Conoce los estadios de la Eurocopa 2021

Se acerca la fecha. Después de un año de retraso por la pandemia, la máxima justa del futbol de las naciones europeas está por comenzar y todos los equipos se reportan listos para iniciar. Las sedes impresionantes, a lo largo y ancho de Europa, preparadas con los protocolos anti-COVID-19, tendrán un cupo variable que dependerá de las reglas impuestas por los gobiernos locales. Serán 11 los estadios que recibirán a las selecciones previamente clasificadas, algo nunca visto.

Johan Cruijff Arena, uno de los 11 estadios de la Eurocopa 2020
Johan Cruijff Arena

Te va a interesar:

El hecho de tener originalmente 12 sedes fue para conmemorar el 60 aniversario de la EUFA. Sin embargo, Irlanda declinó por no poder cumplir las normas exigidas por la agencia sobre el COVID-19 y Bilbao, otra de las sedes originales, fue reemplazada por Sevilla.

Los 11 estadios de la Eurocopa 2020 (que en realidad será Euro 2021)

Todos los estadios serán sede de la fase de grupos, pero la semifinal y la gran final serán en el estadio con más historia de Europa y del mundo, en la catedral del futbol —como bien dijo Pelé—, el estadio Wembley. Los octavos y cuartos se repartirán en el resto de las sedes.

Estadio de Wembley (Londres, Inglaterra)

Con cinco estadios de primera división y muchos otros más de divisiones inferiores, la ciudad de Londres es considerada la cuna del futbol. Pero, para ser sinceros, el estadio más importante e imponente es el de Wembley, que además de ser la casa de la selección de la rosa es sede de las semifinales y la final de la FA Cup, la final de Copa de la Liga, la Community Shield y finales de ascenso.

Con un diseño del famoso arquitecto Norman Foster, el nuevo estadio de Wembley fue terminado en 2007, en el mismo sitio que la antigua catedral del futbol, que fue demolido en 2002. Con una capacidad para 90,000 espectadores, el costo final fue alrededor de los 1,100 millones de euros.

Originalmente, el estadio fue planeado con vistas a los Juegos Olímpicos de Londres 2012, donde en agosto del mismo año se jugó la final de futbol masculino que México le ganó a Brasil con un marcador de 2-1. También se jugó la final femenil, donde EEUU (quinto campeonato consecutivo para entonces) derrotó a Japón con marcador de 2-1.

La selección inglesa fue derrotada en la primera ronda de finales por Canadá con un marcador de 2-0, un trago muy amargo para los de casa, sobre todo después de haber demostrado un poderío al ganar sus tres partidos de primera fase.

La inauguración oficial fue el 24 de marzo de 2007, luego de dos intentos debido a problemas de logística de las empresas constructoras, con el enfrentamiento entre las selecciones de Inglaterra e Italia de la categoría sub-21.

Como todos los estadios grandes, el tour es obligado, incluso si no eres un amante del futbol, ya que también se han dado grandes conciertos y otro tipo de eventos. Tendrás acceso al museo, vestuarios, salas de prensa, palco presidencial y el túnel principal a la cancha, la mala noticia es que el césped solo lo verás de lejos.

Estadio Olímpico de Roma (Italia)

Pensar en Italia es mucho más que vino, pizza y pasta, claro que si nos queremos poner culturales hablaríamos del Imperio romano, pero no es el caso, o mejor dicho, no es el momento. Hablemos de futbol y del catenaccio.

Roma, a pesar de ser la capital, pertenece a Lacio, una de las 20 regiones administrativas en las que está dividido el país. Esto es importante, porque precisamente a eso se debe que el Estadio Olímpico de Roma sea compartido entre el AS Roma y la S.S. Lazio.

Su nombre, como muchos estadios en el mundo, se debe al propósito original —más no único— de ser la sede de unos Juegos Olímpicos, y Roma lo fue en 1960. También fue el escenario donde se disputó el Mundial de Futbol de 1990. En 1927, la idea era tener una ciudad de los deportes que por fin se vio materializada en 1937 y se mantuvo hasta 1950.

Para 1950 y con miras a los Juegos Olímpicos de 1960, el estadio recibió una gran remodelación que le otorgó un aumento en la capacidad de hasta 100,000 espectadores, lo que de facto le dio la oportunidad de ser la sede de la inauguración y clausura de las Olimpiadas.

Treinta años después, un renovado estadio daría la bienvenida a los amantes del soccer para celebrar un Mundial de Futbol avalado por la FIFA. El antiguo estadio fue derrumbado por completo y su icónica forma olímpica fue modificada abruptamente (las gradas se acercaron al campo de futbol).

Con esta modificación, la capacidad se vio severamente disminuida y pasó a tener cupo para aproximadamente 73,000 espectadores. La buena noticia es que, según el reglamento de la UEFA, es elegible para jugar finales de la Champions Ligue.

