Skip to main content

Telescopio Hubble detecta la estrella más lejana jamás vista

El telescopio espacial Hubble detectó la luz de una estrella que existió en los primeros 1,000 millones de años tras el nacimiento del universo con el Big Bang. Según informó la Agencia Espacial Europea (ESA), que opera el dispositivo en conjunto con su par estadounidense (NASA), Earendel es la “estrella más lejana jamás vista”.

“El hallazgo es un gran salto más atrás en el tiempo que con el récord anterior de una sola estrella, detectada por Hubble en 2018. Esta existía cuando el universo tenía unos 4,000 millones de años, o 30 por ciento de su edad actual”, explicó la NASA.

Ese momento, apuntó, es llamado por los astrónomos como “desplazamiento al rojo de 1.5”. “Los científicos usan el término ‘desplazamiento hacia el rojo’ porque a medida que el universo se expande, la luz de los objetos distantes se estira o ‘se desplaza’ a longitudes de onda más largas y rojas mientras viaja hacia nosotros”, añadió.

Telescopio Hubble detecta la estrella más lejana jamás vista
Crédito: NASA, ESA, Brian Welch (JHU), Dan Coe (STScI); procesamiento de imágenes: NASA, ESA, Alyssa Pagan (STScI). Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

En su condición de autor principal del artículo sobre el descubrimiento publicado en Nature, el astrónomo Brian Welch comentó que “al principio casi no lo creíamos: estaba mucho más lejos que la anterior estrella de mayor desplazamiento al rojo más distante”.

“Normalmente, a estas distancias, las galaxias enteras se ven como manchas pequeñas, donde se mezcla la luz de millones de estrellas. La galaxia que alberga esta estrella ha sido ampliada y distorsionada por lentes gravitacionales en una larga media luna que llamamos el Arco del Amanecer”, planteó el experto de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore.

Earendel, el nombre que Welch escogió para el hallazgo, significa “estrella de la mañana” en inglés antiguo. “El descubrimiento promete abrir una era inexplorada de formación estelar muy temprana”, afirmó la NASA.

El organismo explicó en un comunicado que la luz de esta estrella tardó 12,900 millones de años en llegar a la Tierra. En otras palabras, apareció cuando el universo tenía solo 7 por ciento de su edad actual, con un desplazamiento al rojo de 6.2. El documento agregó que “los objetos más pequeños vistos anteriormente a una distancia tan grande fueron cúmulos de estrellas dentro de galaxias primitivas”.

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

Earendel es tan antigua que pudo no haber tenido “todas las mismas materias primas que las estrellas que nos rodean hoy en día”, fundamentó el astrónomo. “Estudiarla será una ventana a una era del universo con la que no estamos familiarizados, pero que condujo a todo lo que conocemos. Es como si hubiéramos leído un libro muy interesante, pero comenzamos con el segundo capítulo y ahora tendremos la oportunidad de ver cómo comenzó todo”, planteó.

El sitio indicó que el descubrimiento fue posible gracias a los datos recopilados por el programa Estudio de la reionización con lentes gravitacionales en cúmulos (RELICS, por sus siglas en inglés) del Hubble, dirigido por el coautor del artículo Dan Coe en el Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial (Baltimore).

La estrella recién captada por el Hubble podría tener al menos 50 veces la masa del Sol y es millones de veces más brillante. Pese a su tamaño y características, “sería imposible de ver a una distancia tan grande sin la ayuda del aumento natural que produce un enorme cúmulo de galaxias, WHL0137-08”, que se ubica a medio camino de la Tierra.

La comunidad científica espera que la alta sensibilidad a la luz infrarroja del telescopio espacial James Webb de la NASA “es necesaria para aprender más sobre Earendel, porque su luz se estira [se desplaza hacia el rojo] a longitudes de onda infrarrojas más largas debido a la expansión del universo”.

Así lo resumió Dan Coe: “Con Webb esperamos confirmar que Earendel es de hecho una estrella, así como medir su brillo y temperatura […] También esperamos encontrar que el Arco del Amanecer carece de los elementos pesados que se forman en las generaciones posteriores de estrellas. Esto sugeriría que Earendel es una estrella rara, masiva y pobre en metales”.

