El superdeportivo Koenigsegg Agera se retira en lo más alto del pedestal

koenigsegg agera fin de produccion head

Casi una década después de su presentación en el Motor Show de Ginebra 2010, el Koenigsegg Agera está a punto de acabar su producción, dejando al híbrido Regera como el único modelo de Koenigsegg. El Agera fue capaz de superar a los autos de los fabricantes más conocidos en cuanto a rendimiento, convirtiéndose incluso en el carro de producción más rápido del mundo.

En una publicación de blog que anunciaba el final de la producción del Agera, Koenigsegg dice que le quedaban aún dos carros por fabricar. Se trata de los últimos dos (de tres) modelos de la denominada Edición Final, anunciados en el Salón del Automóvil de Ginebra 2016. El tercero de estos ya ha sido entregado. Se les permitió a los compradores configurar sus automóviles usando cualquier opción ofrecida de forma gratuita, por lo que es lógico pensar que cada uno de estos tres autos será único.

Lo cierto es que el Agera se retira en su momento de gloria, habiendo establecido un récord mundial de velocidad para los autos de producción el año pasado. En un tramo cerrado de la autopista de Nevada, el Agera RS alcanzó una velocidad máxima —verificada por el Libro Guinness de los Récords Mundiales— de 277.87 mph, convirtiéndolo en el auto de producción más veloz del mundo. Las velocidades récord se registran usando el promedio de carreras en ambas direcciones de la pista para dar cuenta del viento, pero el Agera RS incluso alcanzó las 284.55 mph en una de sus carreras, la cual según Koenigsegg es la velocidad más alta jamás lograda por un carro en una carretera pública.

El Agera experimentó múltiples evoluciones durante su vida útil, pero el RS fue probablemente el más extremo, impulsado por un motor V8 biturbo de 5.0 litros que producía 1,160 caballos de fuerza y ​​944 libras-pie de torque. En todo caso, su récord de velocidad pronto será desafiado por el Bugatti Chiron de 1,500 caballos, y por el Hennessey Venom F5 de 1,600 caballos de fuerza. Hennessey afirma que su automóvil llegará a 300 mph, poniendo fin al reinado de Koenigsegg. Pero hasta que eso suceda…

El híbrido Koenigsegg Regera probablemente no sea demasiado carro para defender el título. Si bien sigue siendo un superdeportivo con todas sus letras, el Regera sacrifica parte del rendimiento a favor de la comodidad. En una entrevista reciente, la compañía fundada por Christian von Koenigsegg dijo que un reemplazo para el Agera RS está en camino, y que se dará a conocer aproximadamente dentro de un año, en el Salón del Automóvil de Ginebra 2019. Quizá sea buena idea que Bugatti y Hennessey se apresuren en conseguir sus récords de velocidad.