Dell hace historia tras comprar EMC por 60,000 millones de dólares

¿Qué harías con 60,000 millones de dólares? En el caso de Dell, la compañía ha decido con ese montante comprar EMC Corporation. Así, se convierte en la tecnológica privada más grande del mundo. No está mal, ¿verdad?

En concreto, esta operación se anunció a principios de octubre del año pasado y ha tardado casi un año en cerrarse por completo dada su complejidad.

Relacionado: Dell adquiere EMC en una de las mayores compras tecnológicas de la historia

La nueva compañía, fruto de esta adquisición, se llamará Dell Technologies y no sólo empleará a más de 100,000 personas en todo el mundo, sino que está previsto que ingrese unos 74,000 millones de dólares, según publica The Wall Street Journal.

La importancia de esta acuerdo radica en que la nueva Dell Technologies pasará a dar soporte técnico a un 98% de las compañías que se encuentran en la lista Fortune 500. Según publica El Boletín, su cartera incluirá más de 20,000 patentes y solicitudes de registro.

Las áreas de mayor interés para Dell son el Internet de las Cosas, el almacenamiento y computación en la nube, la ciberseguridad y la analítica de datos, entre otras.“Dell Technologies, el nombre de la nueva compañía combinada, comenzará a operar inmediatamente después del cierre de la transacción”, explicaba la propia compañía el pasado 30 de agosto en un comunicado.

Por su parte, el presidente y CEO de Dell, Michael Dell, subrayaba en ese mismo comunicado lo que realmente supone esta fusión. “Es un momento histórico tanto para Dell como EMC. Estaremos excepcionalmente bien posicionados para el crecimiento en las zonas más estratégicas de la próxima generación de la Tecnología de la Informació (IT), incluyendo la transformación digital, centro de datos, infraestructura convergente, nube híbrida, móvil y seguridad. Nuestras inversiones en I + D, junto con nuestros 140,000 trabajadores en todo el mundo, nos darán fuerza y flexibilidad para poder profundizar nuestras relaciones con los clientes”.

Mientras, el presidente y CEO de EMC, Joe Tucci, remarca que “la combinación de Dell y EMC crea una nueva potencia en la industria que proporciona la tecnología esencial para la siguiente etapa de la Tecnología de la Información”.

La mega-operación establece el pago en efectivo por parte de Dell de 24,05 dólares por cada acción de EMC, así como una nueva emisión de acciones de seguimiento vinculado a una parte de los intereses económicos de EMC en el negocio de VMware.