Starship SN10 aterriza con éxito, pero explota después

Ya lo predijo Elon Musk hace unos días: la Starship tenía 40 por ciento de probabilidades de que alguna de sus partes explotara, como ha sucedido en intentos previos.

La Starship SN10 era el tercer intento de SpaceX de realizar un aterrizaje controlado exitoso con su nave diseñada para transportar humanos y carga a la órbita terrestre, la Luna y hasta a Marte. Y lo consiguió, pero con un éxito al 99 por ciento. Y es que tras finalizar el aterrizaje completo, la nave estalló en una enorme bola de fuego tras la ignición de uno de sus motores. En el siguiente video puedes ver lo sucedido:

Las causas de la explosión aún se desconocen, pero podría deberse a un aterrizaje ligeramente brusco. SpaceX aún no ha fijado una fecha para el siguiente intento, con la SN11, pero es posible que no se demore demasiado pues la intención de la empresa es tener todo listo para realizar un vuelo tripulado alrededor de la Luna en 2023.

El primer vuelo de prueba de SpaceX tuvo lugar en diciembre de 2020 con la Starship SN8, que logró alcanzar una altitud de unos 12 kilómetros (40,000 pies) antes caer de regreso a la Tierra. A principios de febrero, SpaceX volvió a realizar otro lanzamiento de prueba también en Boca Chica, Texas, con la Starship SN9. Después de volar 10 kilómetros, la nave se estrelló contra el suelo en el aterrizaje y explotó. En este caso la causa del incidente se debió a que la nave solo fue capaz de encender un motor de manera correcta.

Recomendaciones del editor