Cómo construir una computadora de escritorio por ti mismo

No necesitas ser un experto para saber cómo construir una computadora desde cero. Si te picó el bichito y sucumbiste a la tentación de contar con una PC que lleve tu sello, vale la pena tener algunos consejos en mente antes de emprender con este desafío. Conocer cuál es el orden de las distintas piezas y qué pasos de seguridad tomar para evitar dañarlas, puede tener un impacto en la experiencia y el resultado final.

Gabinete para computadora rojo y negro, cooler. DVD interno, bote de aire comprimido disco duro y herramienta para aprender a cómo construir una computadora
Bill Roberson/Digital Trends

Primeros pasos

En esta guía te iremos mostrando cómo, uniendo las partes adecuadas y de la forma correcta, es posible crear una computadora funcional completamente desde cero. Si no tienes en tu poder ni compraste todas las partes necesarias, aún estás a tiempo. Asegúrate de tener todo en tus manos antes de comenzar.

También debes contar con un espacio de trabajo limpio, con suficiente espacio para colocar piezas y abrir cajas. Seguramente ya tienes muchas enfrente a ti. De todos modos, hay algunos aspectos de seguridad que debes revisar antes de comenzar a abrir esas cajas.

La seguridad primero

Mano de un hombre con una pulsera antiestatica agarrando el gabinete de una computadora
Bill Roberson/Digital Trends

Existe un riesgo invisible cuando ensamblas una computadora que puede dañar las piezas sin distinción de tamaño, marca o precio: la electricidad estática. Afortunadamente, ésta es fácil de eliminar con unos simples pasos.

Una solución simple es comprarte una pulsera antiestática. Un extremo lo usas en tu muñeca y el otro extremo en algún lugar metálico del gabinete de la computadora, manteniéndote constantemente conectado a tierra. Tocar el gabinete con frecuencia con la fuente de alimentación conectada y apagada logra el mismo efecto.

Aparte de eso, necesitas que la habitación donde vas a ensamblar la computadora tenga el piso descubierto (las alfombras generan mucha estática) y uses zapatos con suela de goma. La mayoría de los componentes se envían en bolsas antiestáticas, así que déjalos en ellas hasta antes de la instalación.

Esta guía sirve como una descripción general del proceso y las instrucciones incluidas de fábrica en tus componentes pueden ser distintas a nuestras sugerencias. Cuando sea así, sigue las instrucciones incluidas del fabricante y usa nuestra guía solo como una hoja de ruta para el proyecto general.

Abriendo el gabinete

Preparar el gabinete es la parte más fácil. Las instrucciones para el modelo que compraste deben mostrar el diseño básico, así como una lista de guías especiales con respecto a la instalación de componentes.

Coloca la caja en tu área de trabajo y retira el panel lateral. Para la mayoría de los gabinetes, es la pared del lado izquierdo cuando lo miras de frente. Este panel proporciona acceso al interior.

Antes de comenzar a ensamblar todo, primero deberás instalar la fuente de poder y luego dejarás el gabinete a un lado por unos minutos.

Paso 1: instala la fuente de poder

Fuente de poder negra en la mano de un hombre para colocarla en un gabinete para computadora de fondo rojo
Bill Roberson/Digital Trends

El primer componente a instalar en el gabinete es la fuente de poder (PSU, Power Supply Unit, por sus siglas en inglés). Por lo general, se ubica en la parte posterior del gabinete, generalmente en la esquina inferior o superior. Si necesitas más referencias, sobre la más adecuada para tu proyecto, revisa esta guía con las mejores fuentes de poder.

En caso de dudas, la ranura se localiza fácilmente buscando una abertura cuadrada con orificios para tornillos en al menos dos esquinas. La fuente de poder se coloca en esa abertura con su interruptor de encendido y un contacto hembra hacia afuera en el panel trasero.

Las fuentes de poder modulares tienen cables que se separan de la unidad principal para evitar el desorden. Son ideales para gabinetes más pequeños y bien ensamblados. Si tienes una fuente de poder modular, es mejor dejar los cables por el momento e instalarlos después con cada componente adicional.

