La Toyota Highlander 2020 será tu mejor aliada los fines de semana

La nueva Toyota Highlander 2020 ha hecho su debut mundial en el marco del Salón del Automóvil de Nueva York 2019. Más grande y tecnológico que el modelo saliente, es un intento por diferenciarse de la creciente lista de rivales diseñados específicamente para familias.

La automotriz japonesa construyó la cuarta generación de la SUV sobre la misma plataforma modular que se encuentra en varios de sus otros modelos, incluidos los sedanes Prius y Camry. Es aproximadamente 2.3 pulgadas (58 mm) más larga que antes, lo cual extiende su capacidad de carga y, a la vez, permite que los ocupantes de la segunda fila deslicen sus asientos hacia adelante o hacia atrás. Disponibles han permanecido las configuraciones de siete y ocho plazas.

El espacio del baúl se registra en 16.1 pies cúbicos (456 litros) con las tres filas de asientos ocupadas y 40.6 pies cúbicos (1,150 litros) con la tercera fila plegada en posición plana. Doblar los asientos de la segunda fila en el piso genera 73.3 pies cúbicos (2,076 litros) detrás de los pasajeros delanteros. Aunque aún no está en la cima de su categoría cuando se trata de la capacidad de carga, la Highlander es lo suficientemente amplia para la mayoría de las necesidades, desde la compra de paneles de yeso hasta el paseo de los perros, pasando por el traslado de los kayaks.

Esta nueva generación ha dotado a las versiones L, LE y XLE de una rejilla frontal negra con parrilla plateada, en tanto que los niveles Limited y Platinum se distinguen por una rejilla negra con parrilla cromada. La topa de gama lleva una defensa y una fascia trasera plateadas y llantas  especiales de 20 pulgadas. El resto, equipa rines de 19 pulgadas.

El modelo mantendrá la paleta de colores que el modelo 2019 (Blizzard Pearl, Celestial Silver Metallic y Midnight Black Metallic) y añadirá cinco nuevos: Magnetic Gray Metallic, el azulado Moon Dust, el rojizo Ruby Flare Pearl, Blueprint y el marrón Opulent Amber.

Los cuatro niveles de equipamiento inferiores traen una pantalla táctil de ocho pulgadas para el sistema de infoentretenimiento, mientras que la versión de rango superior ostenta una pantalla de 12.3 pulgadas de mayor resolución. Toyota se resistió a Apple CarPlay y Android Auto durante años, pero finalmente está permitiendo que los dos gigantes de la tecnología se instalen en sus habitáculos. La Highlander viene de serie con los sistemas de integración de teléfonos inteligentes y la compatibilidad con Alexa In-Car, Waze, SiriusXM y wifi a través de AT&T. De todos modos, los propietarios deberán suscribirse a un plan mensual para contar con internet.

La potencia proviene de un motor V6 de 3.5 litros que envía 295 caballos de fuerza y ​​263 lb/ft (357 Nm) de torque a las ruedas delanteras a través de una transmisión automática de ocho velocidades. La tracción en las cuatro ruedas está disponible por un costo adicional. Los compradores que busquen menor impacto medioambiental y mayor economía de combustible pueden solicitar un tren de transmisión híbrido de gasolina y eléctrico, compuesto por un motor de cuatro cilindros y 2.5 litros para impulsar las ruedas delanteras, y un par de motores eléctricos que hacen girar las ruedas traseras extrayendo electricidad de una pequeña batería montada debajo de los asientos traseros. La salida total del sistema llega a 240 hp.

En ciclo combinado, la Highlander entrega aproximadamente 22 millas por galón (9.4 kilómetros por litro) cuando está equipada con el motor V6. Además de permitir que el vehículo viaje solo con electricidad en distancias cortas, el tren motriz híbrido ofrece 34 mpg (14.5 kpl). El modelo con motor V6 es capaz de remolcar 5,000 libras (2,268 kilos). El fabricante asiático no ha revelado la capacidad de remolque del híbrido, pero probablemente sea algo menor.

La Toyota Highlander 2020 con motor de gasolina comenzará a llegar a los salones de exhibición estadounidenses en diciembre de 2019, pero los consumidores que deseen el modelo híbrido deberán esperar hasta febrero de 2020. La alineación incluirá cinco niveles de equipamiento llamados L, LE, XLE, Limited y Platinum. La información de precios aún no se ha publicado, pero prevemos que no debería de costar mucho más que el modelo actual, que comienza en $31,530 dólares.

El más reciente ejemplar nipón competirá en un segmento atestado y en crecimiento contra otros recién llegados, como Kia Telluride, Hyundai Palisade, Subaru Ascent y Ford Explorer, entre otros rivales clásicos, entre los que se cuentan Volkswagen Atlas y Honda Pilot.

Recomendaciones del editor