iPad Pro (2021) vs. Surface Pro 7: ¿MacOS o Windows?

Aquellos que busquen una tableta se enfrentan a la misma disyuntiva de quienes buscan computadora. ¿MacOS, o Windows? Y es que las tabletas han avanzado un largo camino y ahora son verdaderas alternativas a las laptops. Las iPad Pro son dispositivos ligeros y versátiles, ideales para diseñadores y profesionales. No obstante, existe otro dispositivo que es perfecto tanto para estudiantes como para profesionales: la Surface Pro 7 de Microsoft. Tú, ¿cuál prefieres? Enfrentamos a la iPad Pro (2021) vs. Surface Pro 7 para que te familiarices más con el tema y ayudarte a elegir.

Te va a interesar:

Ambos equipos parten de un precio que definitivamente está en el extremo superior para los estudiantes, a partir de $750 dólares, pero pueden durar muchos años. Además de tener la ventaja de su portabilidad y gran desempeño para cualquier tarea.

Diseño

Tableta de Apple con el Magic Keyboard sobre un escritorio para comparar la iPad Pro (2021) vs. Surface Pro 7

Aunque ambos están diseñados para ser dispositivos 2-en-1 completos con teclados desmontables, es bastante obvio con solo mirar cuál es el dispositivo más moderno. Surface Pro 7 es el modelo más antiguo y realmente está comenzando a mostrar su edad.

El chasis de la línea Surface Pro no ha cambiado en absoluto desde la quinta generación del producto. Pesa 1.7 libras, en comparación con las 1.03 libras de la iPad Pro de 11 pulgadas. La iPad Pro de 12.9 pulgadas es más comparable, pero también le ofrece un espacio de pantalla notablemente mayor.

Los biseles de la Surface Pro 7 también son gruesos, lo que los hace un poco monstruosos en comparación con los dispositivos modernos. La iPad Pro también tiene biseles alrededor; una cierta cantidad de bisel es comprensible en tabletas para evitar entradas accidentales, pero los de la Pro 7 son demasiado gruesos.

La Pro 7 viene con un pie de apoyo incorporado, que instantáneamente la hace más conveniente de usar que la iPad Pro, pero eso apenas compensa el diseño desactualizado del dispositivo y de sus biseles demasiado gruesos.

Lo único que realmente destaca de la Surface Pro 7 es su pantalla de 2,736 x 1,824 pixeles. En comparación con la pantalla Liquid Retina de 2,388 x 1,668 de la iPad Pro de 11 pulgadas, la Pro 7 aún se mantiene firme.

Es una pantalla preciosa que ha envejecido mucho mejor que el resto del dispositivo. No se compara con la pantalla mini-LED Liquid Retina XDR de la iPad Pro de 12.9 pulgadas, pero tiene un margen de beneficio sustancial.

Características

Surface Pro 7 en color rojo sobre una superficie blanca

Hay un beneficio en el diseño antiguo de la Surface Pro 7, y es la E/S más robusta. No es sorprendente de ninguna manera, ya que los puertos solo consisten en un puerto USB-C, un USB-A y un conector para auriculares junto con el conector magnético. Eso no parece mucho, pero en comparación con el miserable puerto Thunderbolt de la iPad Pro, está a pasos agigantados.

El puerto USB-A facilita la conexión de un teclado externo o un mouse con cable, y el conector para auriculares sigue siendo útil para los editores de video e ingenieros de sonido. Las nuevas iPad Pro de esta generación tienen una ventaja al agregar Thunderbolt, pero un dongle es casi necesario para ambas.

Estas dos tabletas también divergen significativamente con sus sistemas operativos. Las iPad Pro ejecutan iPadOS, una bifurcación de iOS creada explícitamente para iPad. Si bien, la iPad Pro es totalmente capaz de superar a las laptops normales (más sobre esto más adelante), está limitada por la capacidad del sistema operativo móvil.

Existen aplicaciones potentes como ProCreate y LumaFusion que aprovechan el chip M1 de la iPad Pro, pero hasta ahora, el robusto hardware de la iPad Pro está infrautilizado. Algún día, los usuarios de iPad podrán ver una versión móvil de Logic Pro o Final Cut, pero esas parecen ser fantasías lejanas en este momento.