Si los cables de la fuente de poder no se desprenden, agrúpalos cuidadosamente para que cuelguen del panel lateral abierto del gabinete. Esto los mantiene temporalmente fuera del camino mientras instalamos los componentes restantes.

Paso 2: instala el procesador

A continuación, debes preparar todo para instalar antes de colocar la tarjeta principal o placa madre en el gabinete. De esta manera, debes colocar el procesador, el disipador de calor y la memoria RAM en la tarjeta madre. Resulta más fácil ensamblar todo afuera, que hacerlo después instalar la tarjeta principal en el gabinete.

De hecho, según el modelo de tu gabinete y del disipador, es posible que no puedas ensamblar tu computadora con la tarjeta principal ya instalada. Esto se debe a que muchos disipadores utilizan una placa que va unida a la parte posterior de la tarjeta madre, para proporcionar la fuerza necesaria para un mejor ajuste. No podrás instalarla a menos que tengas un gabinete con un recorte que coincida, una característica que generalmente se encuentra solo en gabinetes de alta gama.

Aunque instalar el procesador es una tarea más fácil ahora que en años anteriores, sigue siendo una de las más importantes.

Hay numerosos pines en el procesador y la tarjeta principal, y si doblas cualquiera de ellos, podrías hacer que el componente se dañe.

Retira con cuidado la tarjeta madre de la bolsa antiestática y colócala sobre una superficie dura, plana y no metálica, como un escritorio de madera y de preferencia sobre la parte superior de la caja de la tarjeta principal. Además, asegúrate de que no haya polvo o líquido cerca.

Dicho esto, el proceso de instalarlo es cada vez más fácil, siempre que sigas las instrucciones al pie de la letra y estés atento para asegurarte de que el chip esté completamente asentado antes de ajustarlo en el lugar. Sin embargo, hay algunas sutiles diferencias en el proceso según el fabricante del procesador.

Cómo instalar un procesador Intel

Procesador Intel mostrando los puntos de contacto y las muescas laterales
Bill Roberson/Digital Trends

Con los procesadores modernos de Intel, los pines en lugar de estar en el procesador, ahora residen en la placa madre, lo que facilita su instalación. Esta parte de la tarjeta principal se llama matriz de contactos. ¡No dobles ni toques estos pines por ningún motivo!

El soporte de metal cuadrado que sostiene el procesador en su lugar es la placa de carga. Cuando se asegura, el extremo de la palanca de carga se coloca debajo de un gancho para mantenerlo en su lugar.

Primero, abre la placa de carga. Para ello, empuja suavemente hacia abajo el brazo de carga y muévelo hacia afuera por debajo del gancho, y luego levántalo completamente. Esta acción libera la placa. Si se trata de una nueva tarjeta madre, puede traer un protector de plástico o espuma en el zócalo, que debes quitar suavemente.

El procesador debe tener una pequeña muesca de medio círculo en cada lado. Con los contactos hacia abajo, debe haber solo una dirección donde las muescas se alineen con las del socket. Coloca suavemente el procesador, para que el borde exterior quede al ras del cuerpo del socket. Esta acción no requiere ninguna presión.

Usa el brazo de carga para bajar la placa sobre el procesador, luego empuja hacia abajo y vuelve a enganchar el brazo. Esto requiere una buena cantidad de presión, así que asegúrate que el chip esté asentado correctamente antes de hacerlo.

Recuerda, las muescas en el procesador deben alinearse con las del zócalo. En caso de dudas, inicia de nuevo el proceso y verifica nuevamente.

Cómo instalar un procesador AMD

procesador AMD sostenido en la mao de un hombre mostrando los pines
Bill Roberson/Digital Trends

A diferencia del diseño de Intel, en los procesadores AMD los pines sobresalen. Estos se insertan en los orificios del socket de la placa madre. El brazo de carga en el zócalo desplaza ligeramente los agujeros, agarrando los pines del procesador cuando se presiona completamente.

Si aún no está instalado, levanta el brazo para que apunte hacia arriba y luego déjalo un poco más atrás. Eso asegura que los agujeros para los pasadores estén abiertos.

