Skip to main content

DT en Español podría recibir una comisión si compras un producto desde el sitio

James Webb descubre la galaxia más débil en los albores del universo

Un inédito descubrimiento acaba de realizar el Telescopio Espacial James Webb, que ha descubierto la galaxia más débil jamás vista, quemando la oscuridad del universo primitivo hace 13 millones de años.

Llamada JD1, la galaxia, cuya luz viajó durante aproximadamente 13.3 millones de años, nació solo unos pocos millones de años después del Big Bang. Dentro de la constelación del Escultor en el cielo del sur, la luz de JD1 dejó su fuente cuando el universo tenía solo el 4% de su edad actual. La luz cruzó nubes de gas disipadas y un espacio ilimitado antes de pasar a través del cúmulo de galaxias Abell 2744, cuya atracción gravitacional de deformación del espacio-tiempo actuó como una lente de aumento gigante para dirigir la antigua galaxia hacia el James Webb. Los investigadores que descubrieron la galaxia tenue y distante publicaron sus hallazgos el 17 de mayo en la revista Nature.

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

«Antes de que se encendiera el telescopio Webb, hace apenas un año, ni siquiera podíamos soñar con confirmar una galaxia tan débil», dijo en un comunicado Tommaso Treu, profesor de física y astronomía en la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA). «La combinación de JWST y el poder de aumento de las lentes gravitacionales es una revolución. Estamos reescribiendo el libro sobre cómo se formaron y evolucionaron las galaxias inmediatamente después del Big Bang».

«La mayoría de las galaxias encontradas con JWST hasta ahora son galaxias brillantes que son raras y no se cree que sean particularmente representativas de las galaxias jóvenes que poblaron el universo temprano», dijo en el comunicado el primer autor Guido Roberts-Borsani, astrónomo de UCLA. «Como tales, aunque importantes, no se cree que sean los principales agentes que quemaron toda esa niebla de hidrógeno.

«Las galaxias ultradébiles como JD1, por otro lado, son mucho más numerosas, por lo que creemos que son más representativas de las galaxias que llevaron a cabo el proceso de reionización, permitiendo que la luz ultravioleta viaje sin obstáculos a través del espacio y el tiempo», agregó Roberts-Borsani.

Para descubrir los primeros movimientos de JD1 desde debajo de su capullo de hidrógeno, los investigadores utilizaron el JWST para estudiar la imagen gravitacional de la galaxia en los espectros de luz infrarrojo e infrarrojo cercano. Esto les permitió detectar la edad, la distancia de la Tierra y la composición elemental de JD1, así como estimar cuántas estrellas se habían formado. El equipo también hizo un rastro de la estructura de la galaxia: un globo compacto construido a partir de tres espuelas principales de gas y polvo que dan a luz a las estrellas.

Recomendaciones del editor

Diego Bastarrica
Diego Bastarrica es periodista y docente de la Universidad Diego Portales de Chile. Especialista en redes sociales…
James Webb capta una impresionante guardería estelar
james webb capta impresionante guarderia estelar

Una nueva e impresionante imagen del telescopio espacial James Webb muestra una región de formación estelar en la galaxia cercana de la Gran Nube de Magallanes. Nuestra galaxia, la Vía Láctea, tiene una serie de galaxias satélite, que son galaxias más pequeñas unidas gravitacionalmente a la nuestra, la mayor de las cuales es la Gran Nube de Magallanes o LMC.

La imagen fue tomada utilizando el Instrumento de Infrarrojo Medio (MIRI, por sus siglas en inglés) de Webb, que observa longitudes de onda ligeramente más largas que sus otros tres instrumentos que operan en el infrarrojo cercano. Eso significa que MIRI es muy adecuado para estudiar cosas como el polvo y el gas cálidos que se encuentran en esta región en una nebulosa llamada N79.
Esta imagen del telescopio espacial James Webb de la NASA/ESA/CSA muestra una región H II en la Gran Nube de Magallanes (LMC), una galaxia satélite de nuestra Vía Láctea. Esta nebulosa, conocida como N79, es una región de hidrógeno atómico interestelar ionizada, captada aquí por el Instrumento de Infrarrojo Medio (MIRI) de Webb. ESA/Webb, NASA Y CSA, O. Nayak, M. Meixner
Dentro de esta nebulosa hay tres nubes moleculares gigantes llenas de hidrógeno ionizado. Esta imagen se enfoca en una de estas áreas, llamada N79 Sur. Regiones como esta están llenas de formación estelar, y con su rico entorno de polvo y gas, la LMC alberga varias de estas áreas. Una de las más famosas es la Nebulosa de la Tarántula, que, al igual que N79, también es una zona llena de hidrógeno ionizado donde se están formando nuevas estrellas.

Leer más
¿Es verdad que el telescopio James Webb descubrió vida extraterrestre?
telescopio james webb vida extraterrestre nave sobrevolando exoplaneta con

Una ardua polémica existe por estos días en el campo de la investigación astronómica, luego de que  la revista de noticias británica The Spectator publicó un artículo con el sorprendente título "¿Acabamos de descubrir extraterrestres?" argumentando que el Telescopio Espacial James Webb estaría a punto de obtener "pruebas sólidas" de una biofirma en un exoplaneta distante.

La cita más confusa en ese sentido, es la del astronauta británico Tim Peake, quien especuló que el telescopio de la NASA ya había encontrado evidencia de vida extraterrestre y "no quieren publicar o confirmar esos resultados hasta que puedan estar completamente seguros".

Leer más
Mira la enana marrón más pequeña conocida en un impresionante cúmulo estelar
enana marron mas pequena cumulo estelar james webb marr  n

Una nueva imagen del telescopio espacial James Webb muestra una impresionante vista de un cúmulo estelar que contiene algunas de las enanas marrones más pequeñas jamás identificadas. Una enana marrón, también conocida a veces como estrella fallida, es un objeto a medio camino entre una estrella y un planeta, demasiado grande para ser un planeta, pero no lo suficientemente grande como para sostener la fusión nuclear que define a una estrella.

Puede sonar sorprendente, pero la definición de cuándo algo deja de ser un planeta y comienza a ser una estrella es, de hecho, un poco confusa. Las enanas marrones difieren de los planetas en que se forman como las estrellas, colapsando debido a la gravedad, pero no mantienen la fusión, y su tamaño puede ser comparable al de los planetas grandes. Los investigadores estudian las enanas marrones para aprender qué marca la diferencia entre estas dos clases de objetos.

Leer más