Todo se derrumbó: Hyundai y Apple rompen negociaciones

El fabricante de automóviles surcoreano Hyundai Motor Group y su filial Kia Motors confirmaron que ya no están en negociaciones para desarrollar el Apple Car, el próximo vehículo eléctrico del gigante tecnológico estadounidense.

“Estamos recibiendo solicitudes de cooperación en el desarrollo conjunto de vehículos eléctricos autónomos de varias empresas, pero están en una etapa preliminar y no se ha decidido nada”, dijeron ambas compañías.

“No estamos en conversaciones con Apple para el desarrollo de vehículos autónomos”, enfatizaron ambas compañías y, de esta manera, cumplieron con las reglas del mercado de valores que las obligan a informar a los inversionistas sobre los rumores del mercado.

Apple, conocida por mantener los planes de productos en secreto, nunca ha reconocido las conversaciones con el fabricante coreano para la construcción de vehículos. Tampoco se ha referido al posible quiebre en las conversaciones.

El anuncio llega después de una semana de una serie de filtraciones sobre las especificaciones técnicas que tendría el vehículo eléctrico y cuáles serían los eventuales términos del contrato, con la sede de Kia en Estados Unidos a cargo de la construcción.

Incluso, se habló de que el acuerdo se firmaría el 17 de febrero de 2021.

Aunque según la agencia Reuters las conversaciones preliminares comenzaron en 2018, estas solo se intensificaron en diciembre de 2020, cuando el fabricante surcoreano reconoció las negociaciones, aunque más tarde se retractó.

Tras la confirmación de que el diálogo está suspendido, las acciones de Hyundai cayeron 6.2 por ciento, mientras que las de Kia Corp retrocedieron 15 puntos porcentuales.

¿Por qué fracasó el diálogo?

Apple Car

El progreso en las conversaciones se vio dificultado porque Hyundai tenía reticencia a trabajar con empresas extranjeras y porque tampoco quería terminar reducida a un papel como el que cumple Foxconn, la compañía china que fabrica y ensambla los iPhone de Apple.

Analistas citados por Reuters aseguraron que las conversaciones también podrían haber colapsado por las filtraciones del plan de asociación a los medios, o porque Apple solo quería a Hyundai como un fabricante de equipos y no como un socio estratégico.

“Con numerosos informes de noticias sobre las discusiones entre las dos compañías, que deberían haberse mantenido en acuerdos de no divulgación, habría sido incómodo”, afirmó Kwon Soon-woo, analista de SK Securities a Reuters.

En tanto, Kevin Yoo, analista de eBEST Investment & Securities, aseguró que “parece claro que Hyundai Motor Group no ha estado muy contento con el trato con Apple… dejaron en claro que no quieren ser tratados solo como proveedores o fabricante”.

Recomendaciones del editor