En lugar de usar muescas, hay que alinear correctamente el procesador con un triángulo grabado en oro en una de las esquinas del procesador. Todo lo que necesitas hacer es ubicarlo en la misma posición que un triángulo cortado en el socket de la placa madre.

Una vez que el procesador esté firme y cómodo en la ranura, simplemente presiona el brazo hacia abajo hasta que encaje en el lugar y se bloquee. Este último paso puede ser intimidante, ya que requiere una buena cantidad de presión.

Si necesitas más ayuda y para mayor referencia, tenemos esta guía de como instalar un procesador AMD.

Paso 3: instala la memoria RAM

La memoria RAM no requiere ningún tipo de cuidado o cables. Solo hay dos factores importantes, suponiendo que hayas comprado la memoria RAM compatible: dirección y elección de ranura.

La dirección es bastante fácil, cada tarjeta de memoria tiene una muesca en los contactos que recubren el borde inferior que se alinea con un bloque en las ranuras para la memoria de la tarjeta principal. Si colocas una tarjeta de memoria justo encima de la ranura y las dos se alinean, está orientado en la dirección correcta. Si no se alinea, gírala 180 grados.

La elección de la ranura depende de algunos factores, uno de los cuales es que tipo de memoria RAM compraste. Si es solo una tarjeta, instálala en la ranura A1 y continúa con tu vida. En caso de que las ranuras no estén identificadas en la tarjeta principal con una impresión, un diagrama en el manual de la tarjeta principal te ayudara a identificar las ranuras

Una mano con dos memorias RAM en la mano
Bill Roberson/Digital Trends

Sin embargo, es probable que hayas comprado dos memorias RAM idénticas, un paquete común llamado configuración de doble canal. La computadora puede usar ambas tarjetas como si fueran un solo bloque de memoria RAM, pero accede a ellas individualmente, lo que proporciona un modesto aumento al rendimiento de la memoria.

Debes instalar estas tarjetas de memoria en canales (ranuras) del mismo color, generalmente etiquetados como A1 y B1, aunque a veces es preferible A2 y B2. Consulta el manual de tu tarjeta principal para confirmar cuáles son los mejores para tu tarjeta principal.

Ahora que conocemos la ranura y la dirección adecuada, la siguiente parte es fácil. Empuja los seguros de plástico en cada extremo de la ranura hacia afuera y abajo (algunas tarjetas principales solo tienen una) y luego coloca la tarjeta de memoria en la ranura. Empuja hacia abajo firmemente hasta que la RAM haga clic en la ranura, y los seguros de plástico vuelvan a hacer clic y sujeten los extremos de las tarjetas.

Tenemos una guía más detallada sobre cómo instalar memoria RAM si necesitas información adicional.

Paso 4: instala la tarjeta principal

Instalar tu tarjeta principal es bastante fácil, pero pudiera no quedar en tu gabinete. La mayoría de los gabinetes modernos tienen separadores integrados no extraíbles entre la pared posterior (en este caso es la tapa lateral derecha, viendo tu gabinete de frente) y la tarjeta principal, conocidos como separadores. Actúan como una base para la tarjeta principal y al mismo tiempo evitan que las conexiones en la parte posterior de la tarjeta principal hagan contacto y se genere un cortocircuito.

Algunos gabinetes tienen separadores removibles que debes instalar manualmente. Son fáciles de identificar porque se ven inusuales: son tornillos que tienen un orificio en la parte superior, donde normalmente va la muesca para el desarmador, con rosca para otro tornillo. Por lo general, son de color cobre o dorado, por lo que son fáciles de identificar.

La mano de una persona instalando una tarjeta principal dentro de un gabinete
Bill Roberson/Digital Trends

La orientación de tu tarjeta principal depende de tu gabinete. En la parte trasera inferior, verás un recorte rectangular. Esto es para el panel de entrada/salida de la tarjeta principal, la parte que contiene las conexiones USB, video y Ethernet. Tu tarjeta principal debe de traer una placa rectangular de lámina que encaja en este recorte. Si la instalas y la alineas al panel de conectores de la tarjeta principal, deberías ver que los orificios de los tornillos de la tarjeta principal se alinean con los separadores en tu gabinete.

De lo contrario, es posible que debas forzar ligeramente la tarjeta principal para asegurarte de que coinciden y estén alineados correctamente el panel de conectores y los separadores. Esto puede requerir un poco de esfuerzo, pero no debería requerir mucha fuerza. Si estás forzando la tarjeta principal, verifica de nuevo que este bien alineada, ya que puede ser que no esté colocada correctamente. Sé firme pero gentil.

No te vuelvas loco mientras aprietas los tornillos, ya que podrías dañar la base si aplicas demasiada fuerza.

Dependiendo de la combinación de gabinete y tarjeta principal, se necesitaran entre seis y diez tornillos. Es posible que no todos los agujeros de la tarjeta principal coincidan con separadores. Coloca un tornillo en un agujero para ver si se enrosca de inmediato.

Como cada conjunto de tornillos, el primer paso es colocar los tornillos y darles un par de vueltas. Luego, hazlo siguiendo un patrón de estrella, apretando cada tornillo un poco a la vez. No te vuelvas loco mientras aprietas los tornillos, ya que podrías dañar la base si aplicas demasiada fuerza. Solo necesitas la suficiente para mantener la placa en su lugar sin moverla.

Una vez que la tarjeta principal este bien colocada, hay algunas conexiones necesarias que hacer.

Primero, la conexión de poder de la tarjeta principal es un cable ancho de dos filas que encaja perfectamente en un contacto similar en la tarjeta principal. Este conector de 20-28 pines alimenta tanto la tarjeta principal como el procesador.

Sin embargo, algunas placas tienen un segundo conector de cuatro u ocho pines para el procesador, que se encuentra cerca del socket del procesador, generalmente en la esquina superior. Si tu tarjeta principal lo tiene, también deberás conectarlo.

Gabinete de computadora con tarjeta principal instalada
Bill Roberson/Digital Trends

Segundo, conecta los enchufes y botones del gabinete a la tarjeta principal. Una fila de pines de doble ancho, cuya ubicación se indicará en tu manual, los USB, los botones para reiniciar y encender, y los LED de actividad del disco duro.

Estos cables pequeños se instalan desde los puertos al gabinete. Sin embargo, la instalación adecuada puede ser difícil debido a tu tamaño. Si tienes una lupa o un juego de pinzas, ahora es un buen momento para usarlas. Algunas tarjetas principales incluyen un adaptador que une estos puentes a las conexiones correctas en tu tarjeta principal. De lo contrario, instalarlos es tan simple como hacer coincidir las etiquetas de los pines con las etiquetas de las conexiones.

El conector USB que se conecta a los puertos frontales de la placa base estará solo. Esta conexión es de alrededor de ocho por dos pines, y es un conector cuadrado de plástico. Este conector tiene una muesca en un lado que debe indicar claramente en qué dirección se conecta.

También tenemos una guía a mayor detalle para la adecuada instalación de tu tarjeta principal.

Paso 5: Instala el disipador de calor del procesador

Con la tarjeta principal instalada en tu gabinete, puedes eliminar el sudor de la concentración de tu frente. ¡Ahora es el momento del disipador de calor del procesador!

La instalación es más simple cuando se usa el enfriador original del procesador. Sin embargo, el proceso puede cambiar dadas las diferentes marcas y modelos disponibles en el mercado. Deberás consultar las instrucciones incluidas para obtener detalles específicos. Lo mismo aplica para los enfriadores de terceros, que utilizan un soporte de instalación patentado. Seguir las instrucciones incluidas es crucial para el éxito de tu computadora.

Todos los disipadores necesitan pasta térmica. Es un excelente conductor térmico, que permite que el calor se transfiera del chip al enfriador con facilidad. Sin él, tu disipador no funcionará muy bien, si es que lo hace. AMD e Intel lo incluyen en sus disipadores de fábrica, pero los disipadores de terceros requieren que la agregues manualmente.

Sistema de enfriamiento para procesador deuna computadora de escritorio
Bill Roberson/Digital Trends

Cuando te lo indiquen las instrucciones, simplemente haz una aplicación del tamaño de un guisante pequeño, justo en el centro del chip. Después une el procesador al disipador, presionando firmemente e intenta no mover ni voltear demasiado para garantizar una conexión suave y completa.

Una vez instalado, el disipador necesita energía. Conecta los cables del ventilador a una conexión de cuatro pines en la tarjeta principal, que debe estar cerca del procesador y etiquetada como “CPU_FAN”.

Paso 6: instala tu tarjeta gráfica

No todos los sistemas necesitan una tarjeta gráfica dedicada (GPU discreta). Si deseas un procesador independiente para gráficos, para una computadora gamer, la instalación podría no ser tan sencilla. También estamos asumiendo que la tarjeta que elegiste es la apropiada para el tamaño de tu gabinete, la capacidad y la fuente de poder.

Las tarjetas gráficas modernas usan una ranura llamada PCI-Express (PCI-e). Es un conector largo y delgado ubicado en la parte posterior de la tarjeta principal. Para colocar la tarjeta en esa ranura, deberás quitar una placa metálica rectangular en la parte de atrás de tu gabinete. Es uno de los muchos soportes metálicos delgados alineados en la parte posterior del gabinete para mantenerlo sellado.

Deberás eliminar uno o dos, según el ancho de tu tarjeta. Haz esto quitando el tornillo que fija la placa posterior al chasis. Una vez retirada, la placa debe deslizarse (o caerse) libremente. Conserva el tornillo, lo necesitarás más adelante.

Tarjeta de video discreta en las manos de una persona para instalar en una computadora de escritorio
Bill Roberson/Digital Trends

Después de quitar los soportes, asegúrate de que el seguro de la ranura PCI-e de la tarjeta principal esté hacia afuera. Luego, con los puertos orientados hacia el lugar vacío donde solía estar la placa posterior, alinea cuidadosamente la larga serie de contactos de la tarjeta con la ranura adecuada en la tarjeta principal.

Una vez que se alinea correctamente, un empuje sólido en la parte superior de la tarjeta debería hacer que se ajuste en su lugar y el seguro vuelve a hacer clic para sostenerla. No necesitas una fuerza excesiva, por lo que si encuentras mucha resistencia, eche otro vistazo a la placa posterior y la ranura PCI-e para asegurarte de que ambas estén despejadas y que la tarjeta principal esté alineada correctamente.

También verifica que no haya un seguro que atraviesa la ranura, (push-pin), como en las ranuras de memoria, ya que algunas placas base lo usan como medida de seguridad.

Usa los tornillos extraídos de los soportes de metal para fijar la parte posterior de la tarjeta en el mismo lugar del gabinete. De nuevo, no necesitan estar extremadamente apretados, solo lo suficiente para mantener la tarjeta firmemente en su lugar.

El diseño del conector evita una instalación incorrecta, por lo que si la conexión se te dificulta, verifíca que este bien alineado.

La mayoría de las tarjetas de video necesitan energía adicional, aparte de la que proporciona la ranura PCI-e. Si tu tarjeta necesita energía extra, verás un conector de poder en el lado de la tarjeta de video que está alejado de la tarjeta principal o, en algunos gabinetes, en el lado frontal. Este conector es cuadrado, de platico con seis u ocho pines.

Las tarjetas más potentes pueden tener dos de estos conectores. Encuentra el conector apropiado en tu fuente de poder, normalmente etiquetada como VGA, y conéctalo. El diseño del conector evita una instalación incorrecta, por lo que si la conexión no es fácil, verifícalo para asegurarte de que sea correcta.

Si necesitas ayuda adicional, tenemos una guía detallada sobre cómo instalar una tarjeta gráfica con información adicional.

Paso 7: instala cualquier tarjeta de expansión adicional

Las tarjetas gráficas no son los únicos componentes que usan ranuras PCI-e, otras tarjetas como redes inalámbricas, sonido, captura de video e incluso almacenamiento también utilizan este formato. Su instalación no es diferente a agregar una GPU discreta.

Primero, retira el soporte de metal en la parte posterior del gabinete que corresponde a tu tarjeta adicional que vas a instalar, ya sea PCI-e o cualquier otro tipo. Mantén el tornillo del soporte a mano para que puedas usarlo para asegurar tu nueva tarjeta.

Las ranuras PCI-e tienen un pequeño interruptor en el extremo interior, empuja hacia abajo y hacia afuera para abrir la ranura. Después de eso, alinea la fila de contactos de la tarjeta con la ranura y empuje firmemente hacia abajo. Una vez que coincida correctamente la tarjeta, el interruptor se levanta. Asegurar la tarjeta en su lugar es tan simple como atornillarla en la parte posterior del gabinete y conectar los puertos PCI-e necesarios.

Hay diferentes tipos de ranuras PCI-e. Muchas tarjetas de expansión utilizan la ranura “PCIe 4x”, que es mucho más corta que la ranura completa utilizada por las tarjetas de video. Una comprobación rápida de la conectividad de tu tarjeta principal y el tamaño del conector de tu tarjeta harán que sea obvio qué ranura es la adecuada. En caso de duda, consulta el manual de la tarjeta de expansión.

Si necesitas ayuda adicional, tenemos una guía detallada sobre cómo instalar una tarjeta gráfica con información adicional.

Paso 8: Instala tus unidades de almacenamiento

Hay tres tamaños diferentes de unidades de almacenamiento y todos se montan y conectan de manera diferente. En general, las unidades de disco duro (HDD) tienen un tamaño más grande, de 3.5 pulgadas, mientras que las unidades de estado sólido (SSD) más nuevas adoptan el tamaño más pequeño de 2.5 pulgadas.

También existe el formato M.2 aún más pequeño y el formato de unidad PCI-Express, que son tarjetas delgadas con chips descubiertos que miden alrededor de una por tres pulgadas. Comenzaremos con unidades de datos de 3.5 pulgadas, que generalmente están montadas en la parte superior del sistema.

Es casi seguro que tu gabinete tenga al menos una ranura dedicada a este tipo de unidad. Sin embargo, la instalación depende del gabinete, ya que la mayoría de los gabinetes tienen un tipo de jaula o caja para dispositivos de 3.5 pulgadas. Esta jaula aún se usa para unidades de CD/DVD internas o unidades de respaldo en el ámbito empresarial mayormente.

Instalar una unidad significa colocarla en esa jaula y alinear los orificios de los tornillos en los lados de la unidad con los del soporte. Asegúrate que los conectores de poder y datos del disco estén orientados hacia adentro, hacia la tarjeta principal. Una vez alineado, atornilla la unidad en su lugar.

Los gabinetes modernos suelen disfrutar de un sistema de instalación “tool-less” (sin herramientas, un término en ingles muy común en el ámbito de ensamble y soporte computo). Como el término lo indica, este diseño debería significar que es posible instalar la unidad, y la computadora completa, sin un destornillador.

Por lo general, esto significa colocar la unidad en una base o jaula que se inserta en el gabinete. Consulta las instrucciones de tu gabinete para obtener información específica, ya que la técnica varía de una marca a otra.

Para unidades de 2,5 pulgadas, el proceso de montaje y la ubicación varían. Algunos gabinetes tienen una jaula, similar al montaje de 3.5 pulgadas, donde el SSD puede deslizarse simplemente sin necesidad de remaches, tornillos o soportes. Si no es así, el SSD requiere un adaptador para que pueda sentarse de forma segura en una bahía de 3.5 pulgadas.

Puedes montar esta unidad de dos maneras diferentes. O bien, el soporte más grande proporciona agujeros en el interior para que puedas atornillar la unidad en el medio, o la caja incluye un accesorio que agrega el soporte adicional necesario a la unidad de 2.5 pulgadas.

Los discos duros también requieren dos conexiones: una para energía y otra para datos. La buena noticia es que ambos tienen forma de L y diferente tamaño, por lo que es imposible conectarlos en la ranura incorrecta o en la dirección incorrecta.

Si tienes una unidad M.2 más nueva, deberás de buscar una ranura pequeña que coincida con el ancho de tu unidad con forma de barra y un tornillo ubicado a unas pocas pulgadas de distancia. Retira el tornillo, inserta el extremo de contacto en la ranura y luego presione suavemente hacia abajo hasta que puedas usar el tornillo para mantener la unidad en su lugar.

Finalmente, puedes montar unidades de almacenamiento PCI-Express tal como lo haces con tarjetas gráficas en una ranura PCI-Express disponible.

Paso 9: Haz las conexiones finales

Antes de emocionarte demasiado y presionar el botón de encendido, vale la pena volver a revisar la computadora para asegurarte de que todo está correctamente instalado y conectado. Comencemos con los componentes.

La tarjeta principal suele ser fácil de detectar si no está conectada. La mayoría de las fuentes de poder tienen un cable ancho que obviamente está destinado a esta ranura. Debes conectarla a tu tarjeta en algún lugar cerca de las ranuras PCIe, pero la ubicación variará.

fUENTE DE PODER PARA COMPUTADOR DE ESCRITORIO Y SUS CONECTORES

También es probable que tu tarjeta principal tenga un segundo conector de cuatro u ocho pines que alimenta al procesador. Es posible que tengas que ver a través de los conectores disponibles de tu fuente de poder con atención para encontrarlo dado que se parece a un conector de poder PCIe. Pero no te preocupes: un conector PCIe no encajará, por lo que no es posible una instalación incorrecta.

El enfriador del procesador también necesita energía, pero ese conector viene de la tarjeta principal. Tu cable de poder no necesita ser grande, ya que la mayoría de las tarjetas principales tienen el conector cerca del socket. El pequeño cable tiene solo tres o cuatro conectores y se conecta a un conjunto de cuatro pines en la tarjeta principal.

Los discos duros también necesitan energía en forma de conectores SATA en forma de L (a menos que sea una unidad PCIe). Por lo general, un cable con tres o cuatro conectores se extiende directamente desde la fuente de poder utilizando conectores únicos. Tampoco hay manera de equivocarse.

Computadora de escritorio mostrando sus partes internas

Finalmente, las tarjetas gráficas de alta potencia necesitan conexiones de poder dedicadas, generalmente en forma de un conector rectangular con seis u ocho pines. Estos enchufes son de colores brillantes y fáciles de detectar y solo caben en el extremo interior de la tarjeta en una orientación. Si no están conectados, los ventiladores de la tarjeta no girarán, y no producirá ninguna salida de video.

Paso 10: encendido

Ahora que has verificado dos veces todo, enciende la fuente de poder y presiona el botón de encendido en la parte delantera. Muchas computadoras no inician correctamente la primera vez, por lo que no te desanimes si necesitas volver a verificar las conexiones, es casi normal.

Una vez que inicia, deberás instalar un sistema operativo. Afortunadamente, hemos creado una guía práctica que claramente te guiara a través del proceso. Si no tienes otra computadora para descargar el ISO, puedes comprar una memoria USB de Microsoft con la imagen del sistema operativo lista para usar o descargarla de su página, también te decimos como hacerlo.

Después de eso, es posible que debas instalar controladores. Windows 10 ya admite conjuntos de chips modernos (chipsets) y descarga e instala automáticamente los controladores restantes en la mayoría de los gabinetes. Consulta el menú Actualización y seguridad en el “Panel de Control” para obtener más información sobre este proceso.

Si eso no funciona, el controlador del conjunto de chips para tu tarjeta principal manejará la mayoría de las características de conectividad, aunque esto varía mucho según la tarjeta principal y los fabricantes de componentes. Recuerda revisar las cajas de tus componentes en busca de CDs con instaladores o manuales de instrucciones antes de tirarlos a la basura.

Por lo general, solo las tarjetas gráficas discretas requieren que descargues e instales manualmente el controlador más reciente. Consulta la página de AMD para los controladores de Radeon, o la página de Nvidia para los controladores de GeForce.

Con un poco de suerte y mucha atención al detalle, debes tener un sistema completamente operativo. Tienes que estar atento a cualquier mensaje de error y colocar las manos fuera del gabinete en los ventiladores para asegurarte que el aire fluya y no esté demasiado caliente, al menos durante unas pocas semanas.

Si algo se daña o necesita una actualización, estás totalmente entrenado para lidiar con eso. Solo ten cuidado con la estática.

Recomendaciones del editor