Skip to main content

Otro accidente en California cuestiona la eficacia del piloto automático de Tesla


La policía en Laguna Beach, California, reportó que un Tesla Model S se estrelló contra un vehículo patrullero que estaba estacionado. El conductor, que sufrió heridas menores, dijo a los investigadores que la función de «Autopilot», o piloto automático, estaba activada en el momento del accidente.

El canal local de noticias ABC7 informa que el incidente ocurrió en la mañana del 29 de mayo en el área de Laguna Canyon Road. Aunque la investigación continúa, los primeros oficiales de policía que llegaron al lugar notaron la fuerza del impacto, que empujó al Ford Explorer sobre la acera.

Según se puede ver en las imágenes publicadas en la cuenta de Twitter de la policía local, ambos vehículos sufrieron una cantidad considerable de daño, y las autoridades declararon que el Ford fue una pérdida total. Afortunadamente, estaba desocupado en el momento del impacto.

This morning a Tesla sedan driving outbound Laguna Canyon Road in “autopilot” collides with a parked @LagunaBeachPD unit. Officer was not in the unit at the time of the crash and minor injuries were sustained to the Tesla driver. #lagunabeach #police #tesla pic.twitter.com/7sAs8VgVQ3

— Laguna Beach PD PIO (@LBPD_PIO_45) May 29, 2018

No se dieron a conocer pormenores o la velocidad del Tesla al momento del impacto, pero la investigación revelará si el piloto automático no funcionó correctamente, o si este incidente representa un caso más de conducción distraída, asistida por la tecnología. Interesantemente, el accidente ocurrió en el mismo lugar donde un Tesla colisionó con un camión semi el año pasado.

Hasta el momento, Tesla no ha comentado sobre la causa de este accidente, pero probablemente no pasará mucho tiempo hasta que escuchemos sus declaraciones. Recordemos que el cofundador y CEO de la compañía, Elon Musk, criticó recientemente a algunos medios por la forma de cubrir accidentes que involucran a los vehículos de Tesla, diciendo que está cansado de la mala prensa, y se comprometió a publicar informes trimestrales de seguridad para persuadir a los conductores y periodistas de que el sistema hace que conducir sea más seguro, y no más peligroso. Sin embargo, la compañía reconoce que algunos conductores usan el piloto automático incorrectamente de forma regular.

«Cuando se utiliza el piloto automático, los conductores reciben continuamente recordatorios sobre su responsabilidad de mantener las manos en el volante y mantener el control del vehículo en todo momento”, dijo un portavoz de Tesla a Digital Trends. “Tesla siempre ha tenido claro que el piloto automático no hace que el automóvil sea inmune a todos los accidentes”, añade.

Claramente, eso es cierto. El accidente de Laguna Beach es el último de una cadena sorprendentemente larga de accidentes este año relacionados con el piloto automático. Entre ellos, una mujer de 28 años sufrió una fractura de tobillo cuando su Tesla Model S se estrelló contra la parte trasera de un camión de bomberos  a principios de mayo, en las afueras de Salt Lake City. La revisión de los registros del vehículo reveló que tenía el piloto automático encendido, pero usó el sistema incorrectamente porque regularmente quitaba sus manos del volante. Ella admitió que estaba mirando su teléfono antes del impacto.

En marzo, un conductor de 38 años de un Model X murió después de que su crossover chocara contra una barrera de cemento en la carretera 101 en Mountain View, California. Tenía el piloto automático, pero se comprobó que apartó las manos del volante momentos antes de la colisión. Y en enero, otro Model S chocó contra un camión de bomberos a 65 mph en Culver City, California. El conductor culpó al piloto automático, y la investigación del accidente permanece abierta.

Recomendaciones del editor

Milenka Peña
Ex escritor de Digital Trends en Español
Milenka Peña es periodista, escritora, productora y conductora de radio y televisión, nominada a los Premios Emmy por…
Tesla elimina sensores de radar en sus modelos más costosos
tesla sensores radar 05429a9b 2f13 48a6 b776 f6603d3b291e

Hasta mediados de febrero de 2022, todas las unidades de los Model S y Model X de Tesla, destinadas a ser vendidas en Norteamérica, estaban equipadas con sensores de radar, los cuales proveen información en tiempo real a los sistemas de conducción autónoma de los vehículos. Sin embargo, ningún Tesla fabricado a partir de entonces contará con dichos sensores.

Desde mayo de 2021, el fabricante estadounidense de autos eléctricos había construido unidades de los compactos Model 3 y Model Y sin ningún sensor de radar, como parte de la primera fase de su decisión de que su sistema de manejo autónomo dependiera únicamente de información proveniente de cámaras, al cual se refiere ahora como Tesla Vision.

Leer más
Este Ford Mustang eléctrico vuela gracias a su corazón de Tesla
Vista de dos cuartos trasera de una Ford Mustang 2007 negro con tren motriz eléctrico de Tesla.

Tarde o temprano tenía que ocurrir. El encuentro de dos de los nombres más icónicos en el mundo automotriz estadounidense era inevitable. Por fortuna, la confluencia no ocurrió en un desastroso accidente como resultado del reemplazo del V8 modular de 4.6 litros de un Mustang GT de 2007 y su transmisión en favor del sistema motriz eléctrico de un Tesla Model S P85+ chocado. El resultado es el Testang que ves en las imágenes que acompañan este artículo.

El Testang cuenta 470 caballos de fuerza y más de 440 libras-pie de torque gracias a la pericia de AEM Electronics, el encargado del trasplante de tren motriz. AEM es un compañía que desde 1987 ha estado en el negocio de la manipulación de sistemas electrónicos automotrices con el diseño y la construcción de sus propias unidades de control de motor, o ECU por sus siglas en inglés. Ahora incursiona en el mundo de las conversiones de autos con motores de combustión interna a vehículos eléctricos.

Leer más
Tesla llama a revisión medio millón de vehículos en EE.UU.
tesla revision medio millon eeuu s y 3

Tesla llama a revisión voluntaria casi medio millón de vehículos en Estados Unidos, a fin de resolver fallas potenciales que si bien no afectan su capacidad para circular por las vías públicas, sí podrían representar importantes riesgos a la seguridad en su operación. 

Los modelos llamados a revisión son las unidades producidas entre el 15 de julio de 2017 y el 30 de septiembre de 2020 del compacto Model 3, y las unidades del sedán grande Model S producidas entre el 16 de septiembre de 2014 y el 23 de diciembre de 2020.

Leer más