Edición limitada del Lincoln Continental se agota en apenas un mes

Lincoln Continental es uno de los nombres más prestigiosos en vehículos de lujo. Pero son muchos los que creen que la actual generación no está a la altura de ese gran legado. De partida, porque tiene las puertas que no le corresponden.

Las versiones anteriores eran conocidas por sus “puertas de diligencia” que abrían al centro. Para celebrar los 80 años del nombre, la firma recuperó esta característica distintiva en un modelo cuya edición limitada fue lanzada en diciembre de 2018. Los compradores tardaron poco más de un mes en agotar la producción especial de 80 unidades.

“La respuesta de los clientes ha sido extremadamente positiva, con un interés que superó la producción planificada para la edición limitada”, señaló la compañía en un comunicado.

El Continental (que no debe confundirse con el Bentley del mismo nombre) se lanzó en 1939 como un modelo independiente dentro de Ford Motor Company, no asociado con ninguna marca existente.

El modelo se convirtió pronto en parte de la alineación de Lincoln, y obtuvo sus extravagantes puertas en 1961, en lo que posiblemente sea el diseño más icónico de la compañía. Pero el Continental fue diluido gradualmente, antes de ser descontinuado por completo en 2002. Lincoln revivió el nombre para el modelo 2017.

“Las puertas de apertura central se convirtieron en sinónimo de Lincoln Continental, a pesar de que solo aparecieron en la década de los 60, pero tocaron un acorde tan especial que aún hoy se las recuerda con cariño”, dijo el director de diseño de la firma, David Woodhouse.

“Cuando abres las puertas, es como brindar un gesto de bienvenida”, comentó Kemal Curic, jefe de diseño de Lincoln, a Digital Trends en el lanzamiento del auto. Si bien el nombre Continental fue utilizado por algún tiempo, Curic indicó que era natural que Lincoln se inclinara por el modelo de 1961 como inspiración, ya que a su juicio se trata del “momento más glamoroso” en la historia de Estados Unidos.

Las puertas no han pasado de moda, prueba de lo cual es que Rolls-Royce todavía las usa. Adquirieron el apodo de “suicidas” porque la fuerza del viento que pasaba por entre ellas podía hacer que se abrieran, sobre todo en los ejemplares más antiguos.

Eso no es un problema para los autos modernos, pero no es exactamente algo con lo que el equipo de marketing quiera lidiar. En un sedán de cuatro puertas como el Continental, la fórmula puede ser poco práctica, ya que la única apertura está en el centro del vehículo.

Pero es difícil vencer la tradición. Si Lincoln no lo hizo, es poco probable que otra compañía hubiera pretendido hacerlo. Lincoln también notó que el arco de 90 grados de las puertas traseras también hace que sea más fácil entrar y salir de los asientos traseros.

En la edición del 80° aniversario, los pasajeros de la fila trasera también tendrán espacio adicional para las piernas, ya que la subsidiaria de Ford tuvo que extender la distancia entre ejes en seis pulgadas (15.24 centrímetros) para acomodar las puertas.

El redimensionamiento del actual automóvil lo realiza una compañía externa, pero Lincoln fabrica todas las piezas, dijo Tim Sterling, ingeniero jefe de programas para el Continental, a Digital Trends. “Fue todo un desafío”, explicó.

Señaló que el Continental cumple con todas las normas de seguridad aplicables a choques. Además, reveló que Lincoln utilizó algunas piezas impresas en 3D, lo que tiene sentido considerando la naturaleza de este pequeño lote.

Aparte de algunas mejoras en el interior, la versión limitada es básicamente la misma que la conocida: utiliza el mismo motor V6 turboalimentado de 3.0 litros, que produce 400 caballos de fuerza y ​​un torque de 400 lb/ft (542 Nm), acoplado a una transmisión automática de seis velocidades y tracción total.

El Continental debuta como un modelo 2019. Lincoln terminó de tomar pedidos para el lote inicial de 80 autos; cada uno se vendió por un precio que no ha sido revelado, pero que se rumorea en torno a los $110,000 dólares, una cifra que lo convierte en el automóvil más caro de la compañía.

Esos ejemplares probablemente fueron comprados por fanáticos de los autos, o simplemente personas a quienes les gusta desplazarse con chofer, dijo Trevor Scott, gerente de mercadotecnia de sedanes y crossovers de Lincoln. Es posible que la firma incorpore las “puertas suicidas” en la próxima edición del Navigator.

Los compradores que perdieron la oportunidad de adquirir esta edición limitada del Continental todavía tienen opciones. Ante la demanda inesperadamente alta, Lincoln anunció planes para traerlo de vuelta en un segundo modelo del año y, en un correo electrónico enviado a Digital Trends, prometió que “tendrá más (novedades) para compartir muy pronto”.

*Actualizada el 22 de enero de 2019 con la venta de la primera partida de 80 unidades.

Recomendaciones del editor