Por primera vez, un dron entrega un riñón que salva la vida de un paciente

dron entrega rinon transplante drone delivery kidney 1
A medida que transcurre el tiempo y la tecnología mejora, los drones continúan transformándose en un elemento esencial en una variedad de industrias. Una de ellas es el campo médico, en el que la capacidad de las máquinas para desplegarse rápidamente y moverse a gran velocidad en áreas urbanas para lograr entregas vitales puede ser, literalmente, cuestión de vida o muerte.

En lo que se cree que es una primicia mundial, investigadores del Centro Médico de la Universidad de Maryland (UMMC) anunciaron esta semana el transporte exitoso de un riñón para una mujer que necesitaba un trasplante.

“Todo esto es increíble. Hace años, esto no era algo en lo que ni siquiera se pudiera pensar”, dijo la paciente de 44 años de edad, que prefirió permanecer en el anonimato. Luego de la exitosa operación, la residente de Baltimore fue dada de alta del hospital en condición estable. Un video publicado por UMMC muestra al dron de entrega médica en su viaje, que cubrió una distancia de casi tres millas.

MÁS RÁPIDO Y MÁS SEGURO


Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Maryland, donde se llevó a cabo la operación, dijeron que la demostración muestra el potencial de los sistemas de aviones no tripulados para proporcionar entregas de órganos que, en muchos casos, pueden ser “más rápidos, más seguros y más ampliamente disponibles que los métodos de transporte tradicionales”.

El innovador vuelo fue el resultado de una colaboración entre médicos especialistas en trasplantes e investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland en Baltimore, que trabajaron junto a expertos en aviación e ingeniería de la Universidad de Maryland, y colaboradores de la organización Living Legacy Foundation.

El dron de ocho rotores que realizó el exitoso vuelo fue creado específicamente para este fin, y cuenta con hélices y motores de respaldo y un sistema de recuperación de paracaídas en caso de que la nave falle durante su trayectoria. También incorpora un aparato especialmente diseñado, capaz de mantener y monitorear un órgano humano viable durante el vuelo.

UN PROCESO ALTAMENTE COMPLEJO

Los investigadores señalan que el transporte de órganos humanos delicados es un proceso altamente complejo. Usando los métodos actuales, el transporte de tal carga generalmente implica costosos aviones fletados, o la dependencia de vuelos comerciales que a veces se pueden retrasar, arruinando la viabilidad del órgano.

Además, un hecho significativo que añade a la complejidad de la situación es que los sistemas existentes no llegan a áreas rurales o geográficamente remotas, lo que limita el acceso en estas regiones tanto para donaciones de órganos como para trasplantes. Esto sugiere que la tecnología de drones tiene el potencial de transformar el transporte de órganos o suministros de sangre en múltiples niveles, una vez que las máquinas puedan cubrir distancias mayores individualmente o mediante una red de distribución.

De hecho, uno de los investigadores comenta en el video sobre cómo el equipo espera construir un avión no tripulado de ala fija con las mismas funciones de protección de órganos, que pueda cubrir distancias mucho mayores, tal vez similares a una nave que ha estado transportando exitosamente suministros de sangre en Ruanda, y otros drones que han estado realizando entregas de medicamentos en áreas remotas.

SALVANDO VIDAS

“Este vuelo histórico no solo representa un gran avance desde el punto de vista tecnológico, sino que proporciona una demostración ejemplar de cómo la experiencia en ingeniería y la creatividad al final satisfacen las necesidades humanas; en este caso, la necesidad de mejorar la confiabilidad y la eficiencia de la entrega de órganos a los hospitales que realizan cirugías de trasplante”, dijeron en un comunicado Darryll J. Pines, de la Escuela de Ingeniería A. James Clark, y Nariman Farvardin, catedrático universitario de ingeniería aeroespacial.

“Tan sorprendente como este avance es desde un punto de vista puramente de ingeniería, hay un propósito mayor en juego. En última instancia, no se trata de la tecnología; se trata de mejorar y hasta salvar vidas humanas”.

Recomendaciones del editor