La cual, precisamente, se llevó a cabo en mayo de 2009 entre el Barcelona y el Manchester United, donde finalmente, de la mano de Samuel Eto’o y Messi, el Barcelona doblegó con marcador de 2-0 al equipo inglés.

Estadio Krestovsky (San Petersburgo, Rusia)

Con todo el misterio y lo espectacular de sus edificios y paisajes, San Petersburgo presume su grandioso estadio Krestovsky, también conocido como Gazprom Arena, diseñado por el japonés Kisho Kurosawa.

Sede del equipo FC Zenit y de diferentes competencias internacionales avaladas por la FIFA, el estadio debe su nombre a la isla donde está ubicado, Krestovsky, que originalmente albergaba el Kirov, demolido en 2006 y donde originalmente jugaba el Zenit de San Petersburgo.

El nuevo estadio con capacidad para 68,000 espectadores tuvo serias dificultades en su construcción y con ello sus consecuentes retrasos debido a que el principal patrocinador, Gazprom, se negó a seguir inyectando recursos debido a lo que parecía un costo excesivo; su precio final fue superior a los $1,000 millones de dólares.

Finalmente, el estadio fue inaugurado en abril de 2017 con un partido de liga entre el Zenit y el Ural, donde el equipo local salió vencedor con un marcador de 2-0, haciendo historia con el primer gol al minuto 86 el jugador serbio Branislav Ivanović, que irónicamente es defensa, y la segunda anotación al minuto 90 por Yohan Mollo.

De lejos, el estadio luce impresionante debido a sus 110 metros de altura y a su forma perfectamente circular. Pero, al ver su interior, quedas sorprendido con sus gradas muy verticales y en forma rectangular. Esta disposición hace que muchos lugares no tengan una buena visibilidad de la cancha, probablemente debido a los cambios de constructoras y al fallecimiento del diseñador, Kisho Kurosawa.

Por fortuna, debido a los crudos inviernos de la zona, el estadio cuenta con un techo retráctil, lo cual ayuda a conservar el pasto en excelentes condiciones. A pesar de que se realizan otro tipo de eventos como conciertos, es posible desmontar el pasto. Estas dos características, aunado al aumento de última hora de su capacidad de 40,000 a 70,000 espectadores, fueron en parte las causas del aumento del costo de este estadio.

Allianz Arena (Múnich, Alemania)

El nombre oficial de este estadio es Allianz Arena, aunque en ciertas competencias se le ha cambiado el nombre, por ejemplo, en la Copa Mundial de Futbol de 2006, cuando se le llamó Estadio de la Copa Mundial de la FIFA de Múnich por cuestiones comerciales de la FIFA.

De la misma manera, cambia a München Fußball Arena para las competencias de la liga de campeones, esta vez por reglas de la UEFA. También cuenta como muchos estadios con un sobrenombre, Schlauchboot, que en español significa bote inflable.

El Allianz Arena se encuentra al norte de Múnich, en el vecindario de Frotmaning, muy cerca de las antiguas y abandonadas vías y andenes de trenes que fueron hechas para las Olimpiadas de Múnich en 1972, y en las cuales puedes tomarte fotografías, así como en el Jardín Inglés, que cuenta con 78 kilómetros de rutas de ciclismo y para trotar.

El estadio fue construido gracias a una consulta municipal en 2001, donde se pedía la opinión de los habitantes acerca de la preferencia sobre la construcción de un nuevo estadio o la reconstrucción del viejo Estadio Olímpico de Múnich, donde jugaban el Bayern Múnich y el TSV 1860 Múnich. La consulta decidió la construcción del nuevo estadio con 65 por ciento de los votos.

El diseño del nuevo estadio estuvo a cargo de la firma suiza Herzog & Meuron. Si bien el patrocinio de la firma de seguros Allianz, y su aportación a cambio de llevar su nombre por 30 años (nada es gratis) ayudó mucho, la mayor parte del costo final, que fue de aproximadamente $415 millones de dólares, fue pagado por el Bayern Múnich y el TSV 1860 Múnich.

En el diseño del Allianz Arena se utilizaron más de 2,800 paneles romboidales de ETFE (copolímero de etileno tetrafluoretileno), material usado en el famoso Cubo de Agua de Beijing, en China, sede de los deportes de natación de las Olimpiadas de 2008. Dichos paneles tienen la característica de poder iluminarse con diferentes colores para apoyar a los equipos locales e incluso a la selección alemana.

El estadio cuenta con dos cámaras que transmiten en vivo, una desde el exterior y otra al interior, a las cuales puedes acceder en cada link y ver lo que sucede en vivo en cualquier momento. Suben una imagen cada 10 segundos.

