Skip to main content

El telescopio Hubble atrapa una estrella caníbal en el momento de muerte

Un impresionante registro capturó el Telescopio Espacial Hubble en las profundidades del espacio exterior, ya que rescató la imagen de una estrella enana blanca en pleno proceso de su muerte mientras realizaba un acto de canibalismo.

El registro analiza las propiedades espectrales de la estrella enana blanca G238-44 devorando material rocoso y helado de su propio sistema.

La enana blanca es todo lo que queda después de que una estrella similar al Sol haya agotado su combustible nuclear y expulsado la mayor parte de su material exterior, diezmando objetos en el sistema planetario que la orbitan.

Los datos de archivo del Telescopio Espacial Hubble de la NASA y otros observatorios de la NASA fueron esenciales para diagnosticar este caso de canibalismo cósmico. Los hallazgos ayudan a describir la naturaleza violenta de los sistemas planetarios evolucionados y pueden informar a los astrónomos sobre la composición de los sistemas recién formados.

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

«Nunca hemos visto este tipo de objetos acrecentándose sobre una enana blanca al mismo tiempo», dijo Ted Johnson, investigador principal y reciente graduado de licenciatura de la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA). «Al estudiar estas enanas blancas, esperamos obtener una mejor comprensión de los sistemas planetarios que aún están intactos».

«La vida tal como la conocemos requiere un planeta rocoso cubierto con una variedad de elementos como carbono, nitrógeno y oxígeno», dijo Benjamin Zuckerman, profesor y coautor de UCLA. «Las abundancias de los elementos que vemos en esta enana blanca parecen requerir tanto un cuerpo rocoso como un cuerpo padre rico en volátiles, el primer ejemplo que hemos encontrado entre los estudios de cientos de enanas blancas».

Este estudio confirma la verdadera escala de esta violenta fase caótica, mostrando que dentro de los 100 millones de años posteriores al comienzo de su fase de enana blanca, la estrella es capaz de capturar y consumir simultáneamente material de su cinturón de asteroides y regiones similares al cinturón de Kuiper.

La masa total estimada finalmente engullida por la enana blanca en este estudio puede no ser más que la masa de un asteroide o una luna pequeña. Si bien la presencia de al menos dos objetos que la enana blanca está consumiendo no se mide directamente, es probable que uno sea rico en metales como un asteroide y otro sea un cuerpo helado similar a lo que se encuentra en la periferia de nuestro sistema solar en el cinturón de Kuiper.

El canibalismo de las enanas blancas ofrece una oportunidad única para desarmar planetas y ver de qué estaban hechos cuando se formaron por primera vez alrededor de la estrella.

El equipo midió la presencia de nitrógeno, oxígeno, magnesio, silicio y hierro, entre otros elementos. La detección de hierro en una abundancia muy alta es evidencia de núcleos metálicos de planetas terrestres, como la Tierra, Venus, Marte y Mercurio. Las abundancias inesperadamente altas de nitrógeno los llevaron a concluir la presencia de cuerpos helados. «La mejor opción para nuestros datos fue una mezcla casi dos a uno de material similar a Mercurio y material similar a un cometa, que se compone de hielo y polvo», dijo Johnson. «El metal de hierro y el hielo de nitrógeno sugieren condiciones muy diferentes de formación planetaria. No hay ningún objeto conocido del sistema solar con tanto de ambos».

Recomendaciones del editor

Diego Bastarrica
Diego Bastarrica es periodista y docente de la Universidad Diego Portales de Chile. Especialista en redes sociales…
James Webb ofrece una segunda vista de una estrella que explotó
james webb estrella exploto supernova cassiopeia a  cas

Cuando las estrellas masivas se quedan sin combustible y llegan al final de sus vidas, su fase final puede ser una explosión masiva llamada supernova. Aunque el brillante destello de luz de estos eventos se desvanece rápidamente, otros efectos son más duraderos. A medida que las ondas de choque de estas explosiones viajan al espacio e interactúan con el polvo y el gas cercanos, pueden esculpir hermosos objetos llamados remanentes de supernova.

