El vehículo autónomo de rally quiere aportar seguridad a la conducción urbana

“Muévete rápido y rompe cosas”. La frase popularizada por el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, es un mantra para muchas personas y compañías que trabajan en la industria tecnológica. Pero, ¿son válidas sus palabras cuando se trata de autos que conducen solos? Si la pregunta es dirigida a los investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia tras el proyecto AutoRally Robot, es posible que respondan afirmativamente.

La iniciativa lleva a los vehículos autónomos hasta el límite, al lograr que se conduzcan de manera rápida y muy agresiva en caminos de tierra, como si lo hicieran en un rally.

“Los sensores en AutoRally son un subconjunto de lo que normalmente se encuentra en un vehículo autónomo de tamaño real, desde sistema de posicionamiento global (GPS) hasta unidades de medición inercial (IMU), además de un par de cámaras orientadas hacia adelante”, detalló Brian Goldfain, uno de los investigadores que trabaja en el proyecto.

“Estamos experimentando con sensores lidar, pero ha resultado difícil protegerlos de los frecuentes volcamientos, considerando que deben estar montados en lo más alto del vehículo para tener una visión del entorno sin obstáculos”, añadió.

Los algoritmos de percepción desarrollados por el equipo utilizan solo los registros en video, dado que las cámaras son más baratas, robustas y pueden “proporcionar información mucho más rica” que los sensores lidar, radares y ultrasónicos que se encuentran en los autos.

La conducción basada puramente en imágenes de la cámara es mucho más difícil de procesar para un sistema de conducción autónomo, particularmente porque todo sucede a velocidades peligrosamente altas.

En los esfuerzos por obtener tiempos de vueltas cada vez más rápidas, los vehículos incluso realizan derrapes en las curvas, lo que no sería aceptable en muchos entornos de conducción urbana. Por eso es bueno que el AutoRally se lleve a cabo en una pista de tierra especialmente construida para tales efectos.

En última instancia, a pesar de la conducción imprudente de los autos de carrera, el equipo espera que su trabajo pueda aportar a la seguridad de los futuros vehículos autónomos. “El objetivo del proyecto AutoRally es habilitar la próxima generación de algoritmos”, dijo Goldfain.

Recomendaciones del editor