de distancia, el planeta GJ 1214 b ha demostrado ser igualmente complicado, desafiando 15 años de intentos de observaciones debido a su naturaleza nebulosa.

Pero ahora, el Telescopio Espacial James Webb ha podido mirar en la atmósfera del planeta por primera vez, revelando los secretos de este misterioso lugar. Es conocido como un mini-Neptuno porque tiene una atmósfera espesa y capas de hielo como Neptuno. Solo alrededor de tres veces el diámetro de la Tierra, el planeta probablemente tiene mucha agua, pero se encuentra en la atmósfera, no en la superficie, debido a su alta temperatura superficial.

El concepto de este artista representa el planeta GJ 1214 b, un "mini-Neptuno" con lo que probablemente sea una atmósfera húmeda y brumosa. Un nuevo estudio basado en observaciones del telescopio Webb de la NASA proporciona información sobre este tipo de planeta, el más común en la galaxia.
El concepto de este artista representa el planeta GJ 1214 b, un «mini-Neptuno» con lo que probablemente sea una atmósfera húmeda y brumosa. Un nuevo estudio basado en observaciones del telescopio Webb de la NASA proporciona información sobre este tipo de planeta, el más común en la galaxia.

Este vapor de agua puede haber contribuido a la nebulosidad de la atmósfera, lo que dificultó las observaciones. Sin embargo, el principal compuesto culpable que causa la reflectividad sigue siendo desconocido. «El planeta está totalmente cubierto por algún tipo de neblina o capa de nubes», dijo la autora principal Eliza Kempton de la Universidad de Maryland en un comunicado. «La atmósfera permaneció totalmente oculta para nosotros hasta esta observación».

Para observar el planeta, los investigadores utilizaron el Instrumento de Infrarrojo Medio de Webb (MIRI), que puede ver las variaciones de temperatura en todo el planeta, mostrando las diferencias entre el lado diurno caliente que siempre se enfrenta a la estrella y el lado nocturno más frío que siempre mira hacia el espacio. Además de aprender sobre la composición de la atmósfera, los científicos también pudieron determinar que la temperatura promedio del planeta es de 230 grados centígrados.

Esto muestra cómo las nuevas herramientas son capaces de romper algunas de las nueces duras en la investigación de exoplanetas, según los expertos que describieron el planeta como una «ballena blanca de caracterización de la atmósfera de exoplanetas».

«Durante la última década, lo único que realmente sabíamos sobre este planeta era que la atmósfera estaba nublada o brumosa», dijo Rob Zellem, investigador de exoplanetas en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en el sur de California. «Este documento tiene implicaciones realmente interesantes para interpretaciones climáticas detalladas adicionales, para observar la física detallada que ocurre dentro de la atmósfera de este planeta».

La investigación se publica en la revista Nature.

Recomendaciones del editor

Diego Bastarrica
Diego Bastarrica es periodista y docente de la Universidad Diego Portales de Chile. Especialista en redes sociales…
James Webb capta una espectacular imagen de una estrella recién nacida
james webb captura espectacular imagen estrella recien nacida herbig haro 797

Una nueva imagen de un objeto Herbig-Haro capturada por el telescopio espacial James Webb muestra los dramáticos flujos de salida de una estrella joven. Estas llamaradas luminosas se crean cuando los vientos estelares se disparan en direcciones opuestas a las estrellas recién nacidas, a medida que los chorros de gas chocan contra el polvo y el gas cercanos a una velocidad tremenda. Estos objetos pueden ser enormes, de hasta varios años luz de diámetro, y brillan intensamente en las longitudes de onda infrarrojas en las que opera el James Webb.

Esta imagen muestra el objeto Herbig-Haro HH 797, que se encuentra cerca del cúmulo estelar IC 348, y también está cerca de otro objeto Herbig-Haro que Webb capturó recientemente: HH 211.
El telescopio espacial James Webb de la NASA, la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial Canadiense revela intrincados detalles del objeto Herbig Haro 797 (HH 797). Los objetos Herbig-Haro son regiones luminosas que rodean a las estrellas recién nacidas (conocidas como protoestrellas), y se forman cuando los vientos estelares o los chorros de gas que arrojan estas estrellas recién nacidas forman ondas de choque que chocan con el gas y el polvo cercanos a altas velocidades. ESA/Webb, NASA Y CSA, T. Ray (Instituto de Estudios Avanzados de Dublín)
La imagen fue tomada utilizando el instrumento de la Cámara de Infrarrojo Cercano (NIRCam) de Webb, que es particularmente adecuado para investigar estrellas jóvenes, explican los científicos de Webb en un comunicado: "Las imágenes infrarrojas son una forma poderosa de estudiar las estrellas recién nacidas y sus flujos de salida, porque las estrellas más jóvenes todavía están invariablemente incrustadas dentro del gas y el polvo a partir del cual se forman. La emisión infrarroja de los flujos de salida de la estrella penetra en el gas y el polvo que oscurecen, lo que hace que los objetos de Herbig-Haro sean ideales para la observación con los instrumentos infrarrojos sensibles de Webb.

