Las galaxias ofrecen una respuesta a la expansión del universo

Descubrir qué tan rápido se expande el universo resulta clave para comprender nuestro destino cósmico.

Ahora, una nueva estimación de la tasa de expansión local del universo, la constante de Hubble (H0), ha venido a “reforzar la discrepancia con las extrapolaciones tras el Big Bang, hace 13,800 millones de años”, dicen los científicos.

Mediante técnica prácticamente nueva, los astrónomos calculan una velocidad de 73.3 kilómetros por segundo megáparsec, +/- 2.5 km/sec/Mpc.

Esto significa que por cada megáparsec (3.3 millones de años luz), desde la Tierra, el universo se expande 73.3*2.5 kilómetros más por segundo. El promedio de las otras técnicas es de 73.5+/-1.4 km/seg/Mpc.

Para esta nueva estimación, los astrónomos midieron las fluctuaciones en el brillo de la superficie de 63 galaxias elípticas gigantes para determinar la distancia y la distancia graficada contra la velocidad de cada una para obtener la  H0.

Esta técnica de fluctuación de brillo superficial (SBF) permite proporcionar estimaciones de distancia mucho más precisas que otros métodos dentro de unos 100 Mpc de la Tierra, es decir, 330 millones de años luz.

Crean música con ondas acústicas de las estrellas

Las 63 galaxias de la muestra están a distancias que van de los 15 a los 99 Mpc, lo que corresponde apenas a una pequeña fracción de la edad del universo.

“Para medir distancias a galaxias de hasta 100 megáparsecs, este es un método fantástico”, afirmó en un comunicado la cosmóloga Chung-Pei Ma, catedrática de Ciencias Físicas en la Universidad de California, Berkeley, y profesora de astronomía y física.

Los datos de estas galaxias fueron recopilados y analizados por el astrónomo John Blakeslee, quien es el primer autor del estudio publicado en The Astrophysical Journal.

“El método SBF es más aplicable a la población general de galaxias evolucionadas en el universo local y, ciertamente, si obtenemos suficientes galaxias con el telescopio espacial James Webb, este método tiene el potencial de dar la mejor medición local de la constante de Hubble”, explica el científico.

Recomendaciones del editor