Land Rover Defender V8 Bond Edition celebra al agente 007

SV Bespoke, la división de vehículos personalizados de Land Rover, acaba de presentar su nueva Land Rover Defender V8 Bond Edition para celebrar el estreno mundial de No Time to Die, la vigésima quinta película de James Bond y la quinta y última protagonizada por Daniel Creig. El estreno tendrá lugar  el próximo 8 de octubre después de una espera de casi seis años, que incluyen varios retrasos a causa de la pandemia.

Se trata de una réplica de edición limitada de las SUV Defender que aparecen en dicha película con las mismas especificaciones pero sin los artilugios que ayudan a Bond a salir airoso de sus improbables misiones.

La Defender V8 Bond Edition 2022 llega con el Extended Black Pack, un paquete de apariencia en el que básicamente todo lo que se puede ver es color negro, y que cuenta con acabados en negro brillante para las placas protectoras delanteras y traseras, la barra de la parrilla, las insignias, el revestimiento de la parte inferior del vehículo y los pasos de las ruedas. Además, el vehículo cuenta con rines de aleación de 22 pulgadas pintados en color negro Luna Gloss Black, pinzas de freno delanteras exclusivas en azul Xenon Blue y una placa trasera en la que se lee Defender 007.

La personalización en la cabina llega con estribos iluminados donde también lee Defender 007 y una animación de inicio de pantalla táctil especialmente desarrollada para dar la bienvenida al sistema de infoentretenimiento Pivi Pro2, que rinde homenaje a la asociación de Land Rover con la franquicia James Bond. Por la noche, sus dueños también verán gráficos 007 provenientes de lámparas de charco.

Tener el honor de mostrar sus vehículos en un film del agente 007 es un honor que muchos fabricantes quieren pero al que pocos tienen acceso; usualmente es posible gracias a complicados arreglos de colocación de productos con Eon Productions, la compañía productora de la serie.

Es así como hemos visto vehículos tan memorables como el BMW Z8 en The World Is Not Enough (1999) o el Lotus Esprit submarino en The Spy Who Loved Me (1977), pero también autos que nos han dejado perplejos como AMC Hornet X Hatchback en The Man With The Golden Gun (1971), cuyo espectacular salto de tirabuzón, logrado sin la ayuda de efectos especiales, probablemente no convenció a nadie de comprar uno. Sin embargo, pocos han sido tan memorables como el humilde Citroën 2CV en For Your Eyes Only (1981), desprovisto de trucos y armas pero lleno de resistencia, durabilidad y energía.

Y energía es lo que le sobra a la Defender Bond Edition gracias a su motor V8 sobrealimentado de 5 litros que produce 518 caballos de fuerza y 461 lb-pie de torque, distribuidos a las cuatro ruedas a través de una transmisión automática de ocho velocidades que le da la capacidad de acelerar de 0 a 60 mph (96.56 km/h) en solo 5.1 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 149 mph (240 km/h).

La Defender V8 en la que esta Bond Edition está basada cuenta con ajustes únicos de la suspensión y la transmisión, que incluyen una calibración especial para la amortiguación y los resortes, así como un nuevo diferencial trasero activo electrónico, que le dan un a la Defender manejo más ágil con un mejor balance y una calidad de marcha superior.

Solo 300 aficionados a las aventuras del agente 007 podrán tener uno de estos vehículos, los cuales se podrán distinguir de cualquier imitación gracias al logotipo SV Bespoke grabado con láser junto con el número de la serie. Por fortuna, no hace falta una licencia especial para poder manejarla; la de conducir es más que suficiente.

Finbar McFall, director general de la marca Land Rover, dijo: “La Land Rover Defender V8 Bond Edition es una versión exclusiva de la Defender de producción más potente jamás creado, inspirada en los vehículos en pantalla en No Time To Die. Representa una reunión de dos grandes marcas británicas, y es una celebración única de la asociación de 38 años de Land Rover con James Bond”.

No Time To Die también mostrará dos Range Rover Sport SVR, una Range Rover Classic y una Land Rover Series. III Lamentablemente, y sin haber visto aún la película, puedo asegurarles que no todas saldrán ilesas de la experiencia.

Recomendaciones del editor