Offside automatizado: así es la tecnología que debutará en Qatar 2022

En los últimos años, la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) se ha propuesto que la tecnología tenga un rol cada vez más protagónico en la actividad deportiva.

La intención es que los distintos avances puedan convertirse en una ayuda para los árbitros durante los encuentros, en especial en aquellas jugadas más polémicas.

Desde 2018, el organismo comenzó a implementar el sistema de Videoarbitraje (VAR) para ciertas jugadas que despertaban mayores dudas, como goles, penales, tarjetas rojas y confusión de identidad.

Esta tecnología marcó una verdadera revolución en el futbol y todavía no termina de convencer mucho debido a lo poco práctica que resulta su aplicación en pleno partido.

Lo que más complica es el tiempo que tarda la resolución de algunas jugadas. Por lo mismo, la FIFA busca implementar un método más eficiente en una jugada en particular.

Getty Images.

Tecnología inédita

Hace algunos días, el organismo internacional anunció la implementación del offside (fuera de lugar) automatizado para la Copa Mundial de Futbol Catar 2022. Esta tecnología ya ha sido probada de forma semiautomática en el Mundial de Clubes de 2019.

“El fuera de juego automatizado creo que estará listo para 2022”, explicó Arsene Wenger, jefe de desarrollo del fútbol de la FIFA, en declaraciones a Reuters.

“Estoy presionando mucho para tener ese sistema, en el que la señal va directamente al juez de línea”.

Así, en el próximo mundial se podrá ver una tecnología inédita. Esta consiste en avisarle de forma automática y casi inmediata al asistente del árbitro cuando un jugador está en posición adelantada para que así el juez principal cuente con información adicional antes de tomar una decisión al respecto.

Por ahora, el único problema es el tiempo que tarda el sistema en notificar al asistente de un posible offside, lo que debe ser corregido por los encargados, sobre todo si se tiene en cuenta el inconveniente que esto podría significar para el espectáculo, lo que hace recordar los peores momentos del VAR.

“En promedio, el tiempo de espera que tenemos es de unos 70 segundos, a veces 1 minuto y 20 segundos. Es muy importante [mejorar eso] porque vemos que muchas celebraciones se anulan después por situaciones marginales”, agrega Wenger.

Así, los fanáticos del futbol podrían ser testigos de otra importante revolución en el deporte más popular del mundo. Es de esperar, eso sí, que esta vez la tecnología sí marque una verdadera diferencia.

Recomendaciones del editor