Sutiles actualizaciones hacen aún mejor al Mazda6 2018

Mazda ha hecho subir su Mazda6 en la escala Premium en el Auto Show de Los Ángeles. El sedán insignia de la compañía japonesa recibe actualizaciones dentro, fuera y bajo el capó, todas las cuales lo hacen (aún) más refinado que antes. No es un carro completamente nuevo, sí: pero Mazda promete que vendrá completamente rediseñado.

Como era de esperar, el 6 recibe el motor de cuatro cilindros y 2.5 litros turboalimentado, ya disponible en el crossover CX-9. Bombea 250 caballos de fuerza y ​​310 libras-pie de torque cuando se le alimenta con sopa de 93 octanos. Ponerle gasolina más barata (87 octanos) reduce la potencia de salida de los cuatro cilindros a 227 caballos. Mazda reconoce que una transmisión variable continua (CVT) generalmente es incompatible con el placer de manejar, por lo que también lo ofrecerá con una transmisión automática de seis velocidades. La tracción delantera es la única configuración disponible.

El punto de entrada en la alineación Mazda6 seguirá siendo un motor de 2.5 litros atmosférico que genera 184 caballos y 185 libras-pie de torque. Sí: se reduce la potencia si lo comparamos con su homólogo turboalimentado, pero para compensar se ofrece con una transmisión manual de seis velocidades, o la misma automática de seis antes mencionada. El chasis abatible del 6 y su suspensión revisada ayudan a proporcionar una experiencia de manejo exquisita, independientemente de si el motor respira por sí solo o con la ayuda de un turbo.

Mazda ha dicho que, dentro del 6, sólo el volante y unas pequeñas molduras se transfieren de la versión 2017. Los controles HVAC están ahora agrupados en un conglomerado más pequeño, el cuadro de instrumentos parece más fácil de leer, y hay una delgada franja de molduras de cromo que acentúan el ancho de la cabina. El acabado Signature ubica al 6 en el territorio de los carros Premium, con acentos de madera y una combinación de tapicería de cuero y microfibra. El tono especial del cuero marrón se inspira en los antiguos templos japoneses, según ha dicho Mazda.

Es difícil adivinar los cambios que están bajo de la chapa metálica con sólo echar un vistazo. Las modificaciones visuales se limitan en gran medida a una nueva inserción en la rejilla y unas luces actualizadas en ambos extremos. Tendrás que ser un verdadero fanático de Mazda para darte cuenta de que el 6 también viene con nuevas llantas de aleación de 17 y 19 pulgadas y un color adicional a su paleta: el Soul Red Crystal.

El nuevo Mazda6 2018 saldrá a la venta en la primavera del próximo año. La información de precios aún no la conocemos. Cuando llegue, competirá en el mismo segmento del Toyota Camry, el Honda Accord y el Chevrolet Malibu.

Recomendaciones del editor