Surface Pro 8 vs. Surface Pro X: ¿cuál 2-en-1 es la adecuada para ti?

Con el lanzamiento de Windows 11 el 5 de octubre, veremos muchas tabletas 2-en-1 nuevas de Microsoft este otoño. La lista en el evento anual para este tipo de dispositivos incluye a los modelos Surface Pro 8, Laptop Studio, Go 3 y Pro X. Por lo tanto, si te diriges a comprar uno en línea, es posible que te preguntes que tan semejantes son estos nuevos modelos. Comparamos a la Surface Pro 8 vs. Surface Pro X para que conozcas todas sus diferencias y, de paso, selecciones la más adecuada para ti.

Te va a interesar:

Las dos pueden verse similares en el exterior, con biseles delgados y las mismas cubiertas tipográficas, pero en el interior, las cosas son muy diferentes. A continuación, te mostramos cómo se comparan la Surface Pro 8 con Surface Pro X en términos de diseño, rendimiento, portabilidad y más.

Precio

La mano de una persona tomando el Slim Pen 2 de una 2-en-1, para comparar a la Surface Pro 8 vs. Surface Pro.

Empezamos primero con el aspecto más importante, el precio. Tanto La Surface Pro 8 como la nueva Surface Pro X son caras. Terminarás gastando más de $1,000 dólares en EEUU en cualquiera de los dispositivos después de impuestos y otras tarifas. Si tienes un presupuesto limitado, te sugerimos que compres la Surface Go 3.

La nueva Surface Pro 8 tiene un precio inicial de $1,099 dólares. Ese es solo el precio de la tableta, sin incluir el teclado Type Cover ni el Surface Slim Pen 2. Esto es para el modelo de nivel de entrada con un procesador Intel Core i5, 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento.

Por otro lado, la nueva Surface Pro X es un poco más barata. Comienza en $900 dólares para una configuración con el procesador Microsoft SQ1, 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento. Un total de $200 dólares más barata, que podría terminar ahorrándote algo de dinero para comprar un Type Cover, así como un Surface Slim Pen, para la mejor experiencia general.

En ambos casos, puedes cambiar el almacenamiento en un momento posterior, ya que se puede quitar el SSD. Por supuesto, deberás considerar cómo utilizarás los dispositivos. La Pro 8 funciona con un procesador Intel y ejecuta cualquier aplicación que se te ocurra.

La Pro X funciona con un procesador personalizado basado en Microsoft ARM y emula aplicaciones, por lo que es posible que el rendimiento no sea el mejor para todos. Mantenlo en mente.

Diseño

Surface Pro X con Windows 11.

En lo que respecta al diseño, las nuevas Surface Pro X y Pro 8 están al mismo nivel. Visualmente, ambos son dispositivos de aspecto elegante, con biseles delgados en todos los sentidos.

No importa cuál elijas, comprarás una tableta que es bastante portátil, se ve muy bien y también tiene mucho espacio en la pantalla para que puedas realizar múltiples tareas sin problemas visuales.

La Surface Pro 8 pesa 1.96 libras y tiene 0.37 pulgadas de grosor. La Surface Pro X, mientras tanto, pesa 1.7 libras y tiene un grosor de aproximadamente 0.28 pulgadas. Sobre el papel, la Pro X es más delgada y ligera que la Pro 8, pero no es una diferencia que puedas sentir de inmediato.

Ten en cuenta que ambas 2-en-1 cuentan con diferentes opciones de color. La Pro 8 viene en platino o grafito. La Pro X viene en negro mate o platino. Los dos dispositivos tienen un revestimiento de aluminio anodizado.

Las dos tabletas también cuentan con el pie de apoyo exclusivo de Microsoft, que te permite mover la tableta hasta 165 grados mientras está en tu regazo o en tu escritorio para mayor facilidad de uso.

Pantalla

La pantalla de Surface Pro 8.

Otro factor diferenciador entre la Pro 8 y la Pro X es la pantalla. Sí, ambos 2-en-1 tienen una pantalla con biseles delgados, pero la tecnología en este punto puede ser muy diferente, según cómo uses tu dispositivo.

Tanto la Pro 8 como la Pro X tienen una pantalla de 13 pulgadas con resolución de 2,880 x 1,920 pixeles con 267 ppp. Ambas pantallas cuentan con una relación de aspecto de 3:2, admiten 10 puntos de contacto y soporte para el Surface Pen.

La diferencia es que la Pro 8 tiene algunas características más nuevas dentro del panel de visualización. Cuenta con un chip especial de Microsoft en la placa base que es compatible con los hápticos de Windows 11.

Esto significa que, si compras un Surface Slim Pen 2, podrás disfrutar de la retroalimentación háptica y obtener una verdadera experiencia de lápiz sobre papel cuando dibujes o escribas.

