Surface Pro X vs. Surface Pro 7: analizamos las nuevas 2 en 1 de Microsoft

Si te damos a elegir entre la Surface Pro X vs. Surface Pro 7: ¿con cuál te quedas?

Microsoft ha ampliado su catálogo de productos con alguna sorpresa. Entre las novedades destacan dos computadoras 2 en 1. En esta comparativa entre la Surface Pro X vs. Surface Pro 7 enfrentamos ambas computadoras para conocer sus diferencias. El modelo Surface Pro 7 es un dispositivo más rápido, mientras que el Surface Pro X es el más innovador.

¿Qué características destacan más? ¿A quién está dirigido cada uno? ¿Cuánto valen? Aquí te contamos todos los detalles.

Surface Pro X vs. Microsoft Surface Pro 7

Diseño

La estética de los dos nuevos 2 en 1 se parece a la de los anteriores dispositivos Surface Pro. Eso es algo bueno, porque Microsoft ha logrado mantener un aspecto único en esta serie, al mismo tiempo que continúa siendo moderna.

La Surface Pro 7 no ha sufrido ningún cambio en el exterior, con la misma pantalla PixelSense de 12.3 pulgadas y su relación de aspecto de 3:2 y una resolución de 2,736 x 1,824 para obtener una resolución nítida de 267 píxeles por pulgada (ppp). Estará disponible en el tradicional color plata mate de la gama Surface Pro y en negro azabache de forma opcional.

La Surface Pro X es un poco más grande gracias a una pantalla PixelSense de 13 pulgadas, con la misma relación de aspecto 3:2 y una resolución igual de nítida de 2,880 x 1,920 y 267 PPI.

Sin embargo, la Surface Pro X es también más delgada que la Surface Pro 7, con un tamaño de tableta de 5.3 mm en comparación con 8.38 mm. Ambas 2 en 1 son, aproximadamente, igual de ligeras, con 1.7 libras (hay una diferencia de un gramo). Dada la delgadez de la Surface Pro X, sospechamos que se sentirá como un dispositivo más pequeño.

La Surface Pro X ofrece algunos rasgos de diseño más atractivos. En primer lugar, la computadora Surface Pro X tiene una cubierta de acceso bajo el soporte. Además, mientras la Surface Pro 7 utiliza el mismo Type Cover y Pen que los modelos anteriores, la Surface Pro X tiene un nuevo Type Cover con una ranura en la que puede caber un nuevo lápiz Slim Pen para la carga inalámbrica.

La conectividad mejora con la Surface Pro 7, añadiendo un puerto USB-C (sin Thunderbolt 3) que va con un puerto USB-A, un conector para auriculares de 3.5 mm y el mismo puerto Surface Connect que en los modelos anteriores.

La Surface Pro X tiene dos puertos USB-C que van con su conector para audífonos o auriculares y una ranura microSIM para conectividad inalámbrica LTE.

Con todo, la Surface Pro X es más delgada y presume de una pantalla un poco más grande, con algunos toques de diseño agradables.

Rendimiento

Aquí es donde estas 2 en 1 son más diferentes.

La Surface Pro 7 utiliza las CPUs Ice Lake de Intel de 10ª generación con opciones para procesadores Core i3, i5 e i7, con hasta 16 GB de RAM y hasta 1 TB de SSD.

La Surface Pro X, por otro lado, utiliza una nueva CPU Microsoft SQ1 creada en colaboración con Qualcomm, que funciona hasta con 7 vatios de potencia y la mayor parte del procesamiento se realiza a 2 vatios.

SQ1 tiene una CPU y una GPU integradas en el mismo chip y ofrece hasta 2 teraflops de rendimiento gráfico y 9 teraflops de rendimiento total. También hay un motor de inteligencia artificial integrado de hasta 16 GB de RAM y hasta 512 GB de SSD.

Sospechamos que la Surface Pro 7 será más rápida, con un Core i7 y al ejecutar aplicaciones nativas. La Surface Pro X tendrá que ejecutar aplicaciones heredadas de Windows 10, lo que supondrá un golpe para el rendimiento, y sospechamos que, aunque es más rápida por vatio que la Surface Pro 6, la CPU de Microsoft SQ1 seguirá estando por detrás de las CPU de Intel de décima generación en tareas exigentes.

Portabilidad

Ambas portátiles son delgadas y ligeras y apenas abultarán en una mochila.

La Surface Pro X es mucho más delgada, pero su peso es aproximadamente igual. Ambas son unas 2 en 1 muy portátiles.

Batería

La vida de la batería será una métrica interesante para probar una vez que tengamos en nuestras manos las unidades de revisión.

Microsoft redujo su estimación para la Surface Pro 7 de las 13.5 horas prometidas con la Surface Pro 6 a solo 10.5 horas, en referencia a las rápidas CPUs que hay dentro.

La compañía promete hasta 13 horas para la Surface Pro X, lo que significa que es probable que sea la más duradera, aunque no resulte tan agresiva como otras tabletas basadas en ARM en términos de duración de la batería. Claramente, Microsoft apunta al rendimiento con el procesador SQ1 en lugar de a la duración de la batería.

¿Qué modelo es mejor?

El precio base de la Surface Pro 7 es de $749 dólares. A partir de ahí irá subiendo. Las configuraciones de gama alta probablemente superen los $2,000 dólares. Y querrás incluir un par de cientos de dólares para un Type Cover y Surface Pen.

La Surface Pro X costará un mínimo de $999 dólares, de nuevo sin  Type Cover o Slim Pen. A partir de ahí también aumentará el precio. Ambas computadoras portátiles son dispositivos premium con una configuración avanzada.

Sospechamos que la mayoría de los usuarios utilizarán la Surface Pro 7 para obtener rendimiento. Pero la Surface Pro X resulta una alternativa interesante con una duración de la batería ligeramente mejor. Tendremos que esperar hasta nuestras revisiones completas para nombrar a nuestro ganador final.

Recomendaciones del editor