Tesla asegura que el conductor ignoró las advertencias del Autopiloto en el fatal accidente

tesla model x accidente mortal mountain view crash tire
Dean C. Smith/Twitter

El pasado viernes, 23 de marzo, un Tesla Model X se estrelló contra una barrera de contención central en la autopista 101, en Mountain View, California. El conductor murió en un hospital luego del accidente, el cual ocurrió a pesar de numerosas advertencias hechas por el vehículo, según ha dicho la compañía.

En un informe inicial hecho por Tesla después del accidente, el fabricante incluyó fotos  de la barrera de contención del sitio del accidente, todo antes de recuperar los registros de la computadora del automóvil. Una fotografía muestra el dispositivo de seguridad que aparece en las condiciones adecuadas en una fecha no especificada. La segunda imagen, tomada el 22 de marzo por una cámara de seguridad en un automóvil conducido por un testigo del accidente, muestra la misma barrera aplastada por el choque.

Según Tesla, “la razón por la cual este accidente fue tan grave es porque el atenuador de colisión, [esto es] una barrera de seguridad vial diseñada para reducir el impacto en un divisor de carriles de concreto, se había eliminado o aplastado en un accidente previo sin ser reemplazada”.

En un informe de seguimiento realizado después de que Tesla recuperara los registros del automóvil, la compañía declaró: “En los momentos previos a la colisión, que ocurrió a las 9:27 a.m. del viernes 23 de marzo, el piloto automático se conectó con el control de crucero adaptativo […] El conductor había recibido varias advertencias prácticas visuales y audibles antes, y las manos del conductor no se detectaron el volante [sino] durante seis segundos antes de la colisión. El conductor tenía aproximadamente cinco segundos y 150 metros de vista sin obstrucciones del divisor de concreto con el atenuador aplastado, pero los registros del vehículo muestran que [el conductor] no tomó ninguna medida”.

Respondiendo a las críticas de que Tesla carece de empatía por la tragedia cuando cita la relativa seguridad estadística de conducir los carros de Telsa, la compañía declaró: “Nada podría estar más lejos de la verdad. Cuidamos profundamente [a nuestros conductores] y nos sentimos en deuda con aquellos que decidieron confiar en nosotros. Sin embargo, también debemos preocuparnos por las personas ahora y en el futuro cuyas vidas se pueden salvar si saben que el Autopilot mejora la seguridad. Nada de esto cambia cuán devastador es un evento como este o cuánto lo sentimos por la familia y amigos de nuestros clientes. Estamos increíblemente tristes por su pérdida “.

Las advertencias de Tesla sobre el piloto automático y de no usar el sistema sin mantener las manos en el volante y los ojos en el camino, no previenen del mal uso del mismo. Después de la primera muerte en 2016, la Junta Nacional de Seguridad del Tráfico informó que el conductor tuvo la culpa por no prestar atención y por “depender demasiado de la automatización del vehículo”. La NTSB también informó en ese momento que Tesla “podría haber tomado medidas adicionales para evitar el mal uso del sistema”, informó Reuters.

Se considera que el error humano es —parcialmente— el responsable de más del 90 por ciento de los accidentes mortales ocurridos cada año, según un estudio publicado por la Stanford Law School. Tesla afirma que hay una fatalidad automovilística para todos los vehículos por cada 86 millones de millas, aunque hay una muerte por cada 320 millones de millas en Teslas equipado con el hardware de piloto automático. Según estas cifras los vehículos Tesla con hardware de piloto automático tienen 3.7 veces menos probabilidades de tener un accidente fatal que los otros vehículos.