Revisión del Volkswagen Golf GTI modelo 2019

Por potencia y tecnología, el GTI 2019 es el Volkswagen que querrás tener

El diseño equilibra la aerodinámica con duras líneas exteriores.

Ventajas

    Divertido de manejar
    Asistencias a la conducción
    Respuesta del acelerador

Desventajas

    Gama de precios altos
    Ineficiente con la gasolina

En décadas recientes, Volkswagen ha visto ir y venir muchos modelos, desde el icónico Beetle hasta el audaz Scirocco, pasando por el incomprendido Fox. Pero una variante ha logrado superar las preferencias siempre cambiantes del consumidor estadounidense: el Golf GTI.

Es fácil saber por qué: sin ser el hatchback más rápido, sí es el más práctico. Es agresivo, pero no desagradable, es caro, pero no inalcanzable. En su versión 2019, el GTI ganó ocho caballos, hasta 228 hp, y tecnología de asistencia al conductor que incluye advertencia de colisión frontal y detección de peatones con frenado automático, así como monitoreo de punto ciego con alerta de tráfico trasero.

La versión de entrada comienza en $28,490 dólares (la tecnología de asistencia al conductor es opcional y cuesta $450 dólares), mientras que la Rabbit Edition llega a $29,790, al agregar faros LED, acceso sin llave con botón de arranque y una exclusiva pintura Urano Grey y Cornflower Blue.

Por $32,690 dólares, podemos subir a la SE, que ofrece techo solar panorámico, asientos de cuero y un sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de ocho pulgadas. El paquete Experience añade un sistema de audio Fender premium y control dinámico del chasis, todo por $860 dólares adicionales.

En la cima de la pirámide, la versión Autobahn ofrece todo, más velocidad crucero adaptable y control de clima dual por $36,890 dólares. Si tienes ese dinero para un hatchback, la mejor opción es el Golf R, cuyo valor ronda los $41,000 dólares.

La prueba de nuestro colaborador Ed Oswald fue con un SE Rabbit Edition con el paquete Experience, que por $33,550 dólares entrega mejores asientos, techo solar y gran tecnología.

Diseño interior y exterior

El diseño actual del GTI parece algo obsoleto, dado que su séptima generación está a punto de despedirse. Como sea, logra un equilibrio entre la aerodinámica y sus duras líneas exteriores. Esto es precisamente lo que le da a Volkswagen su personalidad, y fue lo perdió la década pasada.

Las clásicas líneas rojas, marca registrada del modelo, aparecen en la parrilla y la fascia delantera, y se extienden a través de la parte inferior de los faros. Una suspensión más deportiva coloca al GTI poco más de media pulgada por debajo del suelo que el resto de la familia Golf. Combinada con el diferencial de deslizamiento limitado estándar y los frenos más grandes, permite manejarlo agresivamente sin temor a perder el control.

revision volkswagen golf gti 2019 review 00018 1000x1000
Ed Oswald/Digital Trends

Aunque echamos de menos los asientos GTI Clark Plaid (opcionales anteriormente en el SE), las butacas de cuero son cómodas y de buena calidad, acentuadas con costuras rojas. El interior hace un buen uso del pequeño espacio, donde sobresale la pantalla táctil de ocho pulgadas.

Apple CarPlay y Android Auto son estándar, y el sistema de infoentretenimiento presenta un menú fácil de usar, que se puede navegar a través de los controles del volante, con información selecta que incluye la navegación en la pantalla central para no quitar la vista del frente.

Impresiones conductivas

¿Qué podemos decir acerca de conducir el GTI aparte de que pondrá una sonrisa en su cara? En una prueba de manejo agresiva, en ningún momento se siente perder el control. Si bien es cierto que las sensaciones son un poco más rígidas comparadas a las del Jetta o el Golf, no llegan a ser incómodas.

A través de la carretera, es ágil al realizar sobrepasos rápidos. Allí también las asistencias a la conducción son útiles, aunque son en el tráfico y las concurridas calles de la ciudad donde más acompañan.

Su aceleración es suave pero enérgica y la nota del escape suena muy bien para ser un auto de serie. Para lograr una sensación más deportiva, apreciaríamos marchas mejor sintonizadas y una caja más despierta.

Un área no resuelta la constituye la economía de combustible. Por nuestra experiencia y lo que hemos sabido, el promedio es de 27 mpg (11.5 kpl), lo cual es un poco bajo para el segmento. Además, el uso de gasolina premium afecta el bolsillo.

Con el Focus ST descontinuado, el que más se le acerca es el no muy refinado Hyundai Veloster N, que tiene más potencia (23 hp para ser exactos) en su modelo base, diferencial de deslizamiento limitado y un buen paquete tecnológico por su valor sugerido desde $27,820. De todos modos, siempre recomendamos la prueba de manejo para tomar la mejor decisión.

Volkswagen ciertamente tiene mala reputación en términos de confiabilidad. La garantía de seis años y 72,000 millas (116,000 km) es bastante generosa. La conexión Car-Net, que permite abrir o cerrar el carro desde una aplicación, o convocar a un técnico en terreno, cuesta $199 dólares por año. Los planes mensuales y vitalicios también están disponibles, y obtendrás una prueba de seis meses con la compra de un automóvil nuevo.

Palabras al cierre

Volkswagen está planeando la próxima generación, que se lanzará en Europa a finales de este año y en el transcurso de 2020 en Estados Unidos. De todos modos, esta versión brinda suficientes razones para dar el salto, con un poco más de potencia y un auto más refinado.

Pese a los años de esta séptima entrega, el GTI sigue siendo uno de los Volkswagen más agradables de conducir, por una razonable etiqueta que bordea los $30,000 dólares. Si eres fanático de los autos europeos y buscas un viaje deportivo pero asequible, este modelo es el único que combina rendimiento, precio y funcionalidad.

Recomendaciones del editor