Estadio Olímpico de Bakú (Azerbaiyán)

El Olímpico de Bakú fue planeado desde 2008 como un estadio de primer nivel para ser la casa de la selección nacional de Azerbaiyán y de paso ser utilizado en competencias olímpicas europeas. El costo final fue de cerca de $600 millones de dólares.

Así, en 2011 dio inicio la construcción de este impresionante estadio, la cual terminó —con algunas dificultades— en 2015. Fue inaugurado en marzo, justo a tiempo para la competencia olímpica veraniega de junio.

La importancia de estos Juegos Olímpicos Europeos radicaba en que fue la primera vez que se realizaban, y al igual que las Olimpiadas, cada cuatro años. En 2019, la sede fue Minsk, en Bielorrusia; la ciudad de Cracovia, en Polonia, será la sede en 2023.

La península de Absherón, en Bakú, albergó las instalaciones del estadio, que fue construido por una empresa turca; se encuentra al noreste de la ciudad, en la carretera que va desde el centro hasta el aeropuerto internacional. Cerca del estadio está el lago Boyukshor.

Para llegar al estadio se puede usar el metro desde el casco antiguo de la ciudad; la estación de Koroglu, de la línea 1, te dejará muy cerca. En los alrededores del recinto deportivo encontrarás algunos restaurantes de comida típica.

Estadio Parken (Copenhague, Dinamarca)

También conocido como Telia Parken, o solamente Parken, es el estadio oficial de la selección danesa. Se encuentra ubicado en el famoso distrito Indre, en la capital de Dinamarca. A menos de dos kilómetros encontrarás la famosa estatua de La Sirenita, personaje del cuento homónimo del escritor danés Hans Christian Andersen.

Como todo estadio de este tipo de latitudes con inviernos severos, cuenta con un techo retráctil. La también sede del equipo local FC Copenhague inició su construcción en 1990, se terminó en dos años y cuenta con una capacidad de poco más de 38,000 aficionados cómodamente sentados.

De acuerdo a los criterios de la UEFA desde 1993, el estadio Parken es categoría 4 estrellas, por lo que puede organizar finales de la Eurocopa, pero no finales de la Liga de Campeones de la UEFA, ya que el aforo mínimo necesario es de 50,000 espectadores.

Anteriormente, en este lugar estaba el estadio Idraetsparken, el cual fue remodelado por una empresa particular con ciertos beneficios para la selección danesa por 15 años, pero finalmente fue adquirido por el FC Copenhague.

Además de La Sirenita, la capital danesa cuenta con muchas atracciones, aquí te dejamos un enlace con más lugares o actividades para ti y tu familia. Puedes visitar atracciones cercanas como Konditaget Lüders, una azotea frente al puerto, a 24 metros de altura, donde puedes hacer ejercicio y disfrutar de la vista.

Ferenc Puskas (Budapest, Hungría)

Zugló es uno de los 23 distritos en los que está dividido Budapest, capital de Hungría. Ubicado al noreste de la ciudad, es un vecindario residencial con apartamentos altos al viejo estilo de la era comunista. En esta zona se encuentra el estadio Ferenc Puskas, sede de la próxima Eurocopa 2020 y que lleva el nombre del máximo jugador húngaro.

La demolición del estadio antiguo en 2016 dio paso a la construcción del estadio actual, que inició en 2017 y terminó a finales de 2019. La federación húngara es dueña de esta sede clasificada por la UEFA con 5 estrellas, por lo cual es elegible para finales de la Euro y del Mundial de Clubes.

El costo del estadio fue de alrededor de $350 millones de dólares, el triple de lo originalmente planeado. Una de las razones de este sobrecosto fue el hecho de que en los planes originales no estaba demoler el estadio antiguo. El nuevo reciento fue obra del arquitecto húngaro Gyorgy Skardelli.

Puskás Arena fue inaugurado en junio de 2018, y en este es posible realizar espectáculos deportivos, conferencias y conciertos. En la Euro 2020 se llevarán a cabo juegos de fase regular y octavos de final. Está abierta la posibilidad de incluir una final en un futuro.

Johann Cruijff Arena (Ámsterdam, Países Bajos)

El Johan Cruijff Arena fue diseñado como uno de los sitios más autosuficientes y sustentables del planeta. Cuenta con una sólida tecnología basada en redes de baterías auspiciada por empresas como Nissan, BAM, EATON y The Mobility House.

Gracias a este apoyo, el hogar del Ajax genera 3 MW y almacena de 2.8 MW. La energía generada con paneles solares es almacenada y utilizada en interrupciones de la red general, y se aprovecha en conciertos y eventos para minimizar la sobrecarga a la red de la ciudad.

