CEO de Twitter se disculpa por anuncio neonazi

El CEO de Twitter, Jack Dorsey, se ha disculpado públicamente por un anuncio neonazi aparecido en la plataforma a principios de esta semana.

El anuncio fue descubierto por primera vez por la usuaria de Twitter Ariana Lenarsky, quien compartió una captura de pantalla del mismo a través de un tweet (advertencia: NSFW). El anuncio promocionaba artículos y noticias de una organización neonazi conocida como New Order. Twitter ya ha eliminado tanto el anuncio como la cuenta que lo creó.

Relacionado: ¿Cuál fue el papel de Facebook en la victoria de Trump?

El jueves, Dorsey twitteó una disculpa, aclarando de paso el cómo fue posible que un anuncio así llegara a la plataforma: “Cometimos aquí un error y nos disculpamos”, dijo Dorsey en su tweet. “Nuestro sistema automatizado permitió la publicación de un anuncio que promovía el odio. [Esto va] Contra nuestra política. Fuimos atrás y lo arreglamos!”.

La política relativa a las conductas de incitación al odio de Twitter, a la que Dorsey se refirió en su tweet, afirma lo siguiente: “No se permite fomentar la violencia contra otras personas ni atacarlas o amenazarlas directamente por motivo de su raza, origen étnico, nacionalidad, orientación sexual, género, identidad de género, afiliación religiosa, edad, discapacidad o enfermedad. Tampoco permitimos la existencia de cuentas cuyo objetivo principal sea incitar la violencia contra otras personas en función de las categorías antes mencionadas.”.

El hecho de que el anuncio se “colara” a través de la red de seguridad de Twitter es todavía más sorprendente, teniendo en cuenta el clima que actualmente existe en la red social a propósito del acoso. La compañía se ha propuesto luchar contra éste, después de años de críticas. Sólo esta semana, introdujo nuevas herramientas para ayudar a sus usuarios a bloquear palabras ofensivas en los tweets, y prohibió una serie de prominentes cuentas de la influyente y ultra-derechista Alt-Right (derecha alternativa), consternando incluso a los defensores del libre discurso.

twitter-app-5-1200x0

Lo paradójico es que, pesar de sus rápidas disculpas, su respuesta en principio pareció culpar a la propia Lenarsky. En efecto, Twitter dijo al sitio web Motherboard que la captura de pantalla hecha por Lenarsky parecía “photoshopeada”.

Lenarsky reaccionó con una serie de tweets criticando a la compañía, resaltando su inoperancia al momento de detectar el anuncio neonazi. “Tengo el corazón destrozado porque mi sitio favorito es cobarde y ama a los nazis, y piensa que soy una mentirosa y una photoshopeadora”, escribió en uno de sus posts. Después de las disculpas dadas por Dorsey, ella subió un tweet en el que manifestaba su aprecio por el reconocimiento hecho por Twitter.