Esta no es una función que encontrarás en la Surface Pro X, por lo que, si el dibujo es importante para ti, entonces la Pro 8 podría ser la mejor compra. Además, tiene otra característica única en su pantalla.

Al igual que las computadoras portátiles para juegos, la pantalla puede alcanzar una frecuencia de actualización de 120 Hz en ciertas situaciones. Eso significa que podrás experimentar un desplazamiento y una sensación al dibujar más suaves en tu pantalla.

Si buscas una excelente experiencia de dibujo o eres del tipo creativo que necesita precisión al dibujar en la pantalla, entonces la Pro 8 es para ti. De lo contrario, la Pro X es la mejor compra en términos de pantalla.

Rendimiento

Surface Pro X con Surface Slim Pen 2.

Cuando se trata de rendimiento, Surface Pro X y Surface Pro 8 se encuentran en extremos opuestos del espectro. La Pro X tiene el procesador personalizado SQ1 o SQ2 basado en ARM de Microsoft, y la Pro 8 viene con los últimos procesadores Intel de 11ª generación. Ambos dispositivos funcionan con Windows 11.

Esta elección de procesador significa grandes diferencias de rendimiento. Con los procesadores Intel en su interior, Surface Pro 8 no tendrá problemas para ejecutar tus aplicaciones favoritas.

De hecho, Microsoft dice que, con los procesadores de 11ª generación, el dispositivo puede ser dos veces más rápido que la Surface Pro 7, ofreciendo un rendimiento de procesador típico un 40 por ciento más alto y un desempeño de gráficos sostenido 74 por ciento más rápido. Sin embargo, tendremos que probar eso.

La Pro 8 también es compatible con Thunderbolt 4, lo que te permite conectarte a monitores duales sin un concentrador, disfrutar de velocidades de transferencia de datos más rápidas y conectar GPU externas. Entonces, si necesitas un rendimiento puro, la Pro 8 es la adecuada para ti.

Surface Pro X, por otro lado, funciona con un procesador basado en ARM. Al igual que las Macbook M1 de Apple, debes lidiar con la emulación de aplicaciones. Microsoft modificó Windows 11 para admitir la emulación de aplicaciones de 64 y 32 bits.

Esto significa que la mayoría de las aplicaciones deberían funcionar bien ahora en el dispositivo. Pero debes tener en cuenta que las cosas no funcionan de forma nativa como en la Pro 8, posiblemente un poco más lento.

Microsoft modificó sus propias aplicaciones para que se ejecuten de forma nativa en Surface Pro X, pero si deseas jugar o editar videos y fotos, la Pro 8 podría ser la mejor compra por razones de compatibilidad.

Portabilidad

Una persona con una Surface Pro 8 sobre una mesita.

Terminaremos mencionando la portabilidad. En este frente, la Pro X y la Pro 8 están bastante cerca. Ya tocamos el aspecto del peso antes, pero cuando se trata de la duración de la batería y los puertos, los dispositivos están codo con codo entre sí.

En ambas tabletas, obtienes dos puertos USB-C, así como Surface Connect. Ten en cuenta que en la Pro 8, los puertos USB-C son compatibles con Thunderbolt 4, pero esta no es una opción en la Pro X. La Pro 8 también tiene un conector para auriculares, pero la Pro X no.

Ambos dispositivos tienen cámaras web Windows Hello. Las cámaras frontales son tanto de 1080p como de 5 megapíxeles, y la trasera es de 10 MP. Incluso, cuentan con micrófonos duales de campo lejano.

En cuanto a la duración de la batería, puedes obtener hasta 15 horas en la Pro X y hasta 16 horas en la Pro 8. Por supuesto, tendremos que probar esa afirmación de Microsoft en nuestros laboratorios.

A diferencia de los otros modelos Pro X, la nueva Surface Pro X no tiene cobertura LTE, pero te beneficiarás de la activación instantánea desde el modo de suspensión, así como de una mayor duración de la batería, una ventaja de los chips basados ​​en ARM dentro del dispositivo.

Microsoft también ofrece la Pro 8 con una opción LTE, si es necesario, gracias al módem Qualcomm Snapdragon x20 LTE en su interior.

La Pro 8 gana por mucho

Aunque es más cara, la Surface Pro 8 debería ser el mejor dispositivo para la mayoría de las personas. Tiene una pantalla avanzada que admite hápticos con la nueva Surface Slim Pen 2, así como una frecuencia de actualización más rápida de 120Hz.

Sus procesadores Intel deberían significar un mejor rendimiento. Por su parte, la Pro X es mucho más barata y ligera. Además de que se beneficia de ser delgada y la eficiencia de un procesador basado en ARM.

Recomendaciones del editor