El diseño universal de este estadio facilita el acceso a personas en silla de ruedas, además de contar con lugares preferentes, escaleras eléctricas y elevadores.

Para las personas con discapacidad visual, detrás de la portería del lado norte hay lugares especiales con un enlace de radio, por medio del cual se les narra el partido de principio a fin. La narración está hecha por profesionales.

Arena Nacional (Bucarest, Rumania)

Al este de Bucarest, en Rumania, se encuentra el complejo deportivo Lia Manoliu, nombre dado en honor a una atleta rumana ganadora de la medalla de oro en lanzamiento de disco durante las Olimpiadas de 1968. Originalmente, en 2005 se había decidido reconstruir el estadio que se encontraba en esa zona, pero finalmente dos años después se tomó la decisión de demolerlo.

El Arena Nacional tiene una capacidad de más de 55,000 espectadores y es posible ampliarlo hasta aproximadamente 63,000. El estadio es la casa del Steaua de Bucarest y de la selección nacional.

Fue inaugurado en septiembre de 2011 con un partido de clasificación para la Euro de 2012 entre los equipos nacionales de Rumania y Francia. El juego no fue precisamente memorable por la cantidad de goles (quedó empatado a ceros), pero si se recuerda por la mala calidad del pasto: tan flojo que se levantaba casi por solo pisarlo.

El techo del estadio es totalmente retráctil y está calificado con 4 estrellas por parte de la UEFA. Tiene, entre otras facilidades, un estacionamiento para más de 2,000 vehículos, 360 baños, área de prensa para 126 corresponsales, la cual se puede ampliar, y 3,600 palcos VIP.

Hampden Park (Glasgow, Escocia)

El estadio Hampden Park es la casa de la selección escocesa y sede de los partidos oficiales desde 1906. Se encuentra en Mount Florida, al sur de Glasgow, una zona principalmente residencial dominada por edificios de viviendas, que fue parte de una regeneración en la década de 1960, sobre la carretera Cathcart Road.

El estadio tiene un aforo para más de 51,000 aficionados y cuenta con mucha historia en sus casi 120 años de vida. Cuando se construyo, en 1903, era el estadio más grande del mundo, con capacidad para 100,000 aficionados (incluso hoy se considera enorme).

Podrá parecer exagerado para la época, pero los escoceses pensaban diferente, pues lo ampliaron a 150,000 plazas en 1927. Gracias a su tamaño, el recinto deportivo cuenta con el récord de un partido en Europa con más de 149,000 espectadores (solo superada por la gran final de Brasil vs. Uruguay en 1950). ¿Qué partido podría reunir esa cantidad? Exacto, Escocia vs. Inglaterra en plena reinauguración en 1937, el cual se llevó Escocia con un 3-1.

En el futbol moderno sonará extraño, pero Escocia siempre había dominado a Inglaterra, le tomó 111 años al equipo de la rosa estar por encima de Escocia en las estadísticas entre estas dos selecciones, y esto se dio hasta 1983, cuando finalmente Inglaterra se puso al frente con 40 puntos sobre 39.

¿Otro hecho histórico de este estadio? ¿Recuerdas aquel golazo de Zinedine Zidane de volea con la pierna izquierda? Así es, esa final de la Champions Ligue entre el Real Madrid y el Eintrach de Frankfurt, ante más de 127,000 aficionados, fue en el césped de este recinto deportivo.

La Cartuja (Sevilla, España)

El estadio La Cartuja, en Sevilla, es uno de los mejor diseñados, con más tecnología y los mejores servicios para los aficionados, que  incluye a aquellos con movilidad limitada, extranjeros e incluso quienes no son entusiastas del futbol.

Desde sus inicios, y con la esperanza de que la ciudad de Sevilla fuera seleccionada como sede de las Olimpiadas de 2004, fue diseñado para múltiples propósitos al ser construido bajo los reglamentos del Comité Olímpico Internacional sin olvidar su fin primordial, el futbol. Sin embargo, conocemos el desenlace de esa historia: la ciudad elegida fue Atenas.

Su capacidad para 60,000 espectadores lo colocan como el tercero más grande en España, solo detrás del Santiago Bernabeu de Madrid y del Nou Camp de Barcelona. Su seguridad es impresionante: cuenta con circuito cerrado de videovigilancia, una red de fibra óptica y un hotel en las instalaciones del estadio.

Sevilla y sus alrededores ofrecen distracciones de todo tipo. En este enlace encontrarás más de 900 actividades para toda la familia, así que no podrás quejarte de no tener algo que hacer cuando estés de visita.

Para las personas con movilidad limitada cuenta con 10 elevadores, cuatro zonas con más de 200 localidades para personas en silla de ruedas y sus acompañantes, así como espacios de estacionamiento cercanos a la entrada del estadio y a los servicios médicos.

Recomendaciones del editor