Recomendaciones del editor

Juan José Castillo
Ex escritor de Digital Trends en Español
Juan José se ha desempeñado por cerca de dos décadas como periodista en medios de comunicación e instituciones públicas…
El Hubble capta una estrella bebé pulsando en un sistema estelar triple
hubble estrella bebe sistema estelar triple hp tau

Esta imagen del Telescopio Espacial Hubble de la NASA muestra un sistema estelar de tres estrellas. NASA, ESA, G. Duchene (Université de Grenoble I); Procesamiento de imágenes: Gladys Kober (NASA/Universidad Católica de América)
Una nueva y magnífica imagen del Telescopio Espacial Hubble muestra un sistema estelar triple, donde tres estrellas trabajan en tándem para crear una nebulosa de reflexión. El trío de estrellas se encuentra a 550 años luz de distancia, e incluye una estrella en particular, HP Tau, que es como una versión más joven de nuestro Sol y eventualmente crecerá para ser una estrella similar alimentada por hidrógeno dentro de millones de años.

Por el momento, HP Tau tiene menos de 10 millones de años, en comparación con los 4.600 millones de años del Sol. Actualmente es un tipo de estrella llamada estrella T Tauri, que es un tipo variable de estrella que cambia de brillo con el tiempo. Hay dos razones por las que una estrella será variable: o bien mantiene el mismo brillo, pero parece ser más o menos brillante desde la Tierra debido a factores como el polvo que se interpone en nuestra vista, o bien la estrella está cambiando sus niveles de brillo con el tiempo.

Leer más
El telescopio James Webb observa la atmósfera de un mundo infernal rocoso
telescopio espacial james webb atmosfera mundo infernal rocoso 55 cancri e

El concepto de este artista muestra cómo podría ser el exoplaneta 55 Cancri e. También llamado Janssen, 55 Cancri e es una llamada súper-Tierra, un planeta rocoso significativamente más grande que la Tierra pero más pequeño que Neptuno, que orbita su estrella a una distancia de solo 2,25 millones de kilómetros (0,015 unidades astronómicas), completando una órbita completa en menos de 18 horas. NASA, ESA, CSA, R. Crawford (STScI)
Cuando se trata de aprender sobre exoplanetas, o planetas más allá de nuestro sistema solar, el telescopio espacial James Webb proporciona más información que nunca. Durante la última década, más o menos, se han descubierto miles de exoplanetas, con detalles disponibles sobre estos mundos, como sus órbitas y su tamaño o masa. Pero ahora estamos empezando a aprender cómo son realmente estos planetas, incluidos los detalles de sus atmósferas. Webb investigó recientemente la atmósfera alrededor del exoplaneta 55 Cancri e, encontrando lo que podría ser la primera atmósfera de un planeta rocoso descubierto fuera del sistema solar.

El planeta en cuestión, 55 Cancri e, no es un lugar acogedor. La estrella que lo alberga es similar al Sol, pero la órbita del planeta está tan cerca de ella, a solo 1,4 millones de millas de distancia, que es probable que su superficie sea un océano burbujeante de magma. Incluso se le conoce como el "planeta del infierno". Pero a pesar de las condiciones extremas allí, los astrónomos se han preguntado durante mucho tiempo si el planeta podría albergar una atmósfera o si es demasiado caliente y bombardeado por demasiada radiación.

Leer más
La nave espacial Orion de la NASA tiene «problemas críticos» con su escudo térmico
nave espacial orion problemas criticos escudo termico

La NASA tiene la intención de usar su nueva cápsula Orion para enviar astronautas a la Luna bajo su programa Artemis, pero un nuevo informe encuentra que los problemas con el escudo térmico de la cápsula podrían ser un riesgo para la seguridad de la tripulación. El informe del inspector general de la NASA se publicó esta semana y detalla los problemas con el escudo térmico, que perdió algo de material durante el primer vuelo de Orión durante la misión Artemis I en 2022.
El módulo de tripulación Orion para la misión Artemis II de la NASA. NASA/Kim Shiflett
El informe dice que la misión Artemis I, que no estaba tripulada, reveló "problemas críticos" que deben abordarse antes de que los astronautas vuelen en la cápsula como parte de la misión Artemis II. La preocupación particular fue con el escudo térmico de Orión, los pernos de separación y la distribución de energía, ya que durante el proceso de reentrada de Artemis I, el escudo térmico ablativo de la cápsula se desgastó más de lo esperado en más de 100 ubicaciones.

La NASA ya había compartido información sobre los problemas con el escudo térmico en una sesión informativa el año pasado, aunque el gerente del programa Orion, Howard Hu, dijo en ese momento que, si bien había más material carbonizado de lo esperado, todavía quedaba un margen significativo en el escudo térmico y que esto no era un problema de seguridad. El escudo térmico está diseñado para ser extirpado hasta cierto punto, pero el inspector general parece considerar que el problema es más grave de lo que la NASA anunció anteriormente. También hubo problemas con el perno de separación del módulo de tripulación y el sistema de energía eléctrica de la cápsula.

Leer más