Leer más
Impresionante imagen muestra el corazón palpitante de la Vía Láctea
impresionante imagen corazon palpitante via lactea casey horner cuddqwqnclc unsplash

Una nueva imagen del telescopio espacial James Webb muestra el corazón de nuestra galaxia, en una región cercana al agujero negro supermasivo en el centro de la Vía Láctea, Sagitario A*. La imagen muestra una región de formación estelar donde los filamentos de polvo y gas se agrupan para dar a luz a nuevas estrellas bebés.

La imagen fue capturada utilizando el instrumento NIRCam de Webb, una cámara que mira en la parte del infrarrojo cercano del espectro electromagnético con longitudes de onda más cortas mostradas en azul y cian y longitudes de onda más largas mostradas en amarillo y rojo.
La vista completa del instrumento NIRCam (Cámara de Infrarrojo Cercano) del Telescopio Espacial James Webb de la NASA/ESA/CSA revela una porción de 50 años luz de ancho del denso centro de la Vía Láctea. Se estima que 500.000 estrellas brillan en esta imagen de la región de Sagitario C (Sgr C), junto con algunas características aún no identificadas. NASA, ESA, CSA, STScI, S. Crowe (UVA)
Esta región se llama Sagitario C, y se encuentra a unos 300 años luz de distancia del agujero negro supermasivo Sagitario A*. Como referencia, la Tierra se encuentra mucho más lejos del centro galáctico, a una distancia de unos 26.000 años luz de Sagitario A*.

Leer más
¿Hay un exoplaneta donde llueve arena?
exoplaneta donde llueve arena wasp 107b

Los exoplanetas vienen en muchas formas, desde planetas densos y rocosos como la Tierra y Marte hasta gigantes gaseosos como Júpiter y Saturno. Pero algunos planetas descubiertos fuera de nuestro sistema solar son incluso menos densos que los gigantes gaseosos y son un tipo conocido informalmente como planetas super-puff o algodón de azúcar. Uno de los exoplanetas menos densos conocidos, WASP-107b, fue investigado recientemente con el Telescopio Espacial James Webb (JWST) y el clima del planeta parece ser tan extraño como su hinchazón.

El planeta es más atmósfera que núcleo, con una atmósfera esponjosa en la que Webb detectó vapor de agua y dióxido de azufre. Lo más extraño de todo es que Webb también vio nubes de arena de silicato, lo que sugiere que lloverá arena entre las capas superior e inferior de la atmósfera. El planeta es casi tan grande como Júpiter, pero tiene una masa diminuta similar a la de Neptuno.
Concepto artístico del exoplaneta WASP-107b y su estrella madre. A pesar de que la estrella anfitriona bastante fría emite una fracción relativamente pequeña de fotones de alta energía, pueden llegar a las profundidades de la atmósfera esponjosa del planeta. Ilustración: Escuela de Artes LUCA, Bélgica/ Klaas Verpoest; Ciencia: Achrène Dyrek (CEA y Université Paris Cité, Francia), Michiel Min (SRON, Países Bajos), Leen Decin (KU Leuven, Bélgica) / Equipo europeo MIRI EXO GTO / ESA / NAS.
"El JWST está revolucionando la caracterización de exoplanetas, proporcionando información sin precedentes a una velocidad notable", dice el autor principal del estudio, Leen Decin de KU Leuven, en un comunicado. "El descubrimiento de nubes de arena, agua y dióxido de azufre en este exoplaneta esponjoso por el instrumento MIRI del JWST es un hito fundamental. Remodela nuestra comprensión de la formación y evolución planetaria, arrojando nueva luz sobre nuestro propio sistema solar".

Leer más