Skip to main content

Explorer 1, el satélite que puso a EEUU en la carrera espacial

Corrían los agitados años cincuenta. Tras la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos y la entonces Unión Soviética se enfrentaban en una frenética carrera por demostrar poderío científico y bélico.

La exploración del espacio fue uno de los principales frentes de batalla de la denominada Guerra Fría.

La URSS había propinado el primer golpe en octubre de 1957, cuando puso en órbita su primer satélite, el Sputnik 1. Un mes después, llegó el Sputnik 2.

Además de ser una victoria política, militar y científica, la puesta en órbita de estos satélites fue fundamentalmente un golpe simbólico para Estados Unidos.

Con la moral por el suelo

Restaurar la confianza interna y el prestigio en el extranjero se transformó en una obligación para la administración del entonces presidente Dwight Eisenhower.

El 6 de diciembre de 1957, Estados Unidos estaba preparado para devolver el golpe con el proyecto Vanguard.

Entusiasmadas, las autoridades estadounidenses convocaron a una conferencia de prensa masiva para que los medios de comunicación presenciaran el lanzamiento.

Sin embargo, lejos de restaurar la confianza, se transformó en un verdadero desastre: el cohete Vanguard explotó solo unos segundos después del lanzamiento.

Oficialmente en la carrera espacial

El satélite Explorer 1 lanzado en 1958
De izquierda a derecha, Williams Pickering, James van Allen y Wernher von Braun sostienen un modelo del Explorer 1. NASA

El gobierno de Eisenhower tuvo que recurrir entonces al cohete Júpiter-C, desarrollado por Wernher von Braun y su equipo en la Agencia de Misiles Balísticos del Ejército (ABMA).

El equipo de la ABMA había trabajado con el Laboratorio de Propulsión a Chorro en California , dirigido por William Pickering, en la construcción de un satélite que llevaría un experimento del físico James Van Allen para medir los “rayos cósmicos” de la Tierra.

Bajo el más absoluto sigilo e impulsado por el cohete Juno I –una variante del Júpiter-C–, el satélite Alpha 1958, que más tarde fue conocido como el Explorer 1, fue lanzado con éxito de Cabo Cañaveral el 31 de enero de 1958.

Solo cuando se confirmó que el lanzamiento había exitoso y que el satélite estaba en órbita, Pickering, Von Braun y Van Allen aparecieron públicamente alzando un modelo del Explorer 1, en la que se ha transformado en una fotografía icónica.

El exitoso lanzamiento del Explorer 1, así como otros satélites que les siguieron, llevaron al Congreso de Estados Unidos a aprobar la Ley Nacional de Aeronáutica y del Espacio.

Gracias a esta ley, el 1 de octubre de ese año nació la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio, la NASA, con la que Estados Unidos ingresó oficialmente a la carrera espacial.

Recomendaciones del editor

Rodrigo Orellana
Ex escritor de Digital Trends en Español
Twitter, Facebook, Instagram, WhatsApp, Telegram, criptomonedas, metaverso, son algunos de los temas que aborda el periodista…
Aquí está el asteroide en el que la NASA va a estrellar una nave espacial
despega primera nave de la nasa que desviar un asteroide dart

¿Qué podríamos hacer si viéramos un asteroide peligroso en curso de colisión con nuestro planeta? La NASA tiene una idea que está probando, aunque puede sonar como una trama de Hollywood. La misión DART volará deliberadamente una pequeña nave espacial hacia un asteroide para ver si su trayectoria puede ser desviada. La idea es probar si este concepto sería efectivo si se observara un asteroide realmente peligroso dirigiéndose hacia la Tierra.

La nave espacial DART se lanzó en noviembre del año pasado y envió sus primeras imágenes en diciembre. Pero seguir a la nave espacial es solo la mitad de la imagen, ya que el equipo de la NASA también necesitaba confirmar la órbita exacta del asteroide al que apuntan.

Leer más
La impactante imagen del satélite Copernico que muestra el derretimiento en Groenlandia
groenlandia se derrite satelite copernico sat  lite cop rnico

Un flujo de agua turquesa fusionándose con algo blanco que parece ser nieve, es la bella imagen aérea que nos muestra el satélite Copernico el pasado 22 de julio. Sin embargo, por muy bella estéticamente que se vea la imagen, es dramática, porque deja de manifiesto el derretimiento del hielo en Groenlandia por causa del calentamiento global.

La temperatura este verano boreal ha sido complicada para Groenlandia,  en algunas partes del país, las temperaturas rondaron los 60 grados Fahrenheit (15.5 grados Celsius), más de 10 grados más cálidas que el promedio de julio, según un informe de CNN.

Leer más
Satélite de la ESA en una carrera contra el tiempo para esquivar la basura espacial
satelite esa maniobra esquivar basura espacial

La acumulación de basura que daña el medio ambiente no es solo un problema aquí en la Tierra: también es un problema en el espacio. Cada año más y más etapas de cohetes desechados, satélites rotos y otros pedazos de escombros se ponen en órbita alrededor de nuestro planeta, y no todos ellos se desorbitan responsablemente. El resultado es que hay una gran cantidad de basura flotando en el espacio donde orbitan satélites, telescopios e incluso la Estación Espacial Internacional.

Estos escombros pueden representar una amenaza real para las misiones espaciales, como se demostró recientemente cuando un satélite de investigación de la Agencia Espacial Europea (ESA) tuvo que realizar una maniobra de emergencia para evitar una colisión con un pedazo de basura extraviado. Si bien hay tantos escombros alrededor que la necesidad de realizar tales maniobras es desafortunadamente relativamente común, este evento fue diferente porque la ESA solo tuvo horas de advertencia de que un impacto era inminente.

Leer más