Uno de estos remanentes de supernova, Cassiopeia A, o Cas A, fue fotografiado recientemente utilizando el instrumento NIRCam del Telescopio Espacial James Webb. Situada a 11.000 años luz de distancia en la constelación de Casiopea, se cree que es una estrella que explotó hace 340 años (vista desde la Tierra) y ahora es uno de los objetos de radio más brillantes del cielo. Esta imagen muestra la capa de material expulsada por la explosión interactuando con el gas que la estrella masiva emitió en sus últimas fases de vida.
Una nueva imagen de alta definición de la NIRCam (Cámara de Infrarrojo Cercano) del Telescopio Espacial James Webb revela detalles intrincados del remanente de supernova Cassiopeia A (Cas A), y muestra la capa de material en expansión que se estrella contra el gas arrojado por la estrella antes de que explotara. NASA, ESA, CSA, STScI, Danny Milisavljevic (Universidad de Purdue), Ilse De Looze (UGent), Tea Temim (Universidad de Princeton)
"Con la resolución de NIRCam, ahora podemos ver cómo la estrella moribunda se hizo añicos cuando explotó, dejando filamentos similares a pequeños fragmentos de vidrio", dijo el investigador principal Danny Milisavljevic de la Universidad de Purdue en un comunicado. "Es realmente increíble después de todos estos años estudiando Cas A resolver ahora esos detalles, que nos están proporcionando una visión transformadora de cómo explotó esta estrella".

Leer más
El Telescopio Espacial Hubble vuelve a funcionar
principales observatorios espaciales hubble observatorio

El Telescopio Espacial Hubble ha vuelto a funcionar a pleno rendimiento después de pasar varias semanas en modo seguro debido a un problema con uno de sus componentes. El telescopio experimentó por primera vez problemas con uno de sus giroscopios el 19 de noviembre, y entró y salió del modo seguro varias veces en los días siguientes. Ha permanecido en modo seguro desde el 23 de noviembre, pero volvió a estar en línea el viernes 8 de diciembre.

El problema fue causado por uno de los tres giroscopios operativos del telescopio, que son dispositivos que ayudan a apuntar el telescopio en la dirección correcta. Aunque habría sido posible operar el telescopio con solo uno de estos, eso habría resultado en una pérdida de tiempo de observación, ya que llevaría más tiempo mover el telescopio a un nuevo objetivo entre observaciones. Con los tres giroscopios ahora en uso de nuevo, el telescopio ha vuelto a las operaciones científicas.
El Hubble orbita a más de 300 millas sobre la Tierra visto desde el transbordador espacial. NASA
Actualmente, dos de los instrumentos del telescopio están en línea, y los otros instrumentos volverán a estar en línea en las próximas semanas. "Las dos cámaras principales del Hubble, la Cámara de Campo Amplio 3 y la Cámara Avanzada para Sondeos, reanudaron las observaciones científicas el viernes", escribió la NASA en una actualización. "El equipo planea restaurar las operaciones del Espectrógrafo de Orígenes Cósmicos y el Espectrógrafo de Imágenes del Telescopio Espacial a finales de este mes".

Leer más
James Webb capta una espectacular imagen de una estrella recién nacida
james webb captura espectacular imagen estrella recien nacida herbig haro 797

Una nueva imagen de un objeto Herbig-Haro capturada por el telescopio espacial James Webb muestra los dramáticos flujos de salida de una estrella joven. Estas llamaradas luminosas se crean cuando los vientos estelares se disparan en direcciones opuestas a las estrellas recién nacidas, a medida que los chorros de gas chocan contra el polvo y el gas cercanos a una velocidad tremenda. Estos objetos pueden ser enormes, de hasta varios años luz de diámetro, y brillan intensamente en las longitudes de onda infrarrojas en las que opera el James Webb.

Esta imagen muestra el objeto Herbig-Haro HH 797, que se encuentra cerca del cúmulo estelar IC 348, y también está cerca de otro objeto Herbig-Haro que Webb capturó recientemente: HH 211.
El telescopio espacial James Webb de la NASA, la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial Canadiense revela intrincados detalles del objeto Herbig Haro 797 (HH 797). Los objetos Herbig-Haro son regiones luminosas que rodean a las estrellas recién nacidas (conocidas como protoestrellas), y se forman cuando los vientos estelares o los chorros de gas que arrojan estas estrellas recién nacidas forman ondas de choque que chocan con el gas y el polvo cercanos a altas velocidades. ESA/Webb, NASA Y CSA, T. Ray (Instituto de Estudios Avanzados de Dublín)
La imagen fue tomada utilizando el instrumento de la Cámara de Infrarrojo Cercano (NIRCam) de Webb, que es particularmente adecuado para investigar estrellas jóvenes, explican los científicos de Webb en un comunicado: "Las imágenes infrarrojas son una forma poderosa de estudiar las estrellas recién nacidas y sus flujos de salida, porque las estrellas más jóvenes todavía están invariablemente incrustadas dentro del gas y el polvo a partir del cual se forman. La emisión infrarroja de los flujos de salida de la estrella penetra en el gas y el polvo que oscurecen, lo que hace que los objetos de Herbig-Haro sean ideales para la observación con los instrumentos infrarrojos sensibles de Webb.

Leer más