Sin embargo, Surface Pro 7 ejecuta una versión completa de Windows 10. Eso significa que los propietarios obtienen todos los beneficios de un sistema operativo de escritorio en un factor de forma de tableta. Puedes descargar cualquier aplicación de 32 o 64 bits de la web sin depender de la App Store (otra limitación de la iPad).

En cuanto al resto de accesorios, se venden por separado para cada dispositivo. Eso es una desventaja para ambos, ya que aumenta aún más el costo para aprovecharlos al máximo, aunque para ser justos, tanto los teclados como los lápices son de mucha ayuda.

La iPad Pro se puede combinar con el excepcional Magic Keyboard de Apple o con algo más asequible como Logitech Combo Touch. Ambos usan los pines del conector inteligente de la iPad Pro para emparejar el teclado con la iPad.

Eso significa que no tienes que depender de Bluetooth y obtienes una experiencia de escritura constante y sin demoras. Ambos teclados también incluyen un trackpad para reemplazar los gestos táctiles y es compatible con los gestos de deslizamiento para una navegación sencilla.

La iPad Pro también es compatible con el Apple Pencil, discutiblemente el mejor lápiz óptico de tableta del mercado. El lápiz de segunda generación se puede cargar a través del conector magnético en la parte superior de la iPad, reemplazando el puerto incómodo del lápiz de primera generación y proporcionando un lugar conveniente para almacenarlo.

Al igual que la iPad Pro, Surface Pro vende su Type Cover por separado del dispositivo en sí. El teclado es de muy alta calidad y la tela Alcántara es cómoda al tacto y viene en varios colores. El Surface Pen también está disponible, y también es una experiencia de escritura estelar en la tableta.

Quizás, lo más notable es que Microsoft vende una base de acoplamiento completa que se conecta a Surface Pro 7. Esta base permite que la tableta se conecte a un monitor externo y proporciona una gran cantidad de puertos para conectar accesorios.

Es el tipo de dispositivo de productividad obvio que te hace preguntarte por qué Apple no ha creado el suyo todavía.

Rendimiento

Un hombre trabajando con una Surface Pro 7
Riley Young / Digital Trends

Si el diseño no indica la edad de Surface Pro 7, su rendimiento ciertamente lo hará. Puedes obtener una Surface Pro 7 con un procesador Intel Core i3, i5 o i7 de 10ª generación. Cuando se lanzó hace dos años, Surface Pro 7 tenía un rendimiento impresionante por su forma y tamaño. Sin embargo, difícilmente se puede comparar con el M1 en la iPad Pro, especialmente el i3 en el modelo base de la Pro 7.

El M1 es el procesador de Apple y ofrece un rendimiento que supera con creces la oferta de Intel aquí, a pesar de ser una arquitectura basada en ARM. Dado que el M1 es básicamente un procesador móvil reforzado, también es increíblemente eficiente en el consumo de energía.

Eso hace que la iPad Pro sea más potente con una batería de mayor duración. Lo que lo hace una gran compra, especialmente considerando que la duración de la batería de la Pro 7 fue un problema cuando la revisamos.

La iPad Pro cubre todas las áreas

Tableta de Apple sobre un escritorio junto a un reloj y una plantita para comparar iPad Pro (2021) vs. Surface Pro 7

La iPad Pro hace casi todo para la mayoría de las personas. Carece de algunas herramientas creativas para profesionales serios, pero para estudiantes y con fines comerciales en general, puede manejar más que bien las tareas que le propongas. Además, lo compensa con su diseño moderno, portabilidad y la gran cantidad de aplicaciones en la App Store.

La Surface Pro 7, por su lado, tiene el beneficio de un sistema operativo completo de Windows y, probablemente sea mejor esperar a que Microsoft lance la actualización inevitable, esperamos que sea en lo que resta de este año 2021.

La iPad Pro también es la inversión más inteligente a largo plazo debido a su reciente actualización de hardware. Si deseas ver más sobre la iPad Pro, consulta nuestra comparación entre esta y Surface Pro X, la alternativa de iPad basada en ARM de Microsoft.

Recomendaciones del editor