El eléctrico Volkswagen ID.R registró en China una nueva hazaña

Volkswagen ha establecido otra marca con su vehículo eléctrico ID R. Después de romper el récord general en la trepada de Pikes Peak y hacer el mejor crono para su motorización en Nürburgring, el bólido fue llevado hasta China para abordar una de las carreteras más desafiantes del país.

La carretera de la Gran Puerta serpentea la montaña de Tianmen a través de 99 cerradas curvas. El camino comienza a 656 pies (200 metros) sobre el nivel del mar y sube hasta los 4,265 pies (1,300 metros). Las cifras no son nada nuevo para el auto, diseñado para llegar a la cumbre de Pikes Peak, ubicada a 14,115 pies (más de 4,300 metros).

El camino hacia la “Puerta del Cielo”, un arco de roca natural que es una popular atracción turística en China, normalmente está abierto solo para autobuses, según Autocar, por lo que no había un registro oficial previo. Anteriormente, Land Rover envió hasta allí un Range Rover Sport híbrido enchufable para subir los 999 peldaños de la cima.

Para darle a ID.R y a su piloto, el francés Romain Dumas, un desafío, Volkswagen China organizó una competencia virtual en línea para establecer un tiempo de referencia, que no fue especificado. De todas maneras, el galo superó ese tiempo, al registrar 7:38.585 a lo largo de 6.8 millas (10.9 kilómetros).

Además de las 99 curvas, algunas con un radio de tan solo seis metros, según reseñó la casa germana, la ruta tiene breves rectas y secciones serpenteantes rápidas, donde alcanzó velocidades de hasta 143 mph (230 km/h) y realizó maniobras de frenado brusco en túneles sumamente estrechos.

El veloz prototipo eléctrico ID.R funciona con dos motores eléctricos, uno para cada eje, que producen combinadamente 680 caballos de fuerza y ​​479 libras-pie (650 Nm) de torque. La marca alemana no detalló si hubo modificaciones mecánicas para la carrera de Tianmen, pero el carro obtuvo un nuevo esquema de color rojo, en contraste con el gris que llevaba en Pikes Peak y el azul de Nürburgring.

Equipado con neumáticos Bridgestone Potenza hechos a la medida, el ID.R tuvo en su exitosa aventura —denominada China Challenge—una línea de salida y una meta especialmente definidas para fines notariales, agregó la compañía.

“Ciertamente, recordaré para siempre esta carrera de récord en la montaña de Tianmen como mi desempeño más espectacular. La poca información y pruebas de las que disponíamos de antemano hicieron que el reto fuera enorme. La carretera es increíblemente estrecha y serpenteante, pero la carrera fue divertida a más no poder, gracias a la potencia eléctrica del ID.R. El enorme par motor fue una gran ventaja en las rectas cortas, mientras que la aerodinámica proporcionó una mayor tracción en las secciones rápidas”, relató el piloto.

Coincidió en las apreciaciones el director de Volkswagen Motorsport, Sven Smeets, para quien el desafío en China también fue “un reto especial para todo el equipo”. Según sus palabras, “realmente, fue una experiencia sin precedentes. Este es un terreno extremadamente inusual para un deportivo como el ID.R, y una vez más tuvimos que reenfocarnos completamente durante su preparación y configuración”.

Volkswagen construyó el ID.R para establecer un nuevo récord para autos eléctricos en Pikes Peak en 2018, pero terminó batiendo el crono general. Romain Dumas cubrió el recorrido de 12.4 millas (20 kilómetros) en 7:57.148, batiendo la anterior plusmarca, establecida por un automóvil equipado con motor a gasolina, por aproximadamente un minuto.

La firma llevó su bólido posteriormente a la famosa pista de carreras de Nürburgring, la más célebre de Alemania, donde estableció un registro inédito para autos eléctricos. El carro también estableció un nuevo récord en la Goodwood Hill Climb de Inglaterra en 2018, que mejoró la temporada siguiente.

La última hazaña del eléctrico de Volkswagen tuvo lugar en el mercado más grande para los automóviles eléctricos en todo el mundo. Aunque también planea llevarlo a Europa y Estados Unidos, el fabricante quiere lanzar el primero de su familia ID de autos eléctricos durante 2020 en China, donde espera que representen el 50 por ciento de sus ventas para 2035. La compañía proyecta ensamblar un millón de estos carros anualmente para 2025.

Recomendaciones del editor