Nuevo CLS: el futuro lenguaje de diseño Mercedes-Benz ya está aquí

El CLS de Mercedes-Benz fue pionero en el segmento del coupé de cuatro puertas cuando se mostró por primera vez en el Salón del Automóvil de Nueva York de 2004. Mucho ha cambiado en la industria en los últimos 13 años, y el CLS ha pasado ya por dos generaciones, pero ha sabido mantener la exquisitez de su diseño. El modelo de tercera generación presentado en el Auto Show de Los Ángeles hace que su estilo suba incluso otro escalón.

Tan innovador como siempre, el CLS de tercera generación marca la pauta del futuro diseño que seguirán los modelos Mercedes. La compañía señala que sus creadores redujeron los bordes y líneas para crear así un estilo más puro. En el frente, la rejilla es más baja, y los faros son ahora más nítidos. La verdad es que vemos un poco del GT en él. La línea del techo arqueado es una referencia directa al CLS original, aunque las pronunciadas partes traseras del modelo saliente han desaparecido. Las luces de posición angulares están colocadas horizontalmente en el nivel de la línea de la correa, justo debajo de un deflector muy bien integrado en la tapa del maletero.

Puedes compartir la experiencia del CLS con más amigos que antes, ya que ahora se ofrece —por primera vez— con cinco asientos. El tablero viene con una configuración de doble pantalla opcional que también vemos en el Clase E y el Clase S, además de un volante multifunción de tres radios con superficies táctiles y una consola central. Los diseñadores programaron 64 colores en su sistema de iluminación ambiental.

En el inicio, la alineación constará de un único modelo: el CLS 450. Estará equipado con un nuevo motor de seis cilindros en línea que generará 362 caballos de fuerza entre las 5,500 y 6,100 rpm y 369 libras-pie de torque desde las 1,600 hasta las 4,000 rpm. Son cifras impresionantes por sí mismas, pero hay más: Mercedes agregó un motor eléctrico que saca su energía de una batería de 48 voltios para proporcionar 21 caballos de fuerza y 184 libras-pie de torque adicionales en lapsos determinados de tiempo. Tendremos que ser pacientes para conocer las especificaciones de rendimiento, pero se nos ha dicho que el motor de seis cilindros y 3.0 litros ofrecerá una aceleración similar a la del V8, todo mientras gasta —considerablemente— menos combustible.

La tracción trasera y una transmisión automática de nueve velocidades vienen de serie. El sistema de tracción en las cuatro ruedas 4Matic tendrá un costo adicional. Ambas variantes están limitadas electrónicamente a 130 mph, más que suficiente, a menos que viajes habitualmente por autopistas de Alemania.

Otras variantes se unirán más adelante a la formación. Aún no se ha hecho oficial, pero se asume que Mercedes-AMG venderá —al menos— una variante del CLS. Sabemos que la sub-marca está preparando su propio coupé de cuatro puertas, el cual se presentó a principios de este año junto con el GT Concep.

El Mercedes-Benz CLS 2019 llegará a concesionarios estadounidenses en el otoño del próximo año. La información de precios aún no se ha dado a conocer. Competirá en el mismo segmento que el Audi A7 (que se está preparando para entrar en su segunda generación con un aspecto igualmente espectacular) y con el Porsche Panamera.

Recomendaciones del editor