¿Mar o montaña? Elige y el eléctrico Chevrolet Bolt EV te lleva

Chevrolet quiere demostrar que tener un auto eléctrico no es impedimento para escapar de la rutina de la ciudad y aventurarse a la montaña o la playa. A los mandos del Bolt EV, comprobamos que las intenciones del fabricante estadounidense tienen total asidero.

Planear una buena salida de fin de semana sin preocuparse del costo de la gasolina es el primer aporte a la paz mental que nos ofrece este compacto, que en Estados Unidos se comercializa desde $36,620 dólares.

En su edición de 2020, ofrece 10 por ciento más de autonomía que su predecesor, gracias a lo cual alcanza un rango de 259 millas (417 kilómetros). Gracias a esta nueva característica, según el uso que le des, bien puedes pasar un par de días sin cargarlo.

El carro presenta un motor capaz de entregar 200 hp de potencia y un par máximo de 266 lb-ft (360 Nm), atributos que le permiten pasar de cero a 60 mph (97 km/h) en 6.5 segundos.

El diseño aerodinámico y deportivo de la carrocería se complementa con un interior coronado por asientos espaciosos y una capacidad de carga de 56.6 pies cúbicos (1,603 litros) al tumbar los asientos traseros. En el techo, puedes poner una tabla para surfear en el mar o bien los esquís para la nieve.

El eléctrico Chevrolet Bolt EV 2020 cuenta además con el sistema de calefacción de asientos y volante, que es de lo más confortable, especialmente después de haber estado por algunas horas en la nieve o el agua fría.

Viajar a la playa y la montaña en este auto es de los más divertido. A diferencia de un vehículo con motor de combustión interna, es bastante silencioso, lo cual ayuda a la desconexión del ajetreo citadino.

Otro punto alto es su sistema de detección de colisión frontal. Si el conductor no ha pisado el freno, la asistencia puede ayudar a reducir el impacto de una posible colisión.

También nos gustó su pantalla táctil, que nos informa el nivel de la batería y el rango estimado, además de la configuración de la carga, la música y los mapas, entre otras cosas.

Recomendaciones del editor