Olvídate de los juegos, el futuro de la realidad virtual podría estar en las empresas

Con todo el tiempo que le hemos dedicado a juegos como el Tilt Brush y el Fantastic Contraption, mientras esperábamos poder tener unas gafas como las de Vive y Rift, nos podrían perdonar por ilusionarnos con el futuro de la realidad virtual (VR) en el ámbito del juego.

Sin embargo, puede que no sea el juego el sector que realmente consolide esta tecnología en un futuro, como solíamos creer.

Relacionado: vTime es la red social en realidad virtual

Y, ¿por qué? Pues porque las empresas podrían convertirse en el verdadero campo de pruebas de la realidad virtual. Se trataría de industrias, como la automovilística, o de sectores, como el diseño de interiores. Porque en estos casos, los costes asociados, el espacio y algunas de las limitaciones de la actual tecnología de realidad virtual son problemas menores.

La realidad virtual podría transformar algunas industrias, de la misma forma que está revolucionando el mundo de los juegos.

Por ejemplo, en un futuro, no muy lejano, alguien interesado en comprarse un coche podría ver el interior del mismo sin necesidad de desplazarse a ningún concesionario. O, ¿qué te parecería elegir una habitación de hotel en base a un diseño virtual que podrías ver con anterioridad? Éstas son tan sólo un par de las ideas que CityAM está promocionando.

De hecho, algunas empresas ya han dado un salto en este sentido, como una compañía en Irlanda que ofrece visitas virtuales de casas todavía en construcción, y pensar así en algunas ideas para decorar este hogar. Aunque son pequeñas incursiones, muy preliminares todavía, podría ser un primer paso en el aprovechamiento de esta tecnología.

Los clientes que pueden disfrutar de los beneficios reales y tangibles de la realidad virtual en una empresa seguro que aplaudirán la idea. De manera que la realidad virtual podría tratarse de una valla que habría que saltar para que un negocio no sufra.

Porque más allá de servicio al cliente, la seguridad del empleado también podría mejorar a través de ciertas simulaciones. Además, algunos desplazamientos podrían evitarse con la implementación de oficinas virtuales y los ejecutivos podrían evitar el transporte aéreo, con reuniones virtuales en su lugar.

¿Qué te parecen algunas de las posibilidades que la realidad virtual puede ofrecer fuera de la industria del juego? Interesantes, ¿verdad?