Toyota Corolla 2021 SE: el subcompacto gigante

Mis expectativas no eran las más altas cuando me ofrecieron manejar un Toyota Corolla: no esperaba mucho de un auto “de juguete”, un subcompacto muy popular en países en vías de desarrollo. Sin embargo, para los estándares estadounidenses, un auto diminuto como este puede ser una buena opción para alguien que apenas comienza en el mundo automotriz.

Vista frontal del Toyota Corolla 2021 SE

Después de manejarlo durante una semana mi opinión cambió de manera radical. Lo primero que noté fue el precio: no es el carro superbarato que imaginé (conduje una versión SE con algunas mejoras), pensé que costaría alrededor de $20,000 dólares, pero me equivoqué. Cabe mencionar que la versión austera inicia en los $19,925 dólares, aunque sabemos que estas unidades no existen en los concesionarios; el precio es solo un punto de referencia.

El modelo fue el Toyota Corolla 2021 SE color gris con interiores en negro. Las primeras impresiones fueron sorpresa, ya que no es tan chico como parece ni tan limitado como la fama que lo precede. Se ve como un automóvil deportivo, digno de un rally o alguna carrera de autos pequeños.

Aunque era agradable a la vista, en los interiores se notaban detalles que hay que mencionar: lo asientos parecían de cuero, pero no lo eran, y el tablero daba la impresión de ser digital, pero tampoco lo era en su totalidad. Sin embargo, un punto a su favor fue el calentador de asientos, algo inesperado en este Corolla.

Tablero del nuevo Toyota Corolla 2021 SE

El manejo sí que hizo honor a mis expectativas originales, en especial la potencia, la cual no existía en situaciones de rebase. La estabilidad de este vehículo es aceptable, además de que esta versión cuenta con una suspensión deportiva y palancas en el volante para las velocidades, sin embargo, el motor solo es de cuatro cilindros. En general, la experiencia fue reconfortante y recomendable.

El precio de este Toyota Corolla 2021 SE es $28,845 dólares, pero puedes encontrar la versión SE desde $25,725. El modelo conducido incluía un sistema de audio JBL de nueve parlantes que se escuchaba bien, así como un sistema de iluminación delantero adaptable por $450 dólares, mejora innecesaria, pues solo consiste en “ajustar” los faros delanteros de arriba a abajo cuando enciendes el auto.

El mundo de los autos subcompactos es concurrido, pero la confiabilidad de Toyota es un factor determinante al momento de comprar un vehículo de este tipo.

Recomendaciones del editor