GMC actualiza (casi) a la perfección su SUV compacta Terrain

Conducimos la nueva GMC Terrain 2019 un refrescante opción llena de tecnología

Si no fuese por su precio, la GMC Terrain 2019 sería la SUV compacta ideal.

Lo Bueno

    Cómoda y amplia
    Excelente rendimiento de combustible
    Tecnología de punta

Lo Malo

    Precio demasiado alto, si se compara al de la competencia

Puntaje

4/5

La segunda generación de la SUV compacta de GMC, la Terrain 2019, llega con un porte bastante más estilizado, y aunque es un poco más pequeña que su anterior versión, no deja de ser un vehículo bastante cómodo, amplio y con un excelente rendimiento de combustible, todo gracias a su nuevo motor de cuatro cilindros de 1.5 litros turbo. La GMC Terrain está repleta de tecnología, y queremos a continuación contarte qué nos pareció.

Interior y exterior con estilo

A primera vista, la GMC Terrain cautiva con su techo “flotante” y su carrocería más estilizada. Tiene esquinas menos pronunciadas que su anterior versión, así como un porte más aerodinámico. La Terrain cuenta con cuatro versiones: SL, SLE, SLT y la opción de lujo, Denali. El modelo que nosotros manejamos fue la GMC Terrain SLT, la cual venía toda en negro, desde los rieles en su techo hasta sus llantas de 18 pulgadas. Su aspecto era un tanto “gótico”, pero lo cierto es que nos gustó, y mucho.

El interior de la GMC Terrain está a la par de su competencia. Es muy cómoda y amplia, y su sistema de infoentretenimiento es sumamente funcional. Tienes lo último en tecnología a tu alcance gracias a su pantalla táctil, compatible tanto con Android Auto y Apple CarPlay. Su sistema de sonido BOSE funciona a la perfección, al igual que su conexión Bluetooth. Nos encantó la idea de dotarla con cuatro puertos USB, para que no haya así más peleas entre los pasajeros para cargar sus teléfonos y demás dispositivos. Ah: y en caso de que se te olvide que llevas un amigo de cuatro patas, la GMC Terrain cuenta también con el recordatorio de asiento trasero.

Es muy cómoda y amplia, y su sistema de infoentretenimiento es sumamente funcional.

Bajo el capó

La GMC Terrain comparte la misma plataforma D2XX que su hermana Chevy Equinox. La versión saliente traía bajo el cofre un motor V6, el cual ha sido reemplazado en el modelo entrante por un cuatro cilindros de 1.5 litros turbocargado, que bombea 170 caballos de fuerza y 203 lb-pie de torque. Su nueva trasmisión automática de nueve velocidades distribuye esta potencia a las cuatro ruedas, haciendo que el manejo sea sumamente suave y divertido. Sobre todo, cuando la manejas en el modo de tracción total (AWD), se siente como estuvieras manejando una camioneta, no una SUV compacta.  Además, el nuevo motor es sumamente eficiente en cuanto a su rendimiento de combustible: 21 millas por galón en la ciudad, y 26 mpg en carretera, lo que hace a esta SUV compacta ideal para los viajes largos. Y si aun así deseas mayor rendimiento de combustible, puedes elegir una configuración de motor diésel de 1.5 litros. ¿Quieres mayor potencia? Elige el motor a gasolina de 2.0 litros.

En un mercado saturado, la GMC Terrain es una refrescante opción que debieras considerar, si estás pensando en comprar una SUV compacta. Está bien equipada, ofrece una versión con tracción de cuatro ruedas (AWD) y tecnología de punta. Ofrece además opciones de motor diésel, al igual que una versión más lujosa y sofisticada en su edición Denali, la cual compite de tú a tú con la Mazda CX-5. Eso sí, la GMC Terrain es un poco más cara que su competencia más directa, la Honda CR-V o la Toyota RAV4. Su valor de reventa se sostiene, y si agregamos a esto un buen rendimiento de combustible, se podrá ubicar a la par de su competencia. Su precio base (MSRP) es de $26,990 dólares. El modelo que manejamos –y que ves en las fotografías de este artículo– tiene un precio de $40,750 dólares.

Recomendaciones del editor