Volkswagen Golf se hace un pequeño “lifting”

Mientras continúa trabajando duro para quitarse de una vez de encima el escándalo del Dieselgate, Volkswagen ha presentado una versión actualizada de su mejor “joyita” mundial: el Golf hatchback.

Un Golf reelaborado debutará en Europa como modelo 2017 con un estilo revisado, algunos cambios mecánicos y tecnología actualizada. Las especificaciones estadounidenses aún no se han confirmado, pero es probable que este Golf renovado no llegue hasta el 2018. Los cambios se aplican al Golf estándar, así como a los modelos de rendimiento GTI y Golf R, al híbrido GTE plug-in del mercado europeo, y al Golf SportWagen, con otras variantes que probablemente le seguirán.

Relacionado: VW Golf GTI cumple 40 años y lo festeja con una edición especial

Estos sutiles cambios de estilo incluyen algunos ajustes en la parrilla, unos nuevos guardabarros delanteros, y la ocultación del sensor de radar en los modelos equipados con control de crucero adaptativo. Los faros LED ya están disponibles, y todos los modelos tienen ya luces traseras LED como equipamiento estándar.

Los cambios mecánicos son más significativos. En Europa, al menos, el Golf recibirá un nuevo motor de cuatro cilindros de 1.5 litros y transmisión de doble embrague de siete velocidades. Este motor generará 148 caballos de fuerza y 184 libras-pie de torque. El GTI cuatro cilindros de 2.0 litros turbo generará una potencia de 227 caballos, o incluso de 242 HP, con el paquete de rendimiento opcional. En los Estados Unidos, el GTI genera 210 caballos de fuerza, o 220 con el paquete de rendimiento.

El Golf también obtiene una actualización tecnológica importante, incluyendo una pantalla de información activa que reemplaza el grupo de indicadores analógicos. Volkswagen también está lanzando una nueva versión de su sistema de información y entretenimiento MIB, con una pantalla de 6.5 pulgadas y otras de 8.0 pulgadas y 9.2 pulgadas opcionales. Las versiones de gama alta del sistema tendrán un control mediante gestos, siendo probablemente los primeros en disponerlo en un modelo convencional.

Más tecnología vendrá en lo referente a las ayudas electrónicas al conductor. Volkswagen ofrecerá control de crucero adaptativo, frenado de emergencia autónomo, un Traffic Jam Assist, el cual esencialmente permite al Golf conducirse en el tráfico de stop-and-go. Vendrá incluso con un asistente de remolque.

No está claro si todas estas características estarán disponibles en los Estados Unidos, pero lo averiguaremos el próximo año, cuando el Golf actualizado llegue a nuestras costas.