Tesla rechaza denuncia sobre aceleración involuntaria de sus autos

¿Autos que aceleran solos? Esto respondió Tesla ante la acusación

Como “falsa” calificó Tesla la denuncia que atribuye 110 accidentes y 52 personas lesionadas a la presunta aceleración involuntaria de sus vehículos.

“Si bien se han alegado accidentes causados por una presión errónea del pedal del acelerador en casi todas las marcas y modelos, los pedales del acelerador en Model S, X y 3 tienen dos sensores de posición independientes. Si hay algún error, el sistema por defecto corta el par motor”, señaló en su respuesta a la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras​ (NHTSA).

De acuerdo con el texto que replicaron medios como TechCrunch, “la aplicación simultánea del pedal del freno con el pedal del acelerador anula la entrada del segundo y corta el par motor. Independientemente del par, el frenado sostenido detendrá el automóvil”.

Los coches, prosiguió el fabricante estadounidense, también utilizan el conjunto de sensores de la función Autopilot para ayudar a distinguir “posibles aplicaciones incorrectas del pedal y reducir el par para mitigar o prevenir accidentes” cuando detecta que la operación del conductor no fue intencional.

Como cada sistema es independiente y registra datos, “podemos examinar exactamente qué sucedió”, añadió la empresa con sede en Palo Alto, California.

“Somos transparentes con NHTSA y revisamos rutinariamente las quejas sobre aceleración involuntaria con los propios clientes. En los últimos años, discutimos con NHTSA la mayoría de las quejas alegadas en la petición. En cada caso que revisamos con ellos, los datos demostraron que el vehículo funcionaba correctamente”, complementó.

La denuncia fue originalmente interpuesta ante la agencia dependiente del gobierno de Estados Unidos por Brian Sparks, inversionista y vendedor de la marca, quien —según la versión de la cadena CNBC— haber recopilado 127 casos de supuestas fallas.

“Investigamos todos los incidentes en los que el conductor alega que su vehículo aceleró en contra de su voluntad y en todos los casos en que teníamos los datos del vehículo, confirmamos que el automóvil funcionaba según lo diseñado. En otras palabras, el automóvil acelera si y solo si el conductor le pidió hacerlo y disminuye la velocidad o se detiene cuando el conductor aplica el freno”, finalizó la Tesla.

Recomendaciones del editor