¿Sedán o familiar eléctrico?: comparativa Tesla Model 3 vs. Model Y

La familia Tesla compite en este cara a cara entre Model 3 y Model Y

Listo para entrar a la línea de ensamblaje en 2020, el Model Y de Tesla brindará a los conductores un SUV más pequeño y económico que el Model X. Al unirse al Model S y el Model 3, será el cuarto as de la baraja de la firma encabezada por Elon Musk, su cofundador y actual CEO. Acá, ponemos en la balanza Tesla Model 3 vs. Model Y.

El Model Y comparte aproximadamente el 75 por ciento de sus componentes con el Model 3, una estrategia que ayudará a la compañía con sede en California aprovechar los beneficios de las economías de escala. Los dos autos son inevitablemente similares en varias áreas clave, pero también se diferencian porque están dirigidos a distintos perfiles de compradores.

A continuación, te mostramos en nuestra comparativa Tesla Model 3 vs. Model Y en qué se igualan y cómo se distinguen entre sí las variantes más pequeñas del fabricante estadounidense.

Diseño

El Model 3 ha adoptado las pautas de diseño de Tesla de una manera fresca y más madura. Destaca por un frontal sin rejilla, un capó bajo —algo posible porque no tiene motor de gasolina— y faros LED. Los especialistas del fabricante estadounidense lo hicieron más aerodinámico para aumentar su rango de conducción, lo que explica su línea de techo, que fluye hacia la tapa del maletero, la cual integra un alerón. Las luces que se extienden por los paneles enfatizan el ancho del automóvil, mientras que el uso de molduras cromadas le agrega un toque de elegancia.

Siguiendo con claridad el mismo camino en términos de diseño, el Model Y tiene indesmentibles semejanzas al Model 3 desde la punta del parachoques delantero hasta la base del parabrisas. Lleva el mismo capó bajo y faros alargados que su contraparte sedán. Más allá de eso, es pausible que la inspiración fue el Model X, mirando la larga e inclinada línea del techo, al igual que la forma de sus angulosas luces traseras. El compacto familiar es instantáneamente reconocible como miembro de la familia Tesla sin ser una copia de otro integrante. En cualquier caso, ambos vehículos tienen un coeficiente de arrastre de 0.23.

Interior y tecnología

Tesla pone gran énfasis en la tecnología cuando se trata de configurar el interior de sus productos. El Model 3 incorpora este enfoque con una pantalla de 15 pulgadas que se parece a un iPad de gran tamaño. Ubicado en el tablero de instrumentos, muestra el sistema de infoentretenimiento y agrupa una larga lista de funciones para reemplazar casi cada perilla, botón y dial comúnmente encontrados dentro de las cabinas más convencionales. ¿Quieres ajustar los espejos? Hay un menú en el sistema de infoentretenimiento para eso. ¿Estás tratando de ajustar el control climático? Toca la pantalla varias veces para ajustar la temperatura e incluso mover las rejillas de ventilación.

El Model Y usa exactamente el mismo monitor de 15 pulgadas que el Model 3 para mostrar el mismo sistema de infoentretenimiento. Aunque su interior es abiertamente minimalista, es más espacioso gracias a su línea de techo más alta. Puedes acomodar hasta a siete pasajeros al marcar la casilla correspondiente en la lista de opciones, claro que por un costo adicional. El volumen del maletero es de 66 pies cúbicos (1,869 litros). En comparación, el Model 3 no acepta más de cinco plazas y su capacidad de carga es de aproximadamente 15 pies cúbicos (425 litros).

Tanto el Model 3 como el Model Y están disponibles opcionalmente con Autopilot, una tecnología de conducción semiautónoma que reúne ocho cámaras, 12 sensores ultrasónicos y un radar delantero. El conjunto permite que el coche cambie de carril, lea las señales de límite de velocidad, navegue por las rampas de las autopistas, frene si detecta una colisión inminente y se estacione. Los conductores deben permanecer alertas en todo momento. Pese a que su nombre lo sugiera, la funcionalidad no convierte a ninguno de los vehículos en un carro totalmente autónomo. Tesla está trabajando en uno, pero aún no está listo.

Desempeño

tesla model 3 vs y official 2 720x720

La versión más básica de tracción trasera del Model 3 ofrece hasta 250 millas (402 kilómetros) de alcance. Realiza el clásico arranque de cero a 60 mph (97 km/h) en 5.3 segundos y sube a una velocidad máxima de 140 mph (225 km/h) si hay suficiente asfalto. No busques cifras oficiales kilómetros de potencia y torque, pues Tesla no las entrega. La compañía argumenta que la independencia es una estadística mucho más importante.

Puedes obtener tracción total si tienes $ 9,000 dólares adicionales en la cuenta bancaria. El alcance sube a 322 millas (518 kilómetros), aunque el precio base del Model 3 también sube al verdadero territorio de automóviles de lujo, cercano también al de un Model S de segunda mano. La batería más grande reduce el tiempo de cero a 60 mph en el Model 3 a 4,4 segundos. Finalmente, la versión Performance ve caer su rango máximo a 310 millas (499 kilómetros) a favor del rendimiento: podrás llegar a las 60 mph en 3.2 segundos y alcanzar las 162 mph (261 km/h) si tienes la opción de girar en un autódromo.

El Model Y es más grande y pesado, así como también menos aerodinámico que el Model 3, por lo que es un poco más lento. Eso no quiere decir que sea decepcionante, al menos en el papel. La variante estándar tiene 230 millas (370 kilómetros) de alcance y tarda 5.9 segundos en llegar a 60 mph. No hay una versión de rango medio, por lo que los compradores que deseen un Model Y más rápido deben pasar a la versión de largo alcance de 300 millas (483 kilómetros).

Agregando tracción a ambos ejes, la autonomía se reduce a 280 millas (451 kilómetros), pero el sprint de cero a 60 se acorta a 4.8 segundos. Finalmente, el Model Y Performance retiene el rango de 280 millas de la versión con tracción en las cuatro ruedas, pero solo le lleva 3.5 segundos pasar a 60 mph. Todas estas cifras pueden cambiar conforme se acerque la producción: Tesla se ha caracterizado por ajustarlas en el pasado.

Precios y disponibilidad

El Tesla Model 3 está disponible en todo Estados Unidos, aunque algunas variantes, incluido la versión básica, pueden tardar hasta ocho semanas en llegar a casa. Los precios van desde $39,490 dólares (rango estándar con tracción trasera) hasta $56,990 dólares (variante de rendimiento de alta especificación con tracción total).

Una buena noticia es que los Tesla aún están afectos a un incentivo fiscal de $1,875 dólares, un beneficio que desaparecerá el 31 de diciembre de 2019, pues el período de eliminación paulatina del mismo se activó una vez que la marca vendió las primeras 200,000 unidades.

Tesla presentó el Model Y en marzo de 2019, más de un año antes del inicio previsto de la producción, y las primeras entregas están programadas tentativamente para la segunda mitad de 2020. El precio comienza en$ 39,000 dólares para el ejemplar de entrada y alcanza un máximo de $60,000 dólares en el Performance. Si bien no habrá opción de incentivos fiscales federales, los consumidores sí podrían reclamar ayudas locales dependiendo de dónde vivan.

Ambos autos se venden exclusivamente en línea. Si bien Tesla cambió de opinión sobre el cierre de la mayoría de sus tiendas físicas, se está apegando a su estrategia de ventas digitales. Así, los automovilistas más arriesgados comprarán felices un Model Y sin conducirlo ni habiéndose sentado antes en él. Aquellos que se sientan decepcionados, podrán devolverlo para obtener un reembolso completo antes de siete días o 1,000 millas (1,609 kilómetros).

Recomendaciones del editor