Space X pospone para esta noche el lanzamiento de su nuevo satélite y lo podremos ver en vivo

SpaceX, la empresa de Elon Musk anunció que esta noche, a las 8:33 pm hora del Este de los Estados Unidos, intentará realizar el lanzamiento de su cohete Falcon 9 desde Cabo Cañaveral en la Florida.

El lanzamiento que estaba previsto para ayer, fue pospuesto para incrementar en un 10% las probabilidades de un buen aterrizaje, dijo Musk en su cuenta de Twitter. La misión busca llevar a una órbita baja de la tierra 11 satélites de comunicaciones de la compañía ORBCOMM.

Relacionado: Jeff Bezos celebra aterrizaje de su cohete Blue Origin

El evento será transmitido en vivo y se podrá observar desde aquí.

sate

Luego del lanzamiento, los ingenieros de SpaceX intentarán recuperar el cohete aterrizando el propulsor del Falcon 9 en una posición vertical, un hecho clave para hacer que los cohetes se puedan volver a utilizar y en consecuencia reducir los enormes costo de futuras misiones espaciales.

“Sería la primera vez que un cohete orbital alcance un aterrizaje exitoso en tierra”, dijo SpaceX en un comunicado. El lanzamiento, también marcará el cuarto intento de SpaceX para aterrizar con seguridad el cohete, que se separa de la nave espacial después del despegue.

El comunicado asegura que cada intento “nos ha enseñado más cerca de como tener éxito en el futuro”.

Relacionado: El Congreso de Estados Unidos premia los logros de la NASA con fondos adicionales para el 2016

El 24 de noviembre pasado, Jeff Bezos,el fundador de Amazon y dueño de la empresa de cohetes Blue Origin, anunció que logró aterrizar con éxito su cohete New Shepard después de un vuelo suborbital.

New Shepard voló a una altitud menor que la planeada para el Falcon 9, lo cual hizo más fácil su aterrizaje, sostuvieron los  expertos.

Ambas empresas buscan ahorrar y lograr la eficiencia en la industria moderna de los cohetes al crear una nueva generación de cohetes propulsores que sean reutilizables. Actualmente los componentes de los cohetes cuestan millones de dólares que terminan como desechos después de cada lanzamiento.

El cohete que se intenta poner en órbita, es una versión mejorada del Falcon 9 que explotó el pasado 28 de junio sólo dos minutos después de su lanzamiento, destruyendo dos toneladas de carga pertenecientes a la NASA con provisiones para los astronautas que viven en la Estación Espacial